Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Tendencias científicas: La supervivencia de los dinosaurios fue cuestión de minutos

Un equipo internacional de científicos argumenta que si el asteroide que con toda probabilidad provocó la extinción de los dinosaurios no aviares hubiera impactado sobre la Tierra apenas uno o dos minutos antes o después, esta extinción quizás no se hubiera producido; los dinosaurios habrían sobrevivido y los humanos probablemente no hubiesen llegado a existir.
Tendencias científicas: La supervivencia de los dinosaurios fue cuestión de minutos
Esta teoría nueva, respaldada por un equipo internacional de científicos pertenecientes a instituciones como el Imperial College de Londres, la Universidad de Bremen y la Universidad de Texas, echa por tierra la idea convencional de la inevitabilidad del fin de los dinosaurios. El equipo explicó su razonamiento en el documental de la BBC «The Day the Dinosaurs Died», emitido el 15 de mayo en el Reino Unido.

¿Cómo podrían haber sobrevivido los «reptiles terribles»? Si el gigantesco asteroide que impactó en las aguas poco profundas de lo que hoy es el Yucatán en el México moderno hubiera caído en los océanos Atlántico o Pacífico, se habría alejado de una zona mayormente caliza y rica en dióxido de carbono, azufre y yeso mortal. Incluso un minuto o dos de diferencia en el impacto podría haber supuesto una diferencia de vida o muerte para los dinosaurios, gracias a la rotación terrestre.

«Cuando el asteroide impactó con una fuerza similar a 10 000 millones de bombas como la de Hiroshima, todo el material quedó en suspensión en la atmósfera, y podría haber resultado clave en la extinción masiva inmediatamente posterior al tapar la luz del sol», comentó Sean P. Gulick, profesor en la Universidad de Texas especializado en catástrofes del registro geológico. «Unos minutos antes o después y el asteroide hubiera caído sobre los océanos Atlántico o Pacífico y no hubiera golpeado una plataforma grande y volátil que se vaporizó y extendió en todas direcciones».

«Paradójicamente, no fue el tamaño del asteroide ni de la explosión, ni su alcance mundial lo que extinguió a los dinosaurios, sino el lugar del impacto», afirmó Ben Garrod, uno de los presentadores del documental de la BBC.

¿Qué hubiera pasado si el asteroide mortal hubiera impactado sobre el océano en lugar de en las aguas someras de la península del Yucatán? Un impacto oceánico hubiera causado una nube mucho menos densa y la luz del Sol podría haber seguido llegando a la superficie del planeta, evitando así la extinción masiva del Cretácico Superior, en la que desapareció el 75 % de las especies que había en el mundo.

Al chocar contra el Yucatán, según indicó el equipo en el documental, el asteroide habría liberado una bola de fuego radioactiva de 18 000 grados de temperatura que habría calcinado la Tierra en un radio de mil kilómetros y provocado el mayor maremoto jamás ocurrido en el planeta. Un vapor mortal compuesto por miles de millones de toneladas de sulfatos se habría extendido por el planeta y sumido a la Tierra en la sombra, obstruyendo por completo la luz del Sol y reduciendo las temperaturas. El material fundido del cráter habría llovido a miles de kilómetros en todas direcciones, provocando incendios y convirtiendo la atmósfera en un horno. Con la muerte de la flora en cuestión de días, la posibilidad de supervivencia de los dinosaurios era nula.

Antes de llegar a la conclusión de que un impacto oceánico habría supuesto la supervivencia de los dinosaurios, el equipo de investigación pasó ocho semanas en el Yucatán realizando un intenso trabajo de prospección en el cráter de impacto, de donde obtuvo muestras que se analizaron en la Universidad de Bremen (Alemania). El análisis de los ochocientos metros cúbicos de roca extraídos permitió al equipo demostrar que el asteroide viajaba a 65 000 kilómetros por hora cuando golpeó y liberó toda su energía en la Tierra.

No obstante, este fin catastrófico de los dinosaurios fue positivo para los mamíferos, que se habían desarrollado a la sombra de los primeros durante el Cretácico Superior. Tan solo medio millón de años después de la gran extinción cretácica, el mundo estaba dominado por todo tipo de mamíferos, circunstancia que condujo a posteriori a la evolución de los humanos.

Así pues, si bien tendría cierto interés contar con menos gallinas a cambio de contemplar unos pocos velocirraptores correteando por el campo (animales estos mucho más pequeños de como se retratan en las películas y por tanto mucho menos temibles en caso de colarse por una puerta), desde un punto de vista antropocéntrico resultó positivo que el asteroide impactase exactamente en donde lo hizo y en ese preciso instante hace ahora sesenta y cinco millones de años, pues de otro modo puede que ni siquiera existiésemos.

Fuente: Basado en noticias aparecidas en medios

Información relacionada

Países (4)

  • Alemania, México, Reino Unido, Estados Unidos
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba