Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Nuevas tecnologías para una informática paralela mejorada

El proyecto REPARA ha desarrollado y registrado nuevas tecnologías con las que se espera conseguir que las aplicaciones de informática paralela consuman menos energía, sean más económicas y fáciles de desarrollar y de mantener.
Nuevas tecnologías para una informática paralela mejorada
La búsqueda incesante de más potencia ha hecho evolucionar nuestros ordenadores, que han pasado de ser máquinas con un único componente de procesamiento a arquitecturas complejas que combinan CPU con varios núcleos, GPU y DSP. Sin embargo, es bien sabido que estas tecnologías presentan mucho margen de mejora en lo que respecta al rendimiento y al consumo de energía.

El proyecto REPARA, que concluye este mes, lleva centrado en este objetivo desde 2013. Su equipo reunió a expertos en ingeniería de software, herramientas de desarrollo y hardware informático, y su objetivo original era conseguir un modelo de programación unificado para ordenadores heterogéneos. Dicho de otro modo, transformar el código fuente existente para que se pueda ejecutar en diversas tarjetas gráficas y equipos de hardware reconfigurables. Recientemente han publicado algunos de sus avances en «International Journal of Parallel Programming».

«Hemos realizado mejoras significativas tanto en el ámbito del rendimiento como en el de la eficiencia energética, comparables a las que se pueden conseguir con un proceso de desarrollo manual», afirmó el coordinador del proyecto, José Daniel García, profesor adjunto del departamento de informática de la Universidad Carlos III de Madrid. «La diferencia es que con un proceso de desarrollo manual, se necesitan meses de una labor de ingeniería, mientras que con nuestro proceso semiautormático, podemos realizar las mismas tareas en pocos días».

Gracias a los fondos aportados por la Unión Europea, que ascendieron a 2,6 millones de euros, el equipo ha desarrollado y registrado diversos productos tecnológicos que podrían comercializar de la mano de alguna empresa europea interesada.

Su trabajo consistió, entre otras cosas, en «refactorizar» el código fuente, una técnica que se emplea en ingeniería de software para mejorar la estructura interna de un programa sin alterar su comportamiento observable. Se mejoraron tres propiedades fundamentales del código fuente original: el rendimiento (se ayudó a aumentar la velocidad de ejecución), la eficiencia energética (se redujo el consumo de energía) y la mantenibilidad.

«Estos productos de software pueden ayudar a los desarrolladores a ofrecer servicios de ingeniería a terceros mediante la simplificación del proceso de desarrollo». También es posible reducir el tiempo que precisan los ingenieros para perfeccionar un producto de software en un entorno heterogéneo paralelo, lo que reducirá considerablemente los costes de desarrollo y aumentará la competitividad del sector del desarrollo de software», afirmó el profesor García. Son muchos los mercados, incluidos los sectores de la salud, el transporte, la robótica y la industria (en este último caso, para el análisis de defectos en piezas fabricadas) los que se beneficiarán de esta innovación, y ya se han encontrado aplicaciones en cada uno de estos sectores.

Cevelop, un entorno de desarrollo integrado para desarrolladores en C/C++, y Fastflow, un marco de programación paralela en C++ que promueve una programación paralela de alto nivel basada en patrones, son dos herramientas de desarrollo destacadas creadas por el consorcio formado por siete miembros. Estas herramientas se pueden descargar desde sus respectivos sitios web.

Para más información, consulte:
sitio web del proyecto

Fuente: Basado en información del proyecto

Información relacionada

Número de registro: 126001 / Última actualización el: 2016-08-12
Categoría: Nuevos productos y tecnologías
Proveedor: ec