Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Una central de producción de energía eléctrica reduce eficientemente las emisiones de CO2 en más del 90 %

Coincidiendo con las conversaciones sobre el clima de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que están teniendo lugar en Doha, Catar, se ha conocido la existencia de un nuevo y vanguardista método capaz de reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de las centrale...
Una central de producción de energía eléctrica reduce eficientemente las emisiones de CO2 en más del 90 %
Coincidiendo con las conversaciones sobre el clima de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que están teniendo lugar en Doha, Catar, se ha conocido la existencia de un nuevo y vanguardista método capaz de reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de las centrales de producción de energía eléctrica en más del 90 %. Este sistema, que se encuentra en fase de planificación, se pondrá en marcha en una central eléctrica existente.

El Instituto de Tecnología y Sistemas de Energía de la Universidad Técnica de Darmstadt, que gestiona uno de los mayores sistemas piloto del mundo para la captura de CO2, lleva cuatro años investigando el método de combustión con bucle de carbonatos. Los investigadores de Darmstadt han estudiado este método durante más de mil horas de funcionamiento y concluyeron que emplea menos energía y genera un gasto menor que las técnicas anteriores. Una de las principales ventajas de este método es que se puede retroinstalar en centrales eléctricas existentes.

La investigación sobre el método de la combustión con bucle de carbonatos se ha financiado mediante subvenciones por un valor total superior a los 5 millones de euros que han aportado el Ministerio de Economía y Tecnología de Alemania y diversos socios industriales. Otros 1,5 millones de euros en fondos provendrán de subvenciones de la Unión Europea que contribuirán a seguir desarrollando este método.

Esta noticia viene precedida por la publicación de un informe este mismo año titulado «Trends in Global CO2 Emissions» (Tendencias de las emisiones globales de CO2), en el que se reveló que las emisiones globales de CO2 (la principal causa del calentamiento global) habían aumentado en un 3 % en 2011 hasta alcanzar la cifra histórica de 34 000 millones de toneladas.

El director del Instituto, el profesor Bernd Epple, que ha investigado el método junto con treinta colaboradores, afirmó que «este método representa un hito en el camino hacia una central eléctrica que no emita CO2 y permitirá a las centrales abastecidas mediante carbón, gas natural, combustible a base de residuos y biomasa generar electricidad y calor de manera fiable y rentable sin perjudicar el medio ambiente».

La combustión con bucle de carbonatos se caracteriza por asegurar la generación de grandes cantidades del gas de efecto invernadero (GEI) CO2 durante la combustión de los combustibles fósiles, como el carbón y el gas natural. Una tecnología fundamental para disminuir las emisiones y conseguir centrales eléctricas más ecológicas es la técnica de captura y utilización del dióxido de carbono (CUDC), que se aplica a centrales abastecidas con combustibles fósiles. La CUDC puede reducir al mínimo las emisiones de CO2 derivadas del uso de combustibles fósiles para generar electricidad y de otros métodos industriales. De este modo, se reducen significativamente las emisiones de GEI.

El Instituto de la Universidad Técnica de Darmstadt ha llevado a cabo investigaciones piloto con diferentes métodos innovadores para la captura del CO2 y busca continuamente nuevas formas de evitar las emisiones de CO2 sin renunciar a que el consumo de energía y los costes operativos se mantengan contenidos.

El método de combustión con bucle de carbonatos utiliza piedra caliza natural para concentrar el CO2 contenido en los gases de las chimeneas de la central eléctrica en un reactor de primera fase. Posteriormente, el CO2 puro se libera hacia un reactor de segunda fase y después se procesa o se almacena. El sistema de la investigación piloto de la Universidad Técnica de Darmstadt demostró su capacidad para capturar más del 90 % del CO2 emitido al tiempo que redujo en más del 50 % tanto el consumo de energía como los costes operativos que solían ser necesarios para la captura del CO2.

Varias investigaciones y simulaciones realizadas en paralelo han revelado que este método se podría utilizar con éxito en sistemas a gran escala. La experiencia adquirida por el grupo de la Universidad Técnica de Darmstadt se está aplicando ya a un sistema veinte veces mayor. La siguiente fase consistirá en planificar un sistema a más escala para su instalación en una central eléctrica alemana ya existente.

Fuente: Universidad Técnica de Darmstadt

Información relacionada

Número de registro: 35289 / Última actualización el: 2012-11-28
Categoría: Otros
Proveedor: ec