Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

El efecto del cobre en las bacterias

Investigadores del Reino Unido han descubierto que el cobre permite prevenir la transmisión horizontal de genes, una de las causas de la propagación a nivel mundial de infecciones resistentes a los antibióticos. El hallazgo se ha publicado en la revista mBio.

Científicos de ...
El efecto del cobre en las bacterias
Investigadores del Reino Unido han descubierto que el cobre permite prevenir la transmisión horizontal de genes, una de las causas de la propagación a nivel mundial de infecciones resistentes a los antibióticos. El hallazgo se ha publicado en la revista mBio.

Científicos de la Universidad de Southampton afirmaron que la transferencia horizontal de genes (HGT) en las bacterias desempeña una función importante en el desarrollo de la resistencia a los antibióticos, todo un problema para los investigadores dedicados a tratar infecciones nosocomiales.

La HGT se produce en entornos tan distintos como el transporte público, los pomos de las puertas y otras superficies por las que pasan muchas manos, pero el cobre es capaz de detener este proceso e incluso eliminar las bacterias por contacto.

«Distintos estudios se han dedicado a la HGT en vivo, pero nuestro trabajo investiga si la capacidad de los patógenos para permanecer en un entorno, sobre todo en superficies de contacto, podría también resultar relevante», afirmó Bill Keevil, director del Departamento de Sanidad Medioambiental de la Universidad de Southampton y autor sénior del estudio. «En él mostramos la supervivencia durante varias semanas de los patógenos Escherichia coli y Klebsiella pneumoniae polifarmacorresistentes en superficies de acero inoxidable. No obstante, sobre superficies de cobre y aleaciones de cobre se observó una muerte rápida de cepas resistentes a antibióticos y la destrucción de ADN [ácido desoxirribonucleico] genómico y plásmidos, lo que podría resultar útil en la prevención del contagio de enfermedades y de la transferencia de genes.»

El trabajo del equipo, que demuestra la existencia de un vínculo entre las superficies de contacto y la transmisión horizontal de genes, refuerza la hipótesis de que el entorno contribuye en gran medida a prevenir infecciones.

«Sabemos que muchos patógenos humanos sobreviven durante periodos largos en entornos hospitalarios, circunstancia que puede provocar infecciones, un encarecimiento del tratamiento, una menos disponibilidad de camas e incluso muertes», afirmó el profesor Keevil. «En este trabajo hemos mostrado que existe la posibilidad de situar superficies de cobre antimicrobianas de manera estratégica para interrumpir la cadena de contaminación y al mismo tiempo reducir de manera activa el riesgo de que se desarrolle una resistencia a antibióticos. En igualdad de condiciones de higiene en ambientes críticos, el cobre puede resultar una herramienta adicional importante en la lucha contra los patógenos.»

El profesor de la Universidad de Southampton señaló que el cobre también es capaz de contribuir al control de infecciones y que las superficies de contacto de este material son capaces de prevenir la transferencia de genes de resistencia a antibióticos en edificios públicos y medios de transporte de masas, dos focos de transmisión de superbacterias polifarmacorresistentes tanto a nivel local como internacional.

«Una higiene deficiente de las manos contribuye a que se depositen bacterias y genes de resistencia a antibióticos tan sólo tocando un pasamanos o un pomo y queden listos para que alguien vuelva a tocar la misma superficie y los recoja», advirtió el profesor Keevil. «El cobre reduce y evita en gran medida la propagación de estas infecciones, mejora la higiene y en consecuencia la salud.»

En el Reino Unido ya se están instalando superficies de contacto de cobre pero se espera que se generalicen aún más.

Fuente: mBio; Universidad de Southampton

Información relacionada

Países

  • 271485480
Número de registro: 35320 / Última actualización el: 2012-12-06
Categoría: Otros
Proveedor: ec