Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Esculturas sónicas mediante herramientas nuevas de audio 3D

El proyecto financiado con fondos de la Unión Europea BINCI está probando herramientas de audio 3D que darán paso a una nueva era para las industrias creativas y los consumidores.
Esculturas sónicas mediante herramientas nuevas de audio 3D
El proyecto financiado con fondos de la Unión Europea BINCI anunció que sus socios probarán por vez primera una tecnología experimental (denominada Sfëar) con usuarios profesionales en los estudios MainBerlin de la capital de Alemania. El proyecto se propone también recabar información de los creadores de contenidos durante todas las fases de desarrollo destinadas a ensayos y recopilación de requisitos. Para acelerar el desarrollo, la iniciativa VERTIGO de la UE destacó a BINCI como un proyecto de I+D que debe apoyarse para que ofrezca residencias artísticas con las que fomentar la polinización cruzada de innovaciones entre expertos en tecnología y creativos.

BINCI se creó para generar herramientas de audio 3D que permitan a las industrias creativas mejorar la experiencia del usuario a través de la creación de contenidos audiovisuales de nueva generación para plataformas como videojuegos o la realidad virtual. El proyecto ofrece un sistema integrado de software y hardware con el que mejora la producción, la postproducción y la distribución de contenido sonoro que mediante el audio 3D ofrezca nuevos grados de libertad para generar experiencias inmersivas y fidedignas.

Pioneros de un código artístico nuevo

La percepción del sonido se asemeja a un flujo espaciotemporal tridimensional alrededor del oyente. Esto se logra teniendo en cuenta varios estímulos biaurales. Podemos detectar la cantidad, la dirección y la distancia de los sonidos así como el tipo de ubicación donde se producen (interiores o exteriores), y distinguir entre fuentes filtrando unas para dar prioridad a otras.

El mayor control ofrecido por la ingeniería de audio 3D sobre el movimiento y la posición de los sonidos, las melodías y los ritmos, ofrece nuevas posibilidades creativas que amplían también la experiencia musical del oyente. Tomando como ejemplo las representaciones de orquestas, las herramientas de audio 3D permiten a los artistas alterar la posición relativa de los instrumentos y ofrecer a los usuarios distintos efectos acústicos. Esto puede servir, por ejemplo, para destacar instrumentos concretos.

El proceso de audio 3D se compara con el desarrollo de un nuevo lenguaje de programación, razón por la que el proyecto se propuso diseñar una aplicación intuitiva para los productores menos atraídos por la parte técnica del proyecto y con mayores inclinaciones creativas. El equipo logró dar un paso inicial en este sentido creando una herramienta de enorme calidad técnica, capaz de mejorar los flujos de trabajo, intuitiva y sin que pierda un ápice de su rentabilidad. Dada la naturaleza revolucionaria de esta tecnología, no existe un gran corpus de documentación que sirva de guía.

El equipo del proyecto BINCI (Binaural Tools for the Creative Industries) se propone abordar estos retos mediante colaboraciones comerciales y en el consorcio del proyecto participan empresas punteras de Europa representantes de todo el espectro de especialización en audio 3D. Para abastecer las necesidades de los consumidores y de los productores, el proyecto creará audioguías experimentales en tres emplazamientos turísticos, a saber, la Sagrada Familia (España), la Opera Garnier (Francia) y la Bayerische Staatsgemäldesammlungen – Pinakotheken (Alemania), donde se mostrará a más de quinientos visitantes. BINCI calcula que la tecnología generará entre 10 y 20 millones de euros de negocio en el sector tanto directa como indirectamente.

Para más información, consulte:
Sitio web del proyecto

Fuente: Basado en información del proyecto y en artículos aparecidos en medios de comunicación

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba