Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Desde 1996-01-01 hasta 1999-12-31
| See all projects funded under this programme / topic

Financiación del programa

EUR 200 million

Referencia del Diario Oficial

L 327 de 1995-12-31

Referencia legislativa

3062/95 de 1995-12-20
Contribuir a conservar los recursos de los bosques tropicales de los países en desarrollo mediante la realización de proyectos innovadores, la formulación de nuevas ideas y su aplicación en gran escala, la promoción del desarrollo sostenible en los países en desarrollo y la protección del medio ambiente mundial.

Resumen

Este programa de actividades para promover los bosques tropicales se establece en respuesta a la grave amenaza que se cierne sobre dichos bosques y la necesidad con frecuencia manifestada de una acción internacional que vincule las cuestiones del medio ambiente al desarrollo. A este respecto, la acción tiene en cuenta la adhesión de la Comunidad y sus Estados miembros a los Principios Forestales adoptados en la Cumbre de Río, el programa de acción del programa 21 y los Convenios sobre la Diversidad Biológica y sobre el Cambio Climático. Refleja además la intención de la Comunidad de ampliar sus acciones para promover la conservación de los bosques tropicales en el marco de la política comunitaria en materia de medio ambiente y del nuevo título de Cooperación para el Desarrollo del Tratado de la Unión Europea (Artículos del 130u al 130y).

Las distintas actividades que se van a realizar tienen por objeto la conservación de los recursos de los bosques tropicales, y esto se conseguirá mediante:

- La protección de los recursos forestales a través del análisis de las causas de la deforestación y la introducción de políticas y medidas para frenar el proceso;
- La ordenación sostenible de los bosques destinados a la producción de madera y otros productos;
- La participación de la población local y autóctona en la formulación y aplicación de las medidas objeto de financiación;
- La creación de las estructuras necesarias para la formación, la investigación, la legislación y la mejora de las instituciones relacionadas con la protección de los recursos forestales.

Se prestará particular atención a las acciones de apoyo a la conservación de bosques importantes para las comunidades locales, como por ejemplo la protección de las cuencas hidrográficas, la prevención de la erosión del suelo y la recuperación de las zonas degradadas, así como a los efectos mundiales, por ejemplo el cambio climático y la pérdida de diversidad biológica.

Subdivisión

No se dispone de detalles para esta sección.

Implementación

La Comisión se encarga de administrar las actividades de cooperación relativas a los bosques tropicales con el apoyo, si procede, del Comité establecido por el reglamento del Consejo sobre ayuda financiera y asistencia técnica a los países en desarrollo de Asia y América Latina y de cooperación económica con ellos (443/92, Diario Oficial nº L 52 del 22.7.1992), o del Comité establecido por el Acuerdo Interno sobre la financiación y administración de la ayuda comunitaria en el marco del Cuarto Convenio ACP-CEE (Diario Oficial nº L 229 del 17.8.1995).

La financiación de la Comunidad se realiza mediante asignaciones no reembolsables, consistentes en la ayuda financiera o la asistencia técnica para acciones que apoyen y fomenten los esfuerzos de los países en desarrollo y de sus organizaciones regionales para conservar y explotar de forma sostenible sus bosques tropicales. Pueden ser beneficiarios de la ayuda y colaboradores en la cooperación no sólo los Estados, las regiones o los países y territorios extranjeros, sino también las siguientes entidades: administraciones descentralizadas, organizaciones regionales, organismos públicos, comunidades locales o tradicionales, industrias y operadores privados, como cooperativas, organizaciones no gubernamentales y asociaciones representativas de las comunidades forestales dedicadas activamente a la conservación de los bosques tropicales. Siempre que sea posible, las operaciones se realizarán en el marco de organizaciones regionales y programas internacionales de cooperación en el ámbito de una política mundial sobre la conservación de los bosques.

La prioridad que se concederá a las acciones específicas se determinará en función de las necesidades de cada país, reflejadas en las políticas de desarrollo y medio ambiente regionales y nacionales relativas a los bosques, y según las prioridades de cooperación de la Comunidad. Sin embargo, se prestará particular atención a las acciones que promuevan lo siguiente:

- Conservación de los bosques tropicales primarios y su biodiversidad y regeneración de los bosques tropicales deteriorados, mediante el análisis de las causas fundamentales de la deforestación y teniendo en cuenta las diferencias entre países y regiones y las medidas para abordarlas;

- Ordenación sostenible de los bosques seleccionados para la producción de madera y otros productos, pero excluyendo la explotación comercial de los bosques tropicales primarios (salvo los comunitarios, de pequeña escala, sostenibles, ecológicamente apropiados y con una gestión forestal adecuada);

-Definición de los sistemas de certificación de la madera producida en bosques tropicales, de acuerdo con los principios de la explotación forestal sostenible, como parte de los sistemas de certificación armonizados internacionalmente para todos los tipos de madera y sus productos;
- Participación de las comunidades forestales en la identificación, planificación y realización de acciones, así como su apoyo;

- Creación de capacidad para hacer frente a las necesidades de planes de formación destinados a las poblaciones locales, los explotadores forestales y los investigadores, de legislación, de un mayor apoyo político y social y un fortalecimiento institucional y de organizaciones y asociaciones activas en la conservación de los bosques;

- Una política de investigación estratégica y adaptativa orientada al suministro de los conocimientos necesarios para la conservación y la gestión sostenible de los bosques y también para la realización de las actividades de seguimiento de la investigación en el marco de los proyectos y programas;

- Creación de zonas de protección que contribuyan a la conservación o regeneración de los bosques tropicales, como parte de un plan más amplio de utilización de la tierra;

- Elaboración y aplicación de planes de ordenación forestal con objeto de conservar los bosques tropicales y de promover la explotación sostenible de la madera y de otros productos forestales.

La participación en convocatorias de licitaciones y compras, así como en otros contratos, está abierta, en condiciones de igualdad, a toda las personas físicas o jurídicas de los Estados miembros. La asistencia financiera y técnica resultante del proceso de licitación se concede normalmente al Estado beneficiario, y podría ampliarse también, caso por caso, a otros países en desarrollo. La Comisión debe sancionar los proyectos y programas para los cuales la financiación de la Comunidad sea superior a dos millones de ecus en el caso de un Estado de ACP o de un millón de ecus en el caso de un país de Asia o América Latina, tras consultar al Comité pertinente mencionado anteriormente, siendo también aplicable esto a cualquier modificación importante, superior al 20 por ciento, de la cantidad acordada inicialmente para un proyecto o programa.

La asistencia financiera y técnica de la Comunidad puede cubrir todos los costes en divisas y locales para la realización de proyectos y programas, incluidos, siempre que sea necesario, programas integrados y proyectos sectoriales. Cubre también los gastos de mantenimiento y funcionamiento de las operaciones de cooperación económica, los programas de formación e investigación y los proyectos y programas de desarrollo. Salvo el caso de los programas de investigación y formación, cuyos gastos se sufragan, en general, sólo en la fase de puesta en marcha, y luego las cantidades se van reduciendo progresivamente.

Se han de realizar esfuerzos sistemáticos para buscar contribuciones, particularmente en forma financiera, de colaboradores (países, comunidades locales, empresas, cada uno de los beneficiarios) en la medida de sus posibilidades y de acuerdo con el carácter de cada operación. El coste de los estudios y la utilización de expertos a corto y largo plazo para asesorar a los beneficiarios y a la Comisión en la formulación de políticas generales, la identificación y preparación de operaciones y en el seguimiento y evaluación de éstas, normalmente se sufraga con cargo a los fondos de la Comunidad, ya sea como parte de la financiación de cada operación o de forma independiente.

Todas las acciones con apoyo comunitario deben estar precedidas de informes con detalles sobre sus efectos ecológicos, sociales, económicos y culturales, junto con una exposición de los objetivos cualitativos y cuantitativos específicos de dicha acción.

La asistencia financiera de la Comunidad para la ejecución de acciones en el marco del Reglamento corre a cargo de un presupuesto de 150 millones de ecus que abarca un período inicial de tres años. Las autoridades presupuestarias tienen la responsabilidad de determinar las asignaciones disponibles para cada ejercicio económico. El Consejo debe examinar los mecanismos de financiación de 1998 en adelante antes del final de 1997, teniendo en cuenta el examen de mitad de período del Cuarto Convenio ACP-CEE y el examen previsto de la reglamentación relativa a la cooperación con los países en desarrollo de Asia y América Latina.

Las acciones realizadas con arreglo a este Reglamento han de estar coordinadas con los programas y acciones nacionales e internacionales relativos a la conservación y gestión sostenible de los bosques tropicales y prestarles apoyo. Estos incluyen el Plan de Acción Forestal Tropical y la Organización Internacional de las Maderas Tropicales.

La Comisión debe presentar al Parlamento Europeo y al Consejo un informe anual con la evaluación de la aplicación de las medidas, especificando los resultados de la ejecución del presupuesto en lo referente a los compromisos y los pagos, así como con detalles de los programas y proyectos financiados durante el año y, en la medida de lo posible, información sobre los fondos asignados de ámbito nacional durante el mismo ejercicio económico. Por último, el informe ha de contener información específica detallada (compromisos, nacionalidad, etc.) sobre los contratos asignados para la ejecución de proyectos y programas.
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba