Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

  • Comisión Europea
  • CORDIS
  • Programas
  • Programa comunitario relativo a la provisión de apoyo financiero para el fomento de las tecnologías energéticas en Europa (THERMIE II), 1995-1998
Desde 1995-01-01 hasta 1998-12-31
| See all projects funded under this programme / topic

Programa anterior

ENG-THERMIE 1
Fomentar, en paralelo con los programas específicos de energía no nuclear del IV Programa marco, la elaboración, la difusión y la penetración en el mercado de tecnologías energéticas nuevas, limpias y eficaces, con miras a mejorar la eficacia energética de la Comunidad y contribuir a la política general de energía comunitaria.

Resumen

La presente propuesta relativa a un programa THERMIE II se hace a la luz de los resultados del informe de evaluación sobre la ejecución del programa THERMIE I (1990-1994), en el que se destacaba la necesidad de continuar el apoyo al fomento de la tecnología energética a nivel comunitario.

THERMIE II tiene los mismos campos de aplicación que el programa específico sobre energía no nuclear dentro del IV Programa marco. La fase de demostración de este programa va a incorporar gran parte de las actividades realizadas en el marco del actual programa THERMIE, cuando éste llegue a su término a finales de 1994.

THERMIE II va a complementar y suplir la fase de demostración del programa específico en materia de energía no nuclear. In particular, va a garantizar la continuación de toda la gama de actividades que actualmente abarca THERMIE mediante el apoyo a aquellas actividades que están fuera del alcance del IV Programa marco. Esto se refiere a tres campos importantes:

- difusión de proyectos y proyectos en los que se demuestre una tecnología probada bajo distintas condiciones económicas;
- difusión de tecnologías que sean consecuencia de proyectos financiados en virtud de programas de demostración de los Estados miembros o de la industria;
- penetración de tecnologías europeas en mercados de terceros países a través de la cooperación industrial.

Las acciones que el programa fomenta van a tener aplicación en diversos sectores (industria general, industria energética, sector terciario y sistemas rurales de energía). Las actividades se van a concentrar sobre todo en problemas relacionados con la utilización de tecnologías energéticas, antes que en los problemas particulares de sectores individuales de energía. En general, los proyectos y las medidas de fomento estarán orientados hacia un uso final específico.

Junto con otros instrumentos comunitarios, el fomento de tecnologías energéticas en el marco de THERMIE II va a contribuir a garantizar el suministro a largo plazo de energía, la competitividad de la industria europea, la preservación de los recursos energéticos, la protección ambiental y la consecución de otros objetivos políticos tales como la cohesión económica y social y la PAC. La cooperación con terceros países se fomentará por medio de iniciativas tales como los CE-Centros de Energía en Europa Central y Oriental, así como facilitando el acceso de los países en desarrollo a suministros de energía adecuados y limpios mediante la promoción de tecnologías energéticas europeas.

El programa está estrechamente coordinado con otros instrumentos financieros comunitarios relacionados con la política energética (SAVE y ALTENER), la política regional, la política y la cooperación externas (PHARE/TACIS, acuerdos de cooperación y el Fondo Europeo de Desarrollo), y la política de innovación (en particular los proyectos específicos SPRINT y su plan de financiación al rendimiento tecnológico).

Subdivisión

Cuatro campos de aplicación y medidas de fomento:

- Utilización racional de la emergía:
actividades que fomenten ahorros sustanciales de energía, o la reestructuración de la demanda de energía, de modo tal que mejoren la calidad del medio ambiente o hagan un uso más eficaz de la electricidad o el calor (Sectores: Transporte, Edificios, Industria, Industria energética);

- Fuentes renovables de energía:
actividades que fomenten fuentes renovables de energía (Sectores: energía de la biomasa y de los residuos, energía solar, energía eólica, energía hidroeléctrica, recursos geotérmicos);

- Combustibles sólidos:
la actividad principal es la combustión limpia, en particular fomentando el uso generalizado de la combustión en lecho fluidificado (FBC) para la quema de carbón bituminoso, lignito, turba, residuos, biomasa, RDF y todos los tipos de materiales carbonosos;

Hidrocarburos:
actividades encaminadas a desarrollar y fomentar tecnologías innovadoras y efectivas que tengan como resultado una mejora en la exploración, la producción, el transporte y la utilización de los hidrocarburos.;

- Acciones de promoción de las tecnologías energéticas:
Medidas necesarias para apoyar la aplicación y la penetración en el mercado de tecnologías energéticas y dar cumplimiento a los objetivos de la política energética comunitaria y a otros objetivos conexos, tal como se establece en el Tratado constitutivo de la Unión Europea.

Implementación

La Comisión está a cargo de la ejecución del programa, asistida por un comité de carácter consultivo compuesto por representantes de los Estados miembros y presidido por un representante de la Comisión.

La ayuda comunitaria se destina, sobre todo, a proyectos y acciones para el fomento de tecnologías energéticas que no son elegibles para financiación en virtud de los programas específicos del IV Programa marco de I+D. Se concederá ayuda a proyectos concebidos para desarrollar, aplicar y/o fomentar tecnologías innovadoras en el ámbito de la energía, cuya ejecución sería prácticamente imposible sin el apoyo comunitario debido al gran riesgo económico que entrañan.

Los proyectos podrán estar presentados por personas físicas o jurídicas radicadas dentro de la Comunidad, ya sea individualmente o en forma de asociaciones, tras la publicación en el Diario Oficial de una convocatoria de propuestas en uno o más de los campos que abarca el programa.

En virtud del programa, se podrán conceder fondos comunitarios para cubrir el riesgo financiero que entraña la demostración de un nuevo proyecto o tecnología de dimensiones comerciales que todavía no se ha introducido en el mercado en condiciones económicas normales. También se dispone de apoyo financiero para medidas de fomento (difusión, transferencia de tecnología, evaluación de mercado, información, asesoramiento, etc.), de transferencia de tecnología energética, de cooperación industrial con terceros países y organizaciones internacionales y para medidas horizontales (coordinación de políticas, evaluación de programas, apoyo administrativo, etc.).

La red OPET, que se estableció en virtud del primer programa THERMIE, va a desempeñar una función fundamental en la aplicación del programa. En el marco de THERMIE II, se prevé que la red OPET va a adquirir creciente importancia en la organización, la preparación y la gestión de medidas de fomento y, dentro de lo posible, en la ejecución de los proyectos.

El importe de la ayuda comunitaria se determinará separadamente para cada proyecto, pero no podrá superar el 35% del coste elegible. Se podrá conceder financiación comunitaria a un proyecto en su conjunto o a distintas fases de un mismo proyecto. Al determinar el nivel de ayuda que se va a conceder a un proyecto, se tendrá en cuenta la parte de riesgo que deben asumir directamente los responsables del proyecto, así como otras formas de apoyo financiero, tanto público como privado, recibidas o previstas. Todo apoyo público debe notificarse a la Comisión y en ningún caso podrá superar el 49% del total de los costes de la acción.

En términos generales, la ayuda a medidas de fomento y en cooperación con terceros países se establece entre el 50% y el 100% de los costes de la acción, mientras que las medidas horizontales van a estar cubiertas en un 100%.

En 1995 se dispondrá de un presupuesto de alrededor de 30 millones de ecus para financiar los proyectos y acciones de fomento contempladas en el programa. Para cada año subsiguiente, las asignaciones presupuestarias necesarias para la ejecución del programa se incorporarán en el presupuesto general de las Comunidades Europeas.

Se dará preferencia a proyectos presentados por pequeñas y medianas empresas (o por asociaciones de las mismas) y a proyectos que se ejecuten en las regiones menos favorecidas de la Comunidad. También se considerará la ayuda a proyectos pequeños con buen potencial de replicación dentro de la Comunidad.

Los proyectos y medidas que ya se hayan puesto en marcha en virtud de THERMIE I se continuarán después de 1995. La Comisión, en cooperación con los organismos competentes de los Estados miembros, velará asimismo por la difusión y la aplicación de los proyectos objeto de ayuda de los Reglamentos (CEE) 1971/83 (LIGASF C), 1972/83 (ENALT 2C), 3639/85 (HYDROCARB 2C), y 3640/85 (ENDEMO C).

Dos años después de la entrada en vigor del programa y también una vez que llegue a término, la Comisión preparará un informe sobre su aplicación y la coherencia entre las acciones nacionales y comunitarias. Presentará esos informes al Parlamento Europeo y al Consejo.
Número de registro: 475 / Última actualización el: 1998-04-03
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba