Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

OSIRYS Resultado resumido

Project ID: 609067
Financiado con arreglo a: FP7-NMP
País: España

Composites de origen forestal en aras de la calidad del aire en interiores

En la encrucijada entre la calidad del aire en interiores y la protección del medio ambiente; ahí se sitúa OSIRYS, cuyo propósito es obtener un material compuesto de origen forestal para su uso en fachadas y tabiques. Este nuevo material, que se compone de biopolímeros y fibras naturales, está llamado a reducir las emisiones de polutantes y eliminar activamente otros contaminantes.
Composites de origen forestal en aras de la calidad del aire en interiores
La calidad del aire en interiores y las emisiones derivadas de los materiales de construcción plantean un reto formidable para la ciencia y la industria desde hace años. El uso excesivo de materiales como los plásticos en las construcciones no ha hecho sino empeorar la situación, al agravar lo que se ha dado en llamar el síndrome del edificio enfermo (SEE) por su extrema impermeabilidad. Por otra parte, los materiales de recubrimiento empleados también se han ganado mala fama por emitir compuestos orgánicos volátiles (COV).

OSIRYS (Forest based composites for façades and interior partitions to improve indoor air quality in new builds and restoration) viene a resolver ambas cuestiones con una propuesta única e integral. El proyecto no se limitó a desarrollar materiales, sino que los combinó en distintos productos y sistemas, por ejemplo en una fachada multicapa, un muro cortina y tabiques, elementos que pueden usarse juntos o por separado en proyectos de construcción o reforma.

En palabras de la Dra. Míriam García, coordinadora del proyecto: «OSIRYS evita el uso de materiales que generan partículas, COV y formaldehído. También evita el uso de materiales hechos de plástico al 100 %, que son impermeables, y los sustituye por biocomposites hechos con polímeros biológicos y fibras naturales que permiten un intercambio de humedad». Se ha trabajado de manera especial en los aspectos de la eficiencia térmica y la protección contra incendios. Por otra parte, se ha creado un recubrimiento fotocatalítico que elimina los COV y los microorganismos generados por otros materiales.

Según la Dra. García, los puntos fuertes de OSIRYS se encuentran, sin duda, en su rendimiento energético y medioambiental, y también en su aspecto y en la posibilidad de emplear múltiples procesos de fabricación, desde la extrusión (paneles ignífugos y paneles de espuma derivada de madera) hasta la pultrusión (perfiles) y la infusión (paneles de revestimiento). «Se consiguen así infinitas posibilidades de diseño y ha quedado demostrado que los nuevos materiales poliméricos se pueden usar en la construcción aportando varias ventajas. De este modo, surgen oportunidades comerciales nuevas para los fabricantes de composites», señaló.

El equipo se encuentra ahora centrado en evaluar el ciclo de vida de sus propuestas, si bien se espera que el uso de materiales naturales resulte muy positivo para la sostenibilidad. OSIRYS se ajusta a los requisitos mecánicos, acústicos, térmicos y de protección contra incendios del Código Técnico de la Edificación de España, y ya se ha probado con resultados satisfactorios en tres emplazamientos: el edificio experimental KUBIK (cerca de Bilbao, España), un pabellón deportivo en Tartu (Estonia) y un edificio de siete plantas en San Sebastián (España). Ya han manifiestado su interés en la tecnología del proyecto varias entidades, entre ellas fabricantes de materiales y empresas de construcción.

¿Y cuáles son los pasos siguientes? Según la Dra. García, «ahora necesitamos algo de tiempo para demostrar la idoneidad de los productos nuevos en condiciones reales. Los edificios experimentales de Tartu y San Sebastián nos ofrecen oportunidades excepcionales de mostrar las prestaciones de los nuevos productos durante los próximos años».

Ahora que el proyecto ha tocado a su fin, el consorcio pretende centrarse en optimizar cada proceso industrial con vistas a sacar sus productos al mercado con garantías de éxito.

«Confiamos en comercializar componentes concretos en un plazo de uno o dos años; los sistemas completos (como la fachada multicapa y el muro cortina) podrían tardar más», indicó para concluir la Dra. García.

Palabras clave

OSIRYS, bosque, composite, calidad del aire en interiores, COV, fachada, tabiques, muro cortina, microorganismos, material de construcción
Número de registro: 173494 / Última actualización el: 2017-03-07
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba