Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Telemedicina para mejorar la gestión de enfermedades

El proyecto CHROMED ha investigado distintos modelos de atención médica a distancia para enfermos crónicos y ha destacado sus ventajas, a saber, un diagnóstico y tratamiento precoces y una reducción de la carga socioeconómica.
Telemedicina para mejorar la gestión de enfermedades
Las enfermedades pulmonares, como la bronquitis crónica y el enfisema (denominadas conjuntamente enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC), afectan a aproximadamente el 5 % de la población mundial. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la EPOC es la tercera causa más importante de defunción en el mundo, pues en 2012 se cobró más de tres millones de muertes (el 6 % del total). Se calcula además que esta afección comporta un coste económico para la sanidad de 2 100 billones de dólares estadunidenses. A la vista del envejecimiento de la población de los países desarrollados, todas estas cifras no harán sino aumentar.

El proyecto CHROMED se puso en marcha para evaluar las ventajas que tendría para los pacientes en edad avanzada el hecho de instalar en casa un sistema de autoseguimiento de la salud y el estilo de vida. Los pacientes participantes sufrían EPOC y otras afecciones concomitantes, como insuficiencia cardíaca crónica y trastornos de la respiración asociados al sueño, que eran muy perjudiciales para su calidad de vida. CHROMED tomó el relevo de un proyecto anterior de éxito que también trató sobre la vigilancia doméstica de pacientes y que se llamó CHRONIOUS.

La puesta en práctica del sistema

CHROMED se llevó a cabo como ensayo de control aleatorizado, multicéntrico e internacional durante un periodo de nueve meses. En él participaron 312 pacientes de 5 países europeos: Reino Unido, Suecia, Estonia, España y Eslovenia. Las organizaciones sanitarias participantes de estos países ya contaban con sistemas de atención a pacientes en edad avanzada.

En atención al carácter polifacético de las afecciones estudiadas, la estructura tecnológica del sistema de CHROMED se hizo modular y compatible con múltiples dispositivos. Sus elementos fundamentales fueron tres. En primer lugar, el Home Patient Monitor (HPM), un dispositivo con pantalla táctil para la recogida de datos. Se podía conectar por 3G con otros dispositivos y, a través de ellos, el paciente recibía recordatorios relativos a actividades de seguimiento y también apoyo a distancia por parte de personal sanitario. Al final de cada jornada, los datos registrados se enviaban a un servidor central y se analizaban automáticamente teniendo como referencia unos algoritmos clínicos para determinar el modo de proceder más conveniente. La plataforma virtual de CHROMED, a la que accedía asiduamente el personal clínico, destacaba situaciones potencialmente preocupantes en relación con cada paciente de forma individual. En función de estas alertas, el personal sanitario podía indagar en la situación telefoneando al paciente para determinar la medida terapéutica más adecuada.

La investigación se dividió en dos etapas. La fase A (entre mayo y julio de 2013) consistió en un estudio de viabilidad en tres centros piloto (Uppsala, Lincoln y Barcelona) con el fin de comprobar la calidad de los datos y determinar posibles carencias que abordar desde los puntos de vista técnico o de formación. La fase B (entre octubre de 2013 y marzo de 2016) consistió en el ensayo mencionado. Los 312 pacientes se dividieron en dos grupos: 154 en el grupo sometido a seguimiento y 158 en el grupo de control. El propio ensayo se dividió en dos fases de seguimiento (RUN 1 y RUN 2) de nueve meses cada una.

Se pidió al grupo de control que cumplimentase un cuestionario en papel, a entregar al término del estudio, mientras que el grupo objeto de seguimiento informaba a diario de distintos valores fisiológicos, incluyendo índices respiratorios conforme a RESMON PRO FULL, además de, en el caso de los pacientes cardiacos, mediciones realizadas con el dispositivo Medic4all.

Mayor calidad de vida para los pacientes y menos costes para la sanidad

Pese a la magnitud y la complejidad del estudio, CHROMED consiguió registrar datos fiables en el 90 % de los días que duró el seguimiento. La aceptación de la tecnología por parte de los pacientes fue elevada, mientras que las tasas de abandono del estudio fueron bajas. En conjunto, CHROMED sirvió como prueba del concepto consistente en la obtención sin supervisión de mediciones de la función pulmonar fuera de laboratorio, de manera que ofrece la posibilidad de gestionar mejor las enfermedades pulmonares.

Basándose en el análisis de los datos del estudio, que incluyeron las tasas de ingresos hospitalarios y la duración de las estancias, los autores del estudio concluyen que la aplicación generalizada del sistema de CHROMED en la sanidad de la Unión Europea depararía un ahorro de costes significativo, una optimización del uso de los recursos y una mejora de la calidad de vida de los pacientes. En sus conclusiones, el estudio recomienda una serie de prácticas clínicas con la vista puesta en implantar el sistema en pacientes de riesgo elevado con antecedentes de ingresos hospitalarios.

Para más información, consulte:
Página web del proyecto

Fuente: Basado en información del proyecto

Información relacionada

Número de registro: 125559 / Última actualización el: 2016-06-22
Categoría: Nuevos productos y tecnologías
Proveedor: ec