Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Desde 2000-03-24 hasta 2010-12-31
| See all projects funded under this programme / topic

Programa Marco

FP6

Referencia legislativa

COM(2003)226 definitivo de 2000-03-24
La idea del espacio europeo de investigación tiene su origen en la observación de tres puntos débiles de la investigación en Europa: el nivel insuficiente del esfuerzo financiero en este ámbito, la falta de un entorno que estimule la investigación y la explotación de sus resultados, y la fragmentación de actividades y dispersión de recursos. El objetivo de la iniciativa del espacio europeo de investigación combina tres conceptos relacionados y complementarios:
_ La creación de un "mercado interior" de la investigación, espacio de libre circulación de los conocimientos, los investigadores y las tecnologías;
_ La reestructuración del tejido de la investigación europea;
_ La definición de una política europea de investigación que tenga en cuenta todos los aspectos pertinentes de otras políticas nacionales y comunitarias.

Resumen

En marzo de 2000, el Consejo Europeo de Lisboa estableció el objetivo de que Europa se convirtiera para 2010 en "la economía del conocimiento más competitiva y dinámica del mundo, capaz de un crecimiento económico sostenible con más y mejor empleo, y una mayor cohesión social". El proyecto de crear un espacio europeo de investigación, como proponía la Comunicación de la Comisión "Hacia un espacio europeo de investigación" fue confirmado como uno de los elementos centrales de la Estrategia de Lisboa para lograr este objetivo.

Dos años más tarde, el Consejo Europeo de Barcelona, que revisó el grado de consecución del objetivo de Lisboa, acordó la necesidad de aumentar la inversión en investigación y desarrollo (I+D) europeo hasta alrededor del tres por ciento del PIB para 2010; asimismo pidió que se incrementara el porcentaje de financiación empresarial a dos tercios del total de la inversión en I+D. Reconociendo la importancia de este objetivo las Orientaciones generales de política económica de 2002 de los Estados miembros y la Comunidad recomendaron que se mejoraran los incentivos a la inversión de las empresas en I+D y se mantuvieran políticas fiscales sanas.
El objetivo de Barcelona es esencial para lograr el objetivo estratégico de Lisboa. El espacio europeo de investigación y el VI Programa Marco (VIPM) comunitario contribuirán a impulsar cualitativa y cuantitativamente la investigación en I+D. En septiembre de 2002, la Comisión Europea aprobó la primera Comunicación "Más investigación para Europa - Objetivo: 3 por ciento de PIB", tras consultar a los Estados miembros, empresas y otros interesados sobre la forma y los medios para concretar el objetivo establecido en el Consejo Europeo de Barcelona. Las reacciones fueron muy alentadoras y homogéneas, y aportaron un gran número de recomendaciones.

En marzo de 2003, el Consejo Europeo de Bruselas invitó a los Estados miembros a "tomar medidas concretas sobre la base del próximo plan de acción de la Comisión 'Invertir en investigación: un plan de acción para Europa', para fomentar la inversión empresarial en I+D e innovación en la perspectiva de alcanzar el 3 por ciento del PIB fijado en Barcelona". También reclamó el fortalecimiento del espacio europeo de investigación e innovación en beneficio de todos en la UE ampliada, a través concretamente de "la aplicación de un método abierto de coordinación en apoyo de las políticas de investigación e innovación en ámbitos como las acciones encaminadas a materializar el objetivo del 3 por ciento del PIB para inversión en I+D o el desarrollo de recursos humanos en ciencia y tecnología, y el establecimiento de un mecanismo de control de los avances realizados y de evaluación de su eficacia". El plan de acción determina las iniciativas en curso importantes para alcanzar el objetivo del 3 por ciento y nuevas acciones que se puedan emprender en los ámbitos nacional y europeo.

El papel de las universidades es fundamental para el espacio europeo de investigación ya que el crecimiento de la sociedad del conocimiento depende de la producción de nuevos conocimientos, su transmisión a través de la educación y la formación, su difusión a través de las tecnologías de la información y la comunicación, y su utilización mediante nuevos servicios o procesos industriales. Las universidades desempeñan un papel importante en estos tres ámbitos de investigación y aprovechamiento de resultados. Europa necesita una universidad sana y floreciente en la que la excelencia optimice los procesos diseñados para sostener la sociedad del conocimiento y ayudar a concretar el objetivo del Consejo Europeo de Lisboa y la necesidad de excelencia reconocida por el Consejo Europeo de Barcelona en su llamamiento para que los sistemas educativos europeos se conviertan en "referencia mundial" antes de 2010.
Dos contribuciones importantes par lograr el objetivo estratégico de Lisboa hay que verlas en la Declaración de Bolonia, que pedía la reforma convergente de las estructuras de los sistemas de enseñanza superior y puso en marcha un proceso de creación de un "espacio europeo de educación superior" para 2010, y en el espacio europeo del aprendizaje permanente, en respuesta al mandato dictado por el Consejo Europeo de Feria que consistía en "definir estrategias coherentes y medidas prácticas destinadas a fomentar la accesibilidad universal del aprendizaje a lo largo de toda la vida". Las universidades europeas deben, con la ayuda de los Estados miembros y en un contexto europeo, hacer frente a la necesidad absoluta de adaptarse a cambios profundos como:
_ El aumento de la demanda de enseñanza superior;
_ La internacionalización de la educación y la investigación;
_ El establecimiento de una cooperación efectiva y estrecha entre universidades y empresas;
_ La proliferación de lugares de producción de conocimiento;
_ La reorganización del conocimiento;
_ La aparición de nuevas expectativas.

Desde la introducción del concepto de espacio europeo de investigación se ha intensificado el debate sobre las ventajas, para la investigación europea, de la creación de un consejo europeo de investigación. Aunque no exista actualmente ninguna definición comúnmente admitida de lo que sería un consejo europeo de investigación, su objetivo sería distribuir los fondos, de acuerdo con un omnipresente principio de competencia europea, a proyectos de máxima relevancia dedicados a la investigación fundamental o estratégica y ambientados en cualquier ámbito científico (ingeniería, ciencias sociales y ciencias humanas inclusive). La competencia permitiría aumentar la calidad global de la ciencia en Europa mientras se fomentaría la cooperación en investigación estratégica europea, lo que llevaría a un aumento de la masa crítica, una reducción de la duplicación de trabajos y mejores resultados. De crearse un consejo europeo de investigación, será necesario resolver otras cuestiones como la de la base de desarrollo del consejo y la de su dotación presupuestaria.

Varias partes interesadas han aportado contribuciones significativas a este debate. Así:
_ La Presidencia danesa creó en noviembre de 2002 un grupo de expertos encargado del proyecto de consejo europeo de investigación;
_ En noviembre de 2002 el Comité consultivo europeo de investigación (EURAB), constituido por la Comisión Europea para que le prestara asesoramiento, publicó un dictamen al respecto;
_ La Fundación Europea para la Ciencia publicó en la primavera de 2003 un informe sobre las modalidades de un consejo europeo de investigación;
_ La Organización Europea de Biología Molecular organizó una serie de conferencias sobre las posibles ventajas de un consejo de investigación europeo en las ciencias de la vida;
_ Otras partes interesadas como ALLEA ("All European Academies"), EUROSCIENCE y EUROHORCs han contribuido asimismo al debate a través de dictámenes escritos.

Subdivisión

La iniciativa de espacio europeo de investigación ha dado lugar a varias actividades que empiezan a concretarse, de varias formas, en acciones específicas:

- Actividades que capitalizan las conclusiones del Consejo Europeo de Lisboa, la mayoría basada en Comunicaciones o documentos de trabajo de la Comisión, y relacionadas con:
- Evaluación comparativa de las políticas de investigación;
- Cartografía de la excelencia;
- Movilidad de los investigadores;
- Infraestructuras de investigación;
- Creación de redes de programas nacionales de investigación;
- Inversión privada en investigación;
- Propiedad intelectual;
- Redes electrónicas para la investigación;
- Dimensión internacional de la investigación;
- Dimensión regional de la investigación;
- Temas relacionados con la ciencia y la sociedad.

_ Se han creado o se crearán pronto foros de contacto y estructuras que abarquen los actores privados y públicos de la investigación, a menudo vinculados a programas y actividades de la UE, con el fin de mejorar la coordinación de las actividades y políticas nacionales en varios ámbitos:
- Transporte (ACARE para la investigación aeronáutica, ERRAC para la investigación ferroviaria);
- Medio ambiente (Plataforma europea para la estrategia de investigación en biodiversidad);
- Energía (Grupo de alto nivel para la investigación sobre el hidrógeno y las pilas de combustible);
- Tecnologías limpias (la "Civilización H²" mundial).

_ El VI Programa Marco de investigación ha sido especialmente diseñado y formulado para ayudar a establecer un espacio europeo de investigación y es probable que pase a ser una herramienta importante a la hora de ponerlo en marcha. Se han utilizado nuevos instrumentos de apoyo que harán posible crear masas críticas de recursos (redes de excelencia y proyectos integrados), reforzar la acción en determinados ámbitos como las infraestructuras de investigación y la movilidad de los investigadores, proporcionar un plan de apoyo a iniciativas de interconexión de actividades nacionales y aplicar las disposiciones del artículo 169 del Tratado que estipula la participación de la Comunidad en actividades desarrolladas conjuntamente por varios Estados miembros.

_ El Centro Común de Investigación ha intensificado las actividades de interconexión de las capacidades de investigación nacionales que realiza para proporcionar las referencias científicas necesarias para las políticas comunitarias, concretamente en los ámbitos de la seguridad nuclear, metrología química, riesgos medioambientales y detección y análisis de organismos modificados genéticamente.

_ Independientemente de las acciones de la UE, la comunidad científica y la industria están poniendo en marcha o estudiando espontáneamente iniciativas definidas en el marco del espacio europeo de la investigación. Cada vez más, los programas de los organismos nacionales de investigación hacen referencia al espacio europeo de investigación, como por ejemplo la CEA (investigación nuclear) y el INSERM (investigación médica) en Francia, o el Fraunhofer Gesellschaft en Alemania.

_ Se están estrechando las relaciones bilaterales o multilaterales entre las grandes organizaciones nacionales de investigación (CNRS en Francia, CSIC en España, CNR en Italia, Max Planck Gesellschaft en Alemania, los Consejos de Investigación británicos, TNO en los Países Bajos, FNRS en Bélgica, TEKES en Finlandia, etc.), que se están desarrollando concretamente a través de la creación de "Laboratorios europeos asociados" (laboratorios "sin muros" que combinan equipos de varios países).

_ También están surgiendo nuevos planes de colaboración, como el programa de intercambio de investigadores entre la Deutsche Forschungsgemeinschaft y la Royal Society, o el programa de becas para jóvenes investigadores creado en el marco de la asociación EUROHORCs.

Implementación

La Comunicación de la Comisión COM(2003) 226 final "Invertir en investigación: un plan de acción para Europa" establece una serie de iniciativas necesarias para dotar a Europa de una base de investigación pública más fuerte y hacerla más atractiva para la inversión privada en investigación e innovación. El aumento de los niveles de inversión en investigación contribuirá al potencial de innovación, crecimiento y empleo a largo plazo. La finalidad de este plan es alcanzar el objetivo fijado por el Consejo Europeo de Barcelona de marzo de 2002 consistente en aumentar la inversión media en investigación del actual 1,9 por ciento del PIB al 3 por ciento del PIB para el año 2010, debiéndose los dos tercios de esta cifra financiarse desde el sector privado. Una propuesta es crear una serie de "plataformas tecnológicas europeas" que agrupen a los principales interesados -organismos de investigación, industria, legisladores, grupos de usuarios, etc.- en torno a tecnologías clave. Otras acciones se centrarán en mejorar el apoyo público a la investigación y la innovación tecnológica, aumentar la financiación pública a la investigación y mejorar el entorno de la investigación y la innovación tecnológica en Europa.

El plan de acción constituye un LLAMAMIENTO basado en un planteamiento amplio y sistémico de la investigación y la innovación. Tanto la consulta como los estudios de apoyo demostraron que este planteamiento era el único factible para impulsar el necesario despegue de la inversión privada y pública. El plan de acción recoge cuatro grandes grupos de acciones;
_ Avanzar juntos
- Promover la elaboración de políticas nacionales y europeas coherentes
- Construir una visión común para el desarrollo y la implantación de tecnologías clave
- Hacer posible que todas las regiones se beneficien del aumento de la inversión en investigación
- Idear una combinación coherente de instrumentos políticos

_ Mejorar el apoyo a la investigación y la innovación
- Recursos humanos
- La base de investigación pública y sus vínculos con la industria
- Mejora de la combinación de instrumentos públicos de financiación y de su eficacia

_ Reorientar el gasto público hacia la investigación y la innovación
- El pacto de estabilidad y crecimiento, y las orientaciones generales de política económica
- Equilibrio entre financiación pública nacional y comunitaria hasta 2010
- Ayudas estatales
- Contratación pública

_ Mejora de las condiciones marco para la inversión en la investigación
- Propiedad intelectual, regulación de productos y normalización
- Normas de competencia
- Mercados financieros favorables
- Entorno fiscal
- Estrategia, gestión y rendición de cuentas de la investigación en la empresa

El plan de acción es la continuación de una Comunicación anterior "Más investigación para Europa - Objetivo: 3 por ciento del PIB" y lleva anexos un documento de trabajo de los servicios de la Comisión con información adicional y los informes de cinco grupos de expertos independientes:
_ Combinación de mecanismos de apoyo público;
_ Mecanismos de garantía;
_ Capital riesgo;
_ Medidas directas;
_ Medidas fiscales.

Observaciones

Esta información está basada en la Comunicación de la Comisión "Invertir en investigación: un plan de acción para Europa".
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba