Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Recomendaciones para asegurar los paisajes culturales de Europa y lograr su sostenibilidad

El 4 de octubre de 2016, el consorcio del proyecto HERCULES, financiado con fondos europeos, celebró en Bruselas su congreso de clausura, donde facilitó a los colectivos interesados una completa relación de recomendaciones políticas para conservar el rico patrimonio de Europa en cuanto a paisajes culturales.
Recomendaciones para asegurar los paisajes culturales de Europa y lograr su sostenibilidad
Durante milenios, hemos creado y mantenido una gran variedad de paisajes de índole cultural, paisajes que nos aportan una gran diversidad de valores y servicios que resultan esenciales para el funcionamiento y el desarrollo de las sociedades, como puedan ser lugares con valor cultural y recreativo, oportunidades para el turismo, conocimientos de ecología y medio ambiente y la capacidad de cultivar alimentos, aprovechar recursos medicinales y extraer materias primas. Los paisajes culturales se adaptan con el paso del tiempo, si bien con la llegada de la era moderna muchos de ellos han cambiado con gran rapidez a causa de factores como la deforestación y el desarrollo urbanístico. Este hecho ha influido en su sostenibilidad y generado inquietud por la necesidad de conservar el patrimonio cultural de un modo eficaz.

El proyecto HERCULES, de tres años de duración, se formó con la finalidad de capacitar a entidades públicas y privadas para proteger, gestionar y planificar paisajes sostenibles con un valor significativo de tipo cultural, histórico y arqueológico a escala local, nacional y paneuropea. ¿Y qué se entiende exactamente por paisaje cultural? Los artífices de HERCULES se guiaron por la definición de paisaje recogida en el Convenio Europeo del Paisaje (CEP) del Consejo de Europa: «Por "paisaje" se entenderá cualquier parte del territorio tal como la percibe la población, cuyo carácter sea el resultado de la acción y la interacción de factores naturales y/o humanos». Por tanto, una premisa esencial del CEP es que todos los lugares, sean naturales, rurales, urbanos o marinos, constituyen «paisajes culturales» y son dinámicos por definición.

La gobernanza desde una «perspectiva paisajista»

A través de su labor investigadora, el equipo del proyecto HERCULES constató que los europeos, en general, opinan que sus paisajes se encuentran en peligro en los planos cultural, económico y medioambiental. En Europa suele haber un cierto conservadurismo en lo que respecta al paisaje y su evolución. Los investigadores observaron que la gente consideraba que su paisaje corría peligro incluso en casos en los que éste se encontraba o se encuentra en una situación más o menos estable.

Este es uno de los motivos primordiales por los que desde el proyecto se recomienda aplicar una «perspectiva paisajista» en la gobernanza de las cuestiones de medio ambiente, perspectiva caracterizada por ser participativa y transdisciplinar. Se evitan de este modo los escollos que conllevan las perspectivas «monosectoriales» o «unidisciplinares» y se impulsa la participación activa de los ciudadanos del lugar en los empeños por hallar el modo óptimo de proteger y conservar su entorno; además, se favorece su aceptación de cambios positivos en sus respectivos paisajes.

En lo que concierne a las políticas en particular, el equipo del proyecto recomienda armonizar las políticas de la UE en materia de territorios de toda clase (urbanos, rurales y marítimos) para evitar la ineficacia que conlleva el hecho de que las políticas vigentes se circunscriban a sectores concretos del uso del suelo con fines económicos o bien actúen sobre segmentos de la sociedad definidos de un modo excesivamente restrictivo. Asimismo, el equipo de HERCULES sostiene que la perspectiva paisajista se debe tener en cuenta en cada etapa del proceso de elaboración de políticas y toma de decisiones. Ello incluye el desarrollo de áreas políticas y herramientas que posean una influencia directa o indirecta sobre los factores naturales o humanos del paisaje.

El «polo de conocimiento» de HERCULES como guía para la elaboración de políticas

El equipo del proyecto elaboró estas recomendaciones tras haber definido nueve «paisajes de estudio» repartidos por Europa. Se seleccionaron de modo que representasen de forma equilibrada los gradientes ambiental y de uso del suelo dentro de Europa y abarcasen diversos paisajes culturales europeos. Los datos recabados se reunieron en el «polo de conocimiento» (Knowledge Hub) de HERCULES, un sistema virtual de dos componentes con el que el usuario puede consultar, examinar, extrapolar e interactuar con los datos obtenidos en los nueve emplazamientos.

Dicho polo contiene además abundante información adicional que será muy útil para las autoridades políticas y demás partes interesadas, como puedan ser ejemplos de mejores prácticas para la gestión del paisaje cultural, las conclusiones de las «jornadas sobre paisajes culturales» organizadas en cinco de los emplazamientos del estudio y evaluaciones de los posibles peligros para los paisajes culturales a escala europea.

HERCULES, que concluirá en noviembre de 2016, ha cumplido su objetivo de volver a colocar el tema de los paisajes entre las prioridades políticas, habiendo argumentado que la mejor opción para conservar los diversos entornos y el riquísimo patrimonio cultural de Europa pasa por aplicar una perspectiva paisajista incluyente e interdisciplinar.

Es indudable que el proyecto ha abierto nuevas vías a este respecto. Entretanto, a corto plazo se han programado nuevas convocatorias amparadas en Horizonte 2020 y relativas a grandes proyectos de demostración que relacionen la conservación del paisaje y el patrimonio.

Para más información, consulte:
http://www.hercules-landscapes.eu/

Fuente: Basado en la asistencia a un evento y en información del proyecto

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba