Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Productos derivados de la uva con propiedades mejores gracias a tecnología de microondas

El proyecto WINESENSE ha conseguido desarrollar un proceso novedoso de extracción de orujo de uva que incrementa el contenido de polifenoles. El consorcio responsable ya trabaja para obtener productos destinados al sector de los cosméticos.
Productos derivados de la uva con propiedades mejores gracias a tecnología de microondas
Aparte del fruto en sí y del vino que se obtiene a través de su fermentación, las uvas —y en especial los polifenoles que contienen— poseen un valor elevado para los sectores de la alimentación, la farmacología y los cosméticos. Los responsables del proyecto WINESENSE (Research on extraction and formulation intensification processes for natural actives of wine) se han propuesto aprovechar esas posibilidades por medio de un proceso mejorado que se basa en la extracción con microondas sin disolventes, la extracción asistida por microondas (MAE) y técnicas de «emulsión con plantilla» (emulsion-template techniques) que combinan efectos antidisolventes y presiones elevadas.

La profesora María José Cocero Alonso, coordinadora del proyecto, pasó revista a sus resultados en vísperas de su congreso de clausura, en junio de 2017.

¿Cuáles son las principales deficiencias de los procesos de extracción actuales?

Una de las principales carencias de los procesos de extracción de productos naturales es la degradación de los componentes activos, por su gran duración y la elevada temperatura aplicada. En gran medida, se pierden las propiedades de los productos naturales, por ejemplo su capacidad antioxidante, su color natural o también su sabor.

¿De qué manera soluciona WINESENSE esas carencias?

WINESENSE ha desarrollado un modo de intensificación del proceso que acorta el proceso. Nuestra tecnología de microondas permite obtener extractos más selectos en cuestión de minutos.

Además, las tecnologías de intensificación del proceso que utilizamos en nuestra fórmula del producto definitivo mejoran su calidad. Las técnicas de «emulsión con plantilla» que combinan efectos antidisolventes y de presión permiten extraer fórmulas de gran calidad. La formulación de antioxidantes no hidrosolubles en biopolímeros ha proporcionado la oportunidad de usar polifenoles no solubles en los sectores de la alimentación y los cosméticos.

¿Cómo consiguieron mejorar la extracción de polifenoles?

El uso de tecnologías de microondas para extraer polifenoles del orujo de uva incrementa el contenido de estos, concretamente de antocianinas y flavonoides. Las antocianinas son polifenoles que se degradan con facilidad, pero el acortamiento de la extracción a tan solo dos minutos previene su degradación.

Asimismo, la disminución del tiempo de permanencia reduce la concentración de azúcares del orujo en el extracto, y por tanto ya no se necesita el post-tratamiento de fraccionamiento de azúcar. Los extractos obtenidos con microondas poseen una mayor capacidad antioxidante, principalmente en antioxidantes fácilmente degradables.

En su opinión, ¿cuáles han sido los mayores logros del proyecto?

Los resultados del proyecto propiciaron la concesión, por parte de la Comunidad de Castilla y León, de una subvención para la adquisición de equipos con el cometido de desarrollar una tecnología continua de microondas capaz de extraer polifenoles a partir de subproductos agrícolas.

La colaboración con el profesor Monzó y su grupo de investigación en ingeniería eléctrica, sito en la Universidad de Cartagena (España), hizo posible el desarrollo de una fuente continua de microondas que posee una eficiencia de absorción energética del 98 % y una homogeneidad de calentamiento excelente. Su eficiencia energética, extremadamente elevada, permite reducir el consumo de potencia eléctrica de las microondas, lo que a su vez facilitará la comercialización de productos consistentes en extractos obtenidos mediante microondas.

¿Qué clase de productos prevé que se comercialicen? ¿Qué ventajas tendrían?

Le diré dos ejemplos del sector cosmético. Uno es un refuerzo de quercetina (con una concentración de 1 800 ppm) encapsulada en liposomas micronizados hechos de lecitina natural. Esta fórmula favorece la penetración de la quercetina a través de las capas de la piel. Solo se usan compuestos naturales. La fórmula se obtiene con técnicas de emulsión con plantilla, aplicando agua presurizada como antidisolvente. Con esta técnica se consigue una encapsulación muy eficaz, y además no precisa de instalaciones costosas. Por tanto, está al alcance de pequeñas empresas dedicadas a la producción de cosméticos naturales.

Por otro lado, IBET (Portugal), socio de WINESENSE, está sometiendo formulaciones de extractos de polifenoles a estudios in vitro de células epiteliales en sus instalaciones.

¿Cuál ha sido la acogida hasta ahora por parte del sector industrial?

Nuestros resultados serán presentados durante la Escuela de WINESENSE que está organizando nuestro socio The Matarromera Company en Valbuena de Duero (España) los días 21 y 22 de junio de 2017. Serán unas jornadas abiertas a empresas e investigadores. La Ribera del Duero es una de las regiones vitivinícolas más conocidas de España.

¿Cuándo calcula que se comercializarán los primeros productos?

Nosotros ya estamos listos, ¡ahora la pelota está en el tejado de la industria!

WINESENSE
Financiado con arreglo a FP7-PEOPLE
Página del proyecto en CORDIS

Fuente: Entrevista publicada en la revista de resultados research*eu nº 63, pp. 7 y 8

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba