Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Tecnologías avanzadas y soluciones novedosas para un sector europeo del biogás competitivo y sostenible

El proyecto ATBEST, financiado con fondos europeos, celebró su congreso internacional de clausura los días 7 y 8 de septiembre de 2016 en Linköping, Suecia, donde presentó toda su gama de herramientas y soluciones innovadoras para respaldar y promover el crecimiento y la sostenibilidad del sector europeo del biogás.
Tecnologías avanzadas y soluciones novedosas para un sector europeo del biogás competitivo y sostenible
El biogás es una mezcla de metano y dióxido de carbono y constituye una fuente de energía con balance neutro de carbono que es aplicable en los sectores de la generación de electricidad, la calefacción y el transporte. De este modo, podría realizar una contribución muy notable de cara a cumplir los amplios y ambiciosos compromisos en materia de cambio climático adquiridos por Europa. Pero la situación en cuanto a la producción y el aprovechamiento del biogás no es homogénea a nivel europeo; actualmente se depende de los subsidios gubernamentales para lograr el desarrollo de una infraestructura de biogás que sea sostenible desde el punto de vista medioambiental y, además, suponga una inversión viable económicamente.

El proyecto ATBEST (Advanced Technologies for Biogas Efficiency Sustainability and Transport) abordó los correspondientes retos estructurales y financieros y tenía el cometido de ofrecer mejoras en cuanto a la efectividad y la eficiencia de cada tramo de la cadena de suministro de biogás. Concretamente, se han investigado materias primas alternativas y mejores configuraciones de los digestores; nuevas técnicas de seguimiento; nuevas opciones de revalorización del biogás; y técnicas superiores para el uso del biogás.

«Los investigadores de ATBEST han realizado una labor excelente que tendrá repercusión en la industria del biogás en toda Europa de cara a sortear los escollos que suponen la reducción de los subsidios gubernamentales y la competencia planteada por las otras tecnologías de aprovechamiento de energías renovables», informó el director del proyecto, el Dr. Simon Murray, de la Universidad Queen’s de Belfast, Reino Unido. «Por ejemplo, hemos acumulado conocimientos nuevos relativos al control de la viscosidad en los digestores que permitirán reducir los requisitos en cuanto a potencia de mezclado; absorbentes novedosos que reducirán el tamaño del equipo empleado (y su consumo de energía) para convertir el biogás en biometano, un producto de mayor valor; y hemos examinado tecnologías alternativas de aprovechamiento del biogás que sean capaces de captar la energía que en la actualidad se pierde cuando el biogás se utiliza en un motor de generación termoeléctrica». Después explicó que toda esta labor se ha apoyado en un análisis del ciclo de vida y en una modelización económica que permitirá tomar decisiones correctas que garanticen una mayor sostenibilidad económica y ambiental de la industria del biogás.

Principales resultados del congreso

El proyecto celebró su congreso internacional de clausura, al que acudieron más de noventa participantes de Europa, Brasil y Sudáfrica, con el fin de presentar aquellos frutos del proyecto que suponen aportaciones novedosas a la ciencia y también para promover una comunicación directa con una serie de partes interesadas del sector del biogás y, así, fomentar un debate activo sobre el futuro de este sector. El congreso fue fruto de la cooperación entre la Universidad de Linköping, Scandinavian Biogas Fuels AB y el Biogas Research Centre (BRC) —todos de Suecia— y el Centro QUESTOR de la Universidad Queen's de Belfast y contó con sesiones dedicadas al potencial de las tecnologías de digestión anaeróbica (DA) y sus aplicaciones, la importancia de las nuevas materias primas, condiciones de digestión innovadoras, el seguimiento de los procesos y la sostenibilidad de las inversiones.

En su primera jornada, el congreso se centró en técnicas para la optimización del biogás. Hubo charlas dedicadas a técnicas novedosas para la conversión del biogás en productos superiores, las posibilidades de sinergias para la recuperación de CO2 y su transformación en productos intermedios comerciales y valiosos, y las dificultades técnicas para el establecimiento de instalaciones a gran escala. La importancia de la DA como motor de progreso social en tiempos de cambio fue subrayada por el profesor Willy Verstraete (Universidad de Gante, Bélgica). También se abordaron muchos otros temas, por ejemplo el desarrollo de macroalgas como sustrato para la producción de biogás, la estructura de las comunidades microbianas y sus relaciones con la gestión de los procesos y su productividad, la sostenibilidad y las evaluaciones del ciclo vital de los sistemas de digestión de las materias primas, y los terrenos de cultivo como sumideros de carbono, incluyendo la retención de carbono en sistemas de biogás.

«El del biogás es un sector en expansión que aún no se ha aprovechado por completo», aseguró el Dr. Francesco Ometto, investigador de ATBEST. «Se dispone de la tecnología y los conocimientos necesarios pero, en comparación con otros sectores dedicados a las energías renovables, el del biogás aún es demasiado pequeño como para marcar diferencias. Ya está anticuado el concepto convencional de sistema de DA en el que se transforman materiales de desecho en metano y fertilizante». Seguidamente destacó la opinión de todo el equipo participante en ATBEST de que en el futuro la producción de biogás estará integrada en otros sectores que suministran los sustratos (por ejemplo, los de la acuicultura y la pasta papelera) y que será posible desarrollar productos valiosos a partir del material remanente de la digestión, por ejemplo proteínas puras a partir de nitrógeno, como señaló el profesor Verstraete.

El capítulo de la educación y la formación

El proyecto también dedicó un apartado a la educación, siendo su principal propósito la prestación de formación de relevancia industrial a catorce investigadores especializados en el sector del biogás. Ello incluyó cesiones de personal y la asistencia a tres escuelas de verano temáticas. ATBEST también fomentó colaboraciones entre ocho organizaciones de cuatro Estados miembros (Alemania, Irlanda, Suecia y Reino Unido). Cada colaborador aportó al proyecto conocimientos técnicos complementarios en una amplia gama de tecnologías ambientales, todo lo cual supondrá una aportación valiosísima de cara a dotar al sector europeo del biogás de prosperidad, competitividad y sostenibilidad.

Para más información, consulte:
Sitio web del proyecto

Fuente: Basado en la colaboración con los investigadores del proyecto ATBEST

Información relacionada

Número de registro: 126327 / Última actualización el: 2016-09-26
Categoría: Nuevos productos y tecnologías
Proveedor: ec