Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

El origen de las especies continúa

La tecnología empleada para el análisis de genomas completos está conduciendo a un nuevo nivel el estudio de los eventos concretos que ocurren a lo largo de la evolución.
El origen de las especies continúa
Los miembros de una especie pueden cruzarse entre sí y producir descendencia fértil. Cuando una nueva especie evoluciona, sus nuevos genes y cromosomas son lo suficientemente diferentes de la dotación genética de su ancestro como para evitar la reproducción exitosa con este, un fenómeno conocido como aislamiento reproductivo. Un ejemplo clásico es el cruce del caballo con el burro, que produce mulas, mulos y burdéganos estériles.

Por supuesto, los caballos y los burros están separados filogenéticamente por muchas generaciones, y por ello el proyecto financiado por la Unión Europea «Ecological and genomic approaches to speciation in island birds» (BIRDISLAND) tuvo como objetivo estudiar cómo están evolucionando dos géneros de aves que habitan en islas del Pacífico. Concretamente, los investigadores estudiaron genes de las aves conocidas como ojiblancas (género Zosterops) y del gran grupo de pájaros de los tángaras (género Thraupidae).

Después del análisis de trescientos pájaros, las muestras de tejido y de ADN están ahora almacenadas en un banco de tejidos referenciados. Los investigadores también han desarrollado una base de datos morfométricos, incluyendo características concretas como el pico y la cola. También se completó un análisis de los sitios de restricción asociados al ADN en treinta pájaros de tres poblaciones y se analizó el genoma completo de cuatro especies del género Zosterops.

Para localizar los genes implicados en la especiación, los investigadores identificaron las regiones genómicas responsables y se identificaron quince loci candidatos. En primer lugar, los socios del proyecto desarrollaron una base de datos con información acerca de cuándo se diferenciaron las especies conforme a los datos moleculares de las poblaciones insulares. Los investigadores también generaron y recuperaron las filogenias más detalladas de los pájaros de las islas oceánicas hasta la fecha y recopilaron datos geográficos y ecológicos de casi doscientas islas.

El impacto de esta investigación será de largo alcance. Gracias a los resultados del proyecto BIRDISLAND, los científicos serán capaces de identificar el papel concreto de genes implicados en el aislamiento reproductivo y, por tanto, de determinar cómo evolucionan nuevas especies de pájaros. Es más, los biogeógrafos disponen ahora de una base de conocimiento clave para determinar parámetros estadísticos importantes de las poblaciones, como las tasas de especiación y extinción.

A nivel social y económico, los datos se han puesto a libre disposición del público general, y la colaboración y la unión entre investigadores ha acelerado el ritmo y elevado el nivel de la investigación. Hasta la fecha, se han publicado nueve artículos científicos con los resultados del proyecto BIRDISLAND en revistas de alto impacto como Molecular Phylogenetics and Evolution, The American Naturalist, Systematic Biology, Journal of Biogeography y Proceedings of the Royal Society B. Además, los habitantes de las islas tienen ahora una mayor conciencia sobre la biología evolutiva y la conservación. El tema de la conservación genética es importante para futuras generaciones de animales, así como para el eco-turismo.

Información relacionada

Palabras clave

Genoma, evolución, especiación, ecoturismo, conservación, pájaros insulares
Número de registro: 150763 / Última actualización el: 2014-11-20
Dominio: Biología, Medicina
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba