Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Descubren una relación entre el ADN y la obesidad

Cerca de siete de cada mil personas que sufren obesidad mórbida carecen de una sección de ADN (ácido desoxirribonucleico) compuesta por unos treinta genes, según se indica en los resultados de un proyecto financiado con fondos comunitarios que se ha publicado en la revista Nat...
Descubren una relación entre el ADN y la obesidad
Cerca de siete de cada mil personas que sufren obesidad mórbida carecen de una sección de ADN (ácido desoxirribonucleico) compuesta por unos treinta genes, según se indica en los resultados de un proyecto financiado con fondos comunitarios que se ha publicado en la revista Nature. Los autores del estudio, pertenecientes al Imperial College de Londres (Reino Unido) y otros diez centros de investigación europeos, sugieren que la falta de dicha sección de ADN puede influir de forma extraordinaria en el peso de una persona.

Estudios anteriores ya habían sacado a relucir algunas variaciones genéticas, principalmente mutaciones sencillas del ADN capaces de modificar la función de un gen, pero esta nueva investigación es la primera en demostrar que la obesidad puede tener su origen en una variación genética poco común. Todavía no se conoce la función de los genes que faltan, pero otros estudios realizados sobre el tema sugieren que podrían guardar relación con retrasos en el desarrollo, la esquizofrenia y el autismo.

El apoyo comunitario al estudio provino del proyecto ENGAGE («Red europea de epidemiología genómica y genética»), financiado a través del tema de Salud del Séptimo Programa Marco (7PM); la iniciativa BBMRI («Infraestructura de biobancos y recursos biomoleculares para la investigación»), financiada mediante la línea presupuestaria para infraestructuras de investigación del Séptimo Programa Marco (7PM); el proyecto ECOGENE («Liberar el potencial de las regiones de convergencia de la Unión Europea en la genética»), financiado mediante el tema «Regiones del conocimiento» del Séptimo Programa Marco (7PM); y el proyecto EURO BLCS («Marcadores biológicos, clínicos y genéticos del riesgo futuro de enfermedad cardiovascular»), financiado a través de la línea presupuestaria «Calidad de vida y gestión de recursos vivos» del Quinto Programa Marco (5PM).

Cerca de 700.000 habitantes del Reino Unido padecen obesidad mórbida, determinada por un índice de masa corporal (IMC) de más de 30 cuando lo normal se sitúa entre 18,5 y 25. Se sospecha que uno de cada veinte casos de obesidad mórbida se debe a variaciones genéticas tales como mutaciones y ausencia de segmentos de ADN.

Los científicos al cargo de este proyecto plantean que la carencia o mutación de ciertos genes podrían elevar la probabilidad de padecer obesidad en ciertos grupos de personas. Además, se proponen aprovechar los conocimientos científicos más avanzados para desarrollar pruebas destinadas a seleccionar el mejor tratamiento posible para obesos mórbidos que presenten una mutación o desaparición de una cadena de ADN.

En referencia a los descubrimientos realizados, el profesor Philippe Froguel del Imperial College de Londres comentó que: «El aumento reciente de la obesidad en el mundo desarrollado se debe a un entorno malsano en el que abunda la comida poco saludable y escasea el ejercicio, pero los distintos efectos de este entorno en la gente poseen una base genética en muchos casos.» 

«Cada vez está más claro que el peso de algunos obesos mórbidos se debe a causas genéticas. Si pudiéramos identificar a estos individuos mediante pruebas genéticas, podríamos brindales apoyo y cuidados médicos adecuados, como por ejemplo la opción de perder peso mediante cirugía, y así mejorar su salud a largo plazo.»

Para empezar, los investigadores identificaron los genes mutados o desaparecidos en adolescentes y adultos con dificultades de aprendizaje o retrasos en el desarrollo. Descubrieron que 31 individuos carecían de casi los mismos genes en una copia de su ADN. El IMC de todos ellos estaba por encima de treinta.

A continuación estudiaron el genoma de más de 16.000 personas tanto obesas como de peso normal y descubrieron que 19 individuos del grupo de los obesos presentaban las mismas ausencias de genes por ninguno en el grupo de las personas de peso normal.

Los investigadores confían en que los resultados del estudio sirvan para identificar influencias genéticas en otras enfermedades como la diabetes de tipo 2.

Fuente: Nature; Imperial College de Londres

Información relacionada

Número de registro: 31727 / Última actualización el: 2011-02-25
Categoría: Otros
Proveedor: ec
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba