Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Desde 1988-02-07 hasta 2001-01-01
| See all projects funded under this programme / topic

Referencia del Diario Oficial

L 36 de 1987-02-07

Referencia legislativa

87/95/CEE de 1986-12-22
Promover la preparación y aplicación de normas en el campo de la tecnología de la información, promover la preparación y aplicación de especificaciones funcionales en el campo de las telecomunicaciones y, por último, incrementar significativamente la conformidad con estas normas y especificaciones por parte de los productos y servicios comercializados y utilizados dentro de la Comunidad u ofrecidos por proveedores comunitarios en los mercados mundiales.

Resumen

El objetivo principal de las actividades realizadas en virtud de la Decisión del Consejo 87/95/CEE de 22.12.1986 es promover la normalización a nivel europeo en el campo de la tecnología de la información (TI). Esta Decisión abarca también las especificaciones funcionales para el intercambio de información y datos entre los sistemas de TI por medio de redes públicas de telecomunicaciones. Sin embargo, no abarca las especificaciones técnicas comunes (NET) para los equipos terminales conectados a las redes públicas de telecomunicaciones, cubiertos por la Directiva del Consejo 86/361/CEE de 24.7.1986 (Diario Oficial nº L 217 de 5.8.1986), ni las especificaciones para el equipo que forma parte de las propias redes de telecomunicaciones.

Con el fin de impedir la aparición de nuevos obstáculos técnicos dentro de la Comunidad, la Directiva del Consejo 83/189/CEE de 28.3.1983 (Diario Oficial nº L 109 de 25.4.1983) obliga a los Estados miembros a notificar a la Comisión sobre cualquier actividad en materia de normas nacionales y reglamentos técnicos. Se podrá exigir una paralización temporal de dichas actividades y, en caso de considerarse necesario, se iniciará una actividad europea conjunta.

En virtud del "nuevo enfoque", adoptado en 1985 (Resolución del Consejo de 7.5.1985, Diario Oficial nº C 136 de 4.6.1985), se mantendrán separadas las cuestiones jurídicas y técnicas relativas a la normalización. La armonización legislativa se limita a la adopción, con arreglo a las directivas basadas en el artículo 100 del Tratado de la CEE, de los requisitos de seguridad esenciales (u otros requisitos de interés general) que sean obligatorios para los productos lanzados al mercado, mientras que la tarea de elaboración de las especificaciones técnicas necesarias para satisfacer estos requisitos correrá a cargo de las organizaciones competentes en el área de normalización.

Un gran número de organizaciones externas desempeñan un papel vital en el proceso de normalización, por ejemplo: el taller europeo de sistemas abiertos (EWOS) dentro del marco CEN/CENELEC; el grupo de promoción y aplicación de normas (SPAG); la asociación de fabricantes europeos de ordenadores (ECMA); la industria europea de electrónica profesional y de telecomunicaciones (ECTEL); el grupo europeo de usuarios de MAP (EMUG); la confederación de asociaciones europeas de usuarios informáticos (CECUA).

Subdivisión

Medidas y actividades:

- Preparación de los programas de trabajo y definición de las prioridades:
. recopilación de información detallada tomando como base los programas nacionales e internacionales;
. difusión de dicha información, análisis de las necesidades y consultas a las partes interesadas;
. sincronización de los programas de trabajo con las actividades de normalización a nivel internacional;
. gestión de los programas de trabajo;
. preparación de informes en los que se describa la ejecución de las actividades y los resultados prácticos de su aplicación;

- Ejecución de las actividades de normalización en el campo de la tecnología de la información (confiadas, en general, a los organismos normativos europeos CEN/CENELEC, CEPT y ETSI):
. perfeccionamiento de normas internacionales;
. elaboración de normas europeas (EN) y prenormas (ENV);
. definición de las condiciones necesarias para determinar la conformidad total con una norma;
. preparación de normas de pruebas o especificaciones sobre pruebas y organización de procedimientos y estructuras para la verificación armonizada de la conformidad (programa CTS);

- Actividades relacionadas con el sector de las telecomunicaciones:
. elaboración de especificaciones funcionales;
. incremento del nivel de convergencia en el campo común entre la tecnología de la información y las telecomunicaciones para la aplicación flexible y armonizada de normas y especificaciones funcionales;

- Medidas complementarias:
. actividades metrológicas específicas destinadas a prestar apoyo a las aplicaciones de referencia y a promover tanto el desarrollo de instrumentos de prueba y validación como de técnicas de descripción formal;
. promoción de la elaboración de guías de aplicación de normas para el usuario final;
. promoción de demostraciones relativas a la compatibilidad operativa obtenida como resultado de la aplicación de una norma;
. promoción de acuerdos que contribuyan a la eficacia de los intercambios de información en determinados sectores profesionales (transacciones en agencias de viajes, la banca, documentos de aduanas, robótica, etc.);
. estudios y proyectos específicos en el campo de la normalización de las tecnologías de la información.

- Medidas relativas a la aplicación de normas en el sector de contratación pública:
. determinar los métodos más eficaces de garantizar la rápida aplicación de normas y especificaciones técnicas dentro del marco de la presente Decisión, a la vez que se asegura la creación de vínculos adecuados con las actividades dependientes de la Directiva 77/62/CEE (Diario Oficial nº L 13 de 15.1.1977) que coordina los procedimientos para la concesión de contratos de suministro públicos.

Implementación

La Comisión cuenta con la asistencia, en sus actividades de normalización, de dos comités consultivos, el grupo de altos funcionarios en materia de normalización en el sector de la tecnología de la información (SOGITS) y el grupo de altos funcionarios en el ámbito de las telecomunicaciones (SOGT), ambos integrados por representantes de la Comisión y de los Estados miembros.

La primera tarea importante de la Comisión, dentro del contexto de la Decisión 87/95/CEE, es definir periódicamente (al menos con carácter anual) las necesidades prioritarias de normalización con vistas a la preparación de programas de trabajo, el desarrollo de normas de TI y el desarrollo de especificaciones funcionales para las telecomunicaciones. Sin embargo, no constituye un organismo de normalización y, por consiguiente, no elabora normas o especificaciones funcionales, sino que inicia o estimula su producción, sufragando gran parte de los costes a través de "mandatos" que recaen sobre los organismos de normalización competentes (CEN/CENELEC, CEPT, ETSI) con los que ha suscrito contratos marco. Estos organismos se reservan el derecho de aceptar o rechazar un mandato, definir la especificación técnica y, una vez finalizadas las actividades, emitir un voto sobre si la especificación debe ser aprobada como norma. Los organismos normativos de los países de la AELC son miembros de CEN/CENELEC, CEPT y ETSI y, por tanto, participan en las actividades de carácter técnico.

La segunda tarea fundamental de la Comisión es implementar medidas que faciliten la aplicación de normas y especificaciones funcionales, sobre todo mediante la coordinación de las actividades de los Estados miembros en el ámbito de las pruebas y la certificación de conformidad. A través del programa de servicios de pruebas de conformidad (CTS), iniciado en 1985, la Comisión apoya hasta un 50% del coste de los proyectos que tienen como objetivo crear centros de pruebas capaces de verificar la conformidad de los productos de la TI con las normas de la TI y las telecomunicaciones. Se prevé que unos 40 centros de este tipo se encuentren en funcionamiento en 1991. Estos centros, mediante un sistema de tarifas por pruebas, tendrán como objetivo, en última instancia, la autofinanciación. En 1990 se inició una tercera fase del programa dedicada principalmente a las normas en el ámbito de las telecomunicaciones.

Por último, la Decisión 87/95/CEE hace un llamamiento a la Comisión para que promueva la aplicación de las normas y las especificaciones funcionales relacionadas con la TI y las telecomunicaciones en los reglamentos técnicos del sector público. Los proyectos de la Comisión EUROMETHOD y EPHOS (manual europeo de aprovisionamiento para sistemas abiertos), iniciados en 1990, se refieren a estas áreas.

En 1990, la dotación comunitaria para la normalización en el ámbito de la TI para 1992 y años posteriores, incluidos los compromisos adquiridos antes de 1989 que se cubrirían con las nuevas asignaciones de pagos, ascendió a casi 30 millones de ecus.

La Decisión 87/95/CEE exige que, cada dos años, la Comisión presente al Parlamento Europeo y al Consejo un informe sobre los progresos realizados en las actividades de normalización en el sector de la tecnología de la información.
Número de registro: 169 / Última actualización el: 1990-11-20