Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Desde 1990-01-01 hasta 1993-12-31
| See all projects funded under this programme / topic

Programa sucesor

REG-RECHAR 2

Financiación del programa

EUR 300 million

Referencia del Diario Oficial

C 20 de 1990-01-27

Referencia legislativa

90/C20/03
Promover la reconversión económica y la renovación social de las zonas mineras del carbón afectadas por un declive en este sector, contribuyendo así a la reducción de disparidades en la Comunidad con respecto al nivel de desarrollo y al nivel de vida.

Resumen

Durante el período 1989-1993 se podrán obtener, a través de los tres fondos europeos (FEDER, FSE, FEOGA-Orientación), recursos por valor de más de 60.000 millones de ecus para las acciones estructurales de la Comunidad. La parte principal de estos recursos se asigna a los Marcos de Apoyo Comunitario (MAC), acuerdos plurianuales firmados entre Estados miembros y la Comisión de las Comunidades Europeas. Los programas operativos son implementados tomando como base estos Marcos. También se han reservado 5.500 millones de ecus para iniciativas comunitarias y 300 millones de ecus para proyectos piloto.

RECHAR es una de las iniciativas comunitarias y complementa a los Marcos de Apoyo Comunitario. Fue adoptada por la Comisión el 17 de diciembre de 1989 en virtud del artículo 11 del Reglamento del Consejo (CEE) nº 4253/88 (Diario Oficial nº L 374 de 31.12.1988) y del artículo 3(2) del Reglamento del Consejo (CEE) nº 4254/88 (Diario Oficial nº L 374 de 31.12.1988).

RECHAR fue la primera iniciativa comunitaria adoptada (a finales de 1989) tras la reforma de los fondos estructurales y forma parte de la misma directriz política que RENAVAL (zonas de construcción naval) y RESIDER (zonas siderúrgicas), adoptadas previamente.

En medio de graves conflictos sociales, la desaparición del carbón ha afectado a microrregiones y comunidades locales enteras, para las cuales representaba la principal - a veces, la única - fuente de actividad económica. RECHAR tiene como objetivo acelerar la reconversión económica, concentrándose en las zonas más afectadas, mediante actividades complementarias a las previstas en los Marcos de Apoyo Comunitario (elaborados de conformidad con el artículo 8 del Reglamento (CEE) nº 4253/88). Se dará prioridad a la reforma medioambiental, la promoción de nuevas actividades económicas para la creación de empleo, especialmente en las PYME, y el desarrollo de los recursos humanos, en particular a través de la formación profesional.

RECHAR no interviene en los problemas de funcionamiento de las minas de carbón, ya que esta función corresponde a la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA).

Subdivisión

Acciones elegibles:

- reforma del entorno de las zonas gravemente afectadas por actividades de minería de carbón, recuperación de vertederos de carbón y arquitectura paisajística, reconversión de edificios e instalaciones mineras para pequeñas y medianas empresas (PYME), etc.;

- renovación y modernización de las infraestructuras sociales y económicas (instalaciones comunitarias, carreteras, suministros de agua y electricidad) en los pueblos mineros, siempre y cuando estas medidas contribuyan a la regeneración económica;

- construcción de nuevas plantas de fábricas e instalaciones de talleres avanzadas;

- promoción de actividades económicas alternativas, en especial la creación o desarrollo de PYME;

- asistencia en la promoción de actividades turísticas, especialmente las basadas en el patrimonio industrial;

- asistencia en la promoción de la formación profesional y de las medidas de empleo para cualquier persona, especialmente los desempleados, las personas en peligro de perder su puesto de trabajo y los empleados de PYME;

- reducciones de intereses sobre préstamos de la CECA para inversiones en PYME y para la recuperación de emplazamientos para su uso industrial;

- redistribución de las ayudas disponibles en virtud del artículo 56 del Tratado CECA, en particular la asistencia para el suministro de la formación profesional cuyo objetivo sea proporcionar a los mineros o a los antiguos mineros en paro cualificaciones apropiadas a las demandas del mercado laboral y ayudarles a integrarse en una economía cambiante;

- cualquier otra medida que contribuya a la reconversión económica de la zona en cuestión y con respecto a la cual se puedan aprobar préstamos del Banco Europeo de Inversiones (BEI), incluidos los préstamos concedidos en virtud del Nuevo Instrumento Comunitario (NIC).

Implementación

La Comisión se encarga de la aplicación del programa. Por cada uno de los programas operativos se crea un comité de vigilancia que representará a las zonas mineras del carbón, a los Estados miembros y a la Comisión.

Los programas operativos de RECHAR son objeto de una financiación conjunta por parte de la Comunidad y de los Estados miembros. Se calcula que la contribución total del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y del Fondo Social Europeo (FSE), durante el período 1990-1993, ascenderá a 300 millones de ecus. La Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) aportará ayudas adicionales. También será posible acceder a préstamos del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

La cuantía de la contribución comunitaria a los programas operativos individuales reflejará la calidad del programa, las condiciones económicas y sociales y las necesidades de desarrollo de la zona en cuestión, además de las pérdidas, tanto en el pasado como en el futuro, de puestos de trabajo en dicha zona. La proporción de esta asistencia, bajo la forma de préstamos o subvenciones, según el caso, se ajustará a las disposiciones de los reglamentos que rigen los fondos estructurales y tendrán en cuenta la capacidad de financiación de las autoridades nacionales y regionales correspondientes.

Para poder acceder a esta asistencia, las zonas deben estar incluidas en los Objetivos 1 (regiones menos desarrolladas), 2 (regiones industriales en declive) o 5b (zonas rurales frágiles) de los fondos estructurales. Las zonas que reúnan las condiciones necesarias se delimitarán aún más, especificándose las pequeñas unidades espaciales o grupos de unidades geográficamente contiguas que desarrollan actividades de minería del carbón y cuya industria del carbón contaba con al menos 1.000 empleados el 1 de enero de 1984 o en fecha posterior y que satisfacen una de las siguientes condiciones:
- han perdido, como mínimo, 1.000 puestos de trabajo en la industria del carbón desde el 1 de enero de 1984;
- el número total de puestos de trabajo relacionados con la minería de carbón desaparecidos desde esa fecha y las pérdidas futuras de puestos de trabajo anunciadas públicamente igualan o sobrepasan la cifra de 1.000;
- el número total de puestos de trabajo relacionados con la minería de carbón desaparecidos desde 1984 y el número de puestos de trabajo en peligro iguala o sobrepasa la cifra de 1.000.

Una lista de las zonas elegibles fue publicada en el Diario Oficial nº C 177 de 18.7.1990.

Se invitó a los Estados miembros, teniendo en cuenta las propuestas de las autoridades regionales y locales, a presentar propuestas finales para programas operativos antes del 27.7.1990 ("Anuncio para los Estados miembros en el que se establecen las directrices para los programas operativos que los Estados miembros habrán de establecer en el marco de una iniciativa comunitaria relativa a la reconversión económica de las zonas de minería del carbón", Diario Oficial nº C 20 de 27.1.1990). Se presentaron propuestas para todas las zonas elegibles. Las acciones comenzaron en 1991, tras un estudio de las propuestas por parte de la Comisión y la celebración de debates con los Estados miembros. Todavía se pueden presentar proyectos individuales a las autoridades locales correspondientes, siempre y cuando éstos puedan combinarse con el programa operativo puesto en práctica en la región en cuestión.
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba