Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

El riesgo para la salud de los desinfectantes

Un equipo de científicos estudia si algunos desinfectantes del agua con cloro comunes producen subproductos tóxicos bajo ciertas condiciones.
El riesgo para la salud de los desinfectantes
La desinfección del agua es fundamental para evitar la transmisión de enfermedades. Lamentablemente, muchos desinfectantes contienen productos químicos que emiten subproductos de desinfección (DBP) tóxicos.

El objetivo del proyecto financiado por la Unión Europea CHE-WADISBYPRO (Chemical evaluation of drinking water disinfection by products) es producir mezclas específicas de DBP y describir su composición química con el fin de estudiar los riesgos para la salud de ciertos desinfectantes.

Los productos químicos desinfectantes como el cloro reaccionan con la materia orgánica y otros productos químicos (como el yodo y el bromo) del agua, de manera que dan lugar a diferentes DBP. Muchos de estos DBP no se conocen, por lo que es necesario estudiar el grado de toxicidad de cada uno de los subproductos en la mezcla de DBP.

La cloramina es un desinfectante común que se forma mezclando cloro y amoníaco. Cuando se utiliza cloramina para desinfectar agua que contiene yodo, se producen DBP iodados muy tóxicos.

Para analizar con mayor profundidad estos productos químicos y su posible nocividad, los científicos describieron las mezclas de DBP generadas tras el tratamiento del agua potable con cloro y cloramina. También investigaron si los medios de contraste para rayos X yodados (ICM) utilizados en imaginología médica pueden ser la fuente de yodo que reacciona con cloro para formar yodo-DBP.

Utilizaron agua clorada y cloraminada obtenida de piscinas, grifos y la superficie de ríos muy contaminados. El equipo de trabajo también añadió materia orgánica de un lago y un río a aguas filtradas cloradas y cloraminadas con diferentes concentraciones de bromo y yodo.

Después, los científicos pusieron a punto dos métodos para medir los DBP seleccionados formados en las diferentes mezclas. Además de encontrar nuevos yodo-DBP, identificaron qué tipos de DBP se formaban a diferentes grados de cloración y cloraminación.

También confirmaron que uno de cuatro de los compuestos con yodo estudiados utilizados para ICM constituye una fuente de yodo en agua que contribuye a la formación de yodo-DBP.

En el futuro, unos científicos de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) estudiarán la toxicidad de todos los DBP generados durante este estudio. Para esto observarán los efectos de los DBP sobre el desarrollo embrionario, su toxicidad para las células y su capacidad de producir mutaciones genéticas.

Información relacionada

Palabras clave

Desinfectantes, cloro, desinfección del agua, subproductos de desinfección, agua potable, cloramina
Número de registro: 175063 / Última actualización el: 2016-02-03
Dominio: Tecnologías industriales
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba