Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

La diversificación de los mamíferos no se debió a la desaparición de los dinosaurios

Contrariamente a la creencia popular, la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años tuvo un impacto muy reducido sobre la evolución de la diversificación de los mamíferos modernos, según unos informes publicados en la revista Nature por un equipo internacional de in...
La diversificación de los mamíferos no se debió a la desaparición de los dinosaurios
Contrariamente a la creencia popular, la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años tuvo un impacto muy reducido sobre la evolución de la diversificación de los mamíferos modernos, según unos informes publicados en la revista Nature por un equipo internacional de investigadores.

Los dinosaurios se extinguieron cuando un gran asteroide se estrelló en la península de Yucatán (México). Hasta ahora se pensaba generalmente que los mamíferos modernos se habían diversificado rápidamente después de este hecho que provocó una extinción masiva a medida que evolucionaban para cubrir los vacíos ecológicos que habían dejado los dinosaurios. Sin embargo, esta nueva investigación sugiere que, de hecho, los antepasados que habrían evolucionado hasta convertirse en la mayoría de los mamíferos actuales ya existían hace 85 millones de años y, al igual que superaron la catástrofe que mató a los dinosaurios, no empezaron a diversificarse hasta pasados otros diez o quince millones de años.

Los científicos llegaron a esta conclusión después de construir el primer «gran árbol» del mundo que mostraba las relaciones de evolución entre 4.500 especies de mamíferos. El árbol, que se remonta 160 millones de años, cubre el 99% de los mamíferos que subsisten actualmente. Este se elaboró basándose en el registro fósil y en los análisis moleculares de las diferencias genéticas entre especies. Dado que los cambios en los genes tuvieron lugar a un ritmo relativamente constante, el recuento de las diferencias entre dos especies puede mostrar a los investigadores hasta dónde llega la división de sus linajes. El trabajo requirió más de una década para completarse y reunió a paleontólogos, bioinformáticos, biólogos evolutivos y ecologistas.

Los investigadores identificaron un primer auge de la diversificación de los mamíferos hace 93 millones de años, cuando aparecieron los principales grupos. «Una gran cantidad de datos moleculares indica que nuestras raíces mamíferas comunes se remontan entre noventa y cien millones de años atrás, por lo menos, pero muchos paleontólogos han puesto en duda esta afirmación dada la falta de fósiles de aspecto ancestral hasta hace unos 50 ó 55 millones de años», comentó el Dr. Ross MacPhee del Museo Americano de Historia Natural. «Ahora sabemos que los antepasados de los grupos de mamíferos que todavía existen estaban allí, pero en un número muy reducido.»

El árbol muestra que sólo unos pocos grupos de mamíferos se diversificaron rápidamente tras el cataclismo de la extinción de los dinosaurios, y desde entonces la mayoría de estos linajes se ha extinguido. De hecho, el máximo apogeo de la diversificación de los mamíferos empezó diez o quince millones de años después de la desaparición de los dinosaurios. Por qué motivo los mamíferos no se diversificaron antes y qué desencadenó este auge de la evolución siguen siendo cuestiones desconocidas, a pesar de que los investigadores señalan que este aumento en la biodiversidad coincide con un aumento global de las temperaturas.

«El resultado final es que en realidad los mamíferos que hoy conocemos son bastante antiguos y pasaron desapercibidos entre todo lo que había allí, fueran dinosaurios o ahora otros mamíferos "arcaicos", durante mucho más tiempo del que la mayoría sospechaba», dijo Olaf Bininda-Emonds, que dirigió la investigación en la Universidad de Jena (Alemania). «Ésta es sólo una de las primeras aportaciones, por no decir sorpresas, sobre la evolución de los mamíferos que deberán sacarse a la luz mediante la ayuda del árbol.»

«Esta investigación no sólo muestra que la extinción de los dinosaurios no causó la evolución de los mamíferos modernos, sino que también nos ofrece una gran riqueza de información», añadió la Dra. Kate Jones de la Sociedad Zoológica de Londres. «Es de vital importancia que los científicos puedan utilizar esta investigación para adentrarse en el futuro e identificar especies que estarán en riesgo de extinción. El beneficio para la conservación mundial será incalculable.»

Fuente: Naturaleza

Información relacionada

Países (4)

  • Australia, Canadá, Alemania, Estados Unidos
Número de registro: 27410 / Última actualización el: 2007-03-29
Categoría: Otros
Proveedor: ec
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba