Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

FLEAMICROBIOME Resultado resumido

Project ID: 293713
Financiado con arreglo a: FP7-PEOPLE
País: Israel

Estudio de comunidades bacterianas en roedores salvajes y sus pulgas

Unos investigadores están empleando un modelo natural de roedor-pulga para comprender por qué las comunidades bacterianas están configuradas tal y como las conocemos y cómo cambios en su estructura pueden afectar a la evaluación del riesgo de enfermedades transmitidas por insectos a humanos.
Estudio de comunidades bacterianas en roedores salvajes y sus pulgas
La capacidad de un insecto para transmitir una enfermedad está determinada generalmente tanto por las interacciones entre el hospedador del insecto o el insecto y el patógeno que porta el insecto como por las interacciones entre el patógeno y las otras bacterias presentes en el insecto o en su hospedador. La peste negra, por ejemplo, está causada por una bacteria (el patógeno) que se propaga por medio de pulgas (el vector) que, a su vez, están transmitidas por roedores (el hospedador).

Dado que los insectos como las pulgas y los hospedadores de estas albergan comunidades de bacterias, de las cuales no todas son patógenas, los investigadores del proyecto financiado por la Unión Europea FLEAMICROBIOME (Effects of ecological factors on bacterial communities of fleas) se proponen desvelar qué factores ecológicos configuran la estructura de comunidades bacterianas transmitidas por pulgas.

El proyecto tiene como objetivo determinar qué factores afectan a la composición de las comunidades bacterianas tanto en insectos vectores como en sus hospedadores. Para tal fin, los investigadores están examinando tres potenciales factores en un sistema modelo roedor-pulga: la diversidad de hospedadores, los caracteres del hospedador (por ejemplo, edad y estatus reproductivo) y las interacciones interespecíficas entre bacterias.

Para determinar qué bacterias están presentes en estos vectores y hospedadores, los investigadores analizaron las secuencias genéticas de comunidades bacterianas completas presentes en pulgas y en muestras de sangre recolectadas en roedores. Estos descubrieron que dos géneros de bacterias, Mycoplasma y Bartonella, eran los más comunes en muestras de sangre y pulgas y que todas las hembras de pulga estaban infectadas por Wolbacia spp. pero no los machos.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que durante la época reproductiva los individuos adultos eran más propensos a transmitir bacterias del género Mycoplasma y que los individuos juveniles eran, por otro lado, más propensos a transmitir bacterias del género Bartonella. Sin embargo, era más probable que la abundancia total de una determinada bacteria transmitida por un vector estuviera determinada por la abundancia de bacterias endosimbiontes en el vector, la abundancia de otras bacterias co-existentes en el vector y en la sangre del hospedador transmitidas por pulgas y cambios estacionales que por las características del hospedador.

A una escala mayor, el número de especies de hospedadores en una determinada zona afectaba a la composición de especies de la comunidad bacteriana. Aquellas zonas con más especies de hospedadores presentaban menos bacterias del género Mycoplasma pero más especies de otras bacterias que zonas con menor diversidad de hospedadores, aumentando así el riesgo de infección por enfermedades raras en seres humanos.

Identificar los factores que afectan a las dinámicas entre hospedadores, vectores y sus bacterias ayudará a prevenir o controlar las enfermedades infecciosas transmitidas por vectores.

Información relacionada

Palabras clave

Bacterias, pulgas, roedores, insectos, enfermedades, edad del hospedador, patógeno, vector, comunidades ecológicas, estructura de la comunidad, interacciones interespecíficas, microbioma, diversidad de especies
Número de registro: 175006 / Última actualización el: 2016-01-28
Dominio: Biología, Medicina