Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Crecimiento de tejido óseo nuevo para aumentar la eficacia al reparar lesiones

Unos ensayos clínicos permiten albergar esperanzas sobre un nuevo tratamiento para lesiones óseas complicadas.
Crecimiento de tejido óseo nuevo para aumentar la eficacia al reparar lesiones
Los huesos rotos no se sueldan siempre por completo, sobre todo después de grandes traumatismos como los que se producen en un accidente de coche. Además, pueden surgir complicaciones cuando el hueso se rompe por varios sitios, cuando se reduce el flujo sanguíneo o cuando se produce una infección. A largo plazo, los pacientes pueden verse afectados por una discapacidad y por la consiguiente pérdida de ingresos.

Existe una demanda considerable en torno a la regeneración ósea. Los huesos son el segundo tejido trasplantado con mayor frecuencia en Europa después de la sangre, con cerca de un millón de procedimientos quirúrgicos al año. En la actualidad, se calcula que el mercado mundial de los materiales de reemplazo óseo equivale a 5 000 millones de euros al año, con un crecimiento anual del 10 %.

Producto de investigaciones previas

Con financiación de la Unión Europea, un grupo de investigadores ha diseñado una nueva combinación de células madre y material biológico que consigue que crezca tejido óseo nuevo donde las fracturas no se hayan soldado por completo. Ahora el proyecto ORTHOUNION llevará a cabo ensayos clínicos para probar el tratamiento en pacientes de toda Europa.

Los ensayos clínicos también servirán para poner a prueba el método diseñado por el proyecto de investigación REBORNE, financiado con fondos de la Unión Europea, cuya actividad se desarrolló entre 2010 y 2015. En este proyecto, quedó definida una combinación de células madre y fosfato cálcico bifásico como material biológico de reemplazo óseo. En concreto, se extraen células madre mesenquimales (MSC) de la propia médula ósea del paciente y se multiplican fuera del cuerpo. Estas células de tejido conjuntivo pueden convertirse en distintos tipos de células, incluidas las células óseas. Los resultados de los primeros ensayos fueron muy alentadores.

Los ensayos de ORTHOUNION compararán la eficacia de la combinación definida en el proyecto REBORNE con la de un injerto óseo de la pelvis del paciente para tratar fracturas de huesos largos del brazo o de la pierna. El trasplante de hueso procedente de otras partes del cuerpo del paciente es el tratamiento actual más frecuente, pero la cantidad de tejido es limitada y pueden surgir complicaciones. Los injertos óseos procedentes de un banco de tejidos constituyen una alternativa, pero acarrean el riesgo de infección o de rechazo por parte del sistema inmunitario.

Gracias a ensayos comparativos a gran escala, ORTHOUNION pondrá a prueba la seguridad y la eficacia del nuevo material biológico para tratar lesiones complejas. En el ensayo participarán pacientes de veinte hospitales de Alemania, España, Francia e Italia, con la coordinación de la Universidad Autónoma de Madrid durante cinco años. Los fondos para este proyecto de 6 millones de euros fueron aportados en su totalidad por la Unión Europea.

El proyecto ampliará los conocimientos sobre las células madre y la ingeniería de tejidos para la medicina regenerativa, un campo de innovación médica en crecimiento que ofrece a los pacientes la esperanza de un tratamiento más eficaz.

Para más información, consulte:
Página web del proyecto ORTHOUNION en CORDIS

Fuente: Basado en información del proyecto y en artículos aparecidos en medios de comunicación.

Información relacionada

Número de registro: 127700 / Última actualización el: 2017-03-08
Categoría: Avances científicos
Proveedor: ec