Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

El cambio climático afecta a los incendios forestales

Datos recientes y simulaciones informáticas han señalado que el cambio climático antropogénico puede potenciar los incendios forestales, pero los paleorregistros (indicadores de la actividad climática del pasado) también nos proporcionan una ventana desde la que observar el pa...
El cambio climático afecta a los incendios forestales
Datos recientes y simulaciones informáticas han señalado que el cambio climático antropogénico puede potenciar los incendios forestales, pero los paleorregistros (indicadores de la actividad climática del pasado) también nos proporcionan una ventana desde la que observar el pasado. Empleando este tipo de registros, un equipo internacional de científicos ha descubierto que un cambio climático abrupto en un momento de expansión de la masa forestal puede provocar un incremento del número de incendios. Sus descubrimientos se publicaron recientemente en Internet en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Los científicos, del Centro de Bioarqueología y Ecología (CNRS/Université Montpellier 2/École Pratique des Hautes Études de Paris), evaluaron la variación en la cantidad de incendios forestales producida por el cambio climático abrupto de hace 13 000 a 11 000 años aproximadamente.

Los científicos analizaron exhaustivamente el periodo comprendido entre hace 15 000 y 10 000 años y advirtieron que esa época se caracterizó por un cambio notable en el medio ambiente. Han llegado a afirmar que el cambio pudo similar al que nos enfrentamos hoy en día.

Para hacerse una idea de lo que ocurrió, los científicos reconstruyeron la historia de los incendios forestales que se produjeron en dicho periodo. Los datos empleados fueron registros de depósitos sedimentarios de carbón vegetal y polen que depararon información muy interesante. Los científicos explicaron que, mediante el estudio del polen fósil, descubrieron que la combustión de biomasa aumentó de forma gradual hasta el comienzo del Dryas Reciente (intervalo interglaciar sucedido aproximadamente hace 10.500 años en Europa).

A pesar de que existen registros que muestran una variación en la actividad de los incendios forestales hace entre 12 900 y 11 700 años, éstos no indican una tendencia estable. Los datos, no obstante, señalan que la cantidad de incendios forestales aumentó al término del Dryas Reciente, hace unos 11 700 años, cuando el planeta entró en el periodo holoceno, en el que estamos inmersos según los especialistas en la materia.

Cabe señalar que se sucedieron cambios climáticos abruptos a intervalos hace 13 900, 13 200 y 11 700 años, provocados por la creciente actividad de incendios forestales.

En opinión de los científicos, hay relaciones claras entre los cambios climáticos y los incendios forestales. Según los autores del artículo referido, los cambios «no coincidieron con variaciones en la densidad de la población humana ni con la extinción de la megafauna», ni siquiera con la hipótesis del bombardeo de meteoritos.

Estos factores, explicaron, podrían haber influido en la frecuencia de los incendios en varios lugares o en momentos concretos, mientras que los registros de carbón vegetal muestran la función tan importante que tiene el clima en la profusión de incendios forestales. Esto queda de manifiesto a la vista de los cambios abruptos de los incendios forestales, añadieron.

Los científicos también señalan que los descubrimientos brindan información clave acerca de las posibles tendencias que seguirán los incendios forestales.

El estudio referido continúa la línea de investigación de otro publicado el pasado octubre en Nature Geoscience, en el que se indicaba que el clima influyó considerablemente en los incendios forestales durante los siglos anteriores a la Revolución Industrial, según indicó el equipo.

En resumen, los descubrimientos del presente estudio sugieren que la cantidad de fuegos provocados por el clima puede aumentar debido al calentamiento global continuo y la expansión de la masa boscosa, situación que plantea nuevos riesgos sociales y medioambientales, advirtieron.

Fuente: CNRS; PNAS

Información relacionada

Número de registro: 30539 / Última actualización el: 2009-03-05
Categoría: Otros
Proveedor: ec