Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Los subtítulos en lenguas extranjeras mejoran la comprensión auditiva

Un nuevo estudio recomienda ver películas extranjeras con subtítulos en el idioma original para mejorar la capacidad de comprensión auditiva del mismo. Contrariamente a lo que se suele creer, leer subtítulos traducidos a la lengua materna es perjudicial de cara a entender otro...
Los subtítulos en lenguas extranjeras mejoran la comprensión auditiva
Un nuevo estudio recomienda ver películas extranjeras con subtítulos en el idioma original para mejorar la capacidad de comprensión auditiva del mismo. Contrariamente a lo que se suele creer, leer subtítulos traducidos a la lengua materna es perjudicial de cara a entender otros idiomas. Los resultados de este estudio se han publicado en la revista Public Library of Science (PLoS) ONE.

Sus autores, Holger Mitterer y James McQueen, investigadores del Instituto Max Planck de Psicolingüística (MPI) y la Universidad Radboud, ambos en Nijmegen (Países Bajos), han demostrado que la opción más ventajosa es leer los subtítulos en el mismo idioma de la película.

«Supongamos que un espectador estadounidense sabe español de México y está viendo la película "El laberinto del fauno". Es probable que tenga bastantes dificultades para comprender el español peninsular si no está acostumbrado a esta variedad geográfica. ¿De qué manera podrá comprender mejor lo que se dice en la película?», escriben los autores. «Opinamos que los subtítulos pueden ser útiles, pero en este caso sería recomendable que estuvieran en español y no en inglés. La razón es que los subtítulos escritos en el mismo idioma de la película muestran las palabras que se están pronunciando, lo cual favorece el aprendizaje de los sonidos de la lengua extranjera.»

Así, los investigadores observaron, por ejemplo, que sus alumnos neerlandeses comprendían mejor los dialectos escocés y australiano del inglés después de ver un vídeo de veinticinco minutos de duración, pero que el valor didáctico se acentuaba si se utilizaban subtítulos en inglés y no en neerlandés.

A los participantes en el estudio se les puso una comedia australiana, una película escocesa o ambas cosas, bien con subtítulos ingleses, neerlandeses o sin subtítulos. Después tenían que repetir cuantas más palabras pudieran de 160 fragmentos de sonido con las voces de los principales personajes de la comedia o la película, de los cuales algunos eran nuevos y otros eran pasajes de los vídeos ya vistos. Al incluir palabras que no aparecían en el vídeo, los investigadores se proponían evaluar si los participantes habían conseguido adaptarse al acento.

Según los autores, los resultados óptimos se registraron en los alumnos que habían leído los subtítulos en inglés. Los que habían leído subtítulos en neerlandés comprendían mejor el material conocido, pero no demostraron ninguna mejora en la comprensión del material nuevo.

Por ello, aventuran que estos últimos utilizaron la información semántica contenida en los subtítulos neerlandeses mientras escuchaban el original inglés. Así, aunque los alumnos fueron capaces de reconocer los vocablos ingleses pronunciados en el material conocido, no lograron ajustar su conocimiento de la fonética inglesa para mejorar su comprensión de enunciados orales nuevos.

Los autores señalan que un receptor puede ajustar su comprensión del habla articulada de manera inusual para ellos aprovechando sus conocimientos sobre el sonido habitual de las palabras.

Los resultados de este estudio podrían resultar de utilidad para el sector educativo. Puesto que los subtítulos en lenguas extranjeras parecen favorecer la capacidad de adaptación de los adultos al habla en otros idiomas, conviene utilizarlos lo más posible para reforzar las habilidades auditivas de quienes están aprendiendo otro idioma.

Fuente: Revista PLoS ONE; Instituto Max Planck de Psicolingüística

Información relacionada

Países

  • Alemania, Países Bajos
Número de registro: 31462 / Última actualización el: 2009-11-12
Categoría: Otros
Proveedor: ec
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba