Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Una colaboración ambiental entre Europa y China

Un consorcio de la Unión Europea analizó las relaciones de investigación entre China y Europa en el campo de la energía y las industrias respetuosas con el medio ambiente. El equipo describió las cuestiones económicas, legales y relacionadas con la ingeniería que caracterizan las colaboraciones y respaldó el establecimiento de nuevas redes de conocimiento a través de intercambios.
Una colaboración ambiental entre Europa y China
China y Europa mantienen una intensa colaboración en el sector de la protección ambiental. En un principio, esta relación estaba enfocada al comercio, pero después las actividades se han extendido al cambio climático y a la seguridad energética y ambiental.

El proyecto financiado con fondos europeos POREEN (Partnering opportunities between Europe and China in the renewable energies and environmental industries) consistía en una red de investigación cuyo objetivo era mejorar los análisis centrados en esta relación desde diversas perspectivas. Su investigación se enfocó en el nivel de cooperación económica alcanzado hasta la fecha y en las posibilidades de potenciar la cooperación.

El proyecto reunió a académicos de los ámbitos de la economía, el derecho y la ingeniería con las miras puestas en los sectores de la energía renovable y el medio ambiente. El propósito era incrementar el conocimiento en estos campos y sacar partido a las sinergias creadas gracias a integrar enfoques entre diferentes disciplinas.

Desde el punto de vista económico, el equipo analizó flujos e inversiones directas entre China y Europa para definir dificultades y obstáculos. También se pusieron de relieve factores clave para propiciar nuevos flujos y se brindaron recomendaciones políticas relativas a intervenciones en Europa y China.

En lo concerniente al ámbito jurídico, los investigadores del proyecto se centraron en la extracción de petróleo y gas en alta mar, en las energías renovables, en la responsabilidad corporativa, así como en la legislación medioambiental. El equipo analizó el marco legal que rige la cooperación entre ambas regiones, también en lo que respecta a objetivos globales más amplios como combatir el cambio climático y garantizar el desarrollo sostenible. Los temas de investigación incluían la protección del medio ambiente en China, además de normas laborales y ambientales.

En lo que respecta a la ingeniería, el foco de atención se situó en la eficiencia energética y en reducir los niveles de dióxido de carbono. El trabajo relativo al sector del transporte orbitó en torno al uso de combustibles derivados del metano, mientras que en el ámbito de la construcción se centró en edificios con bajas emisiones de carbono, bombas de calor y redes de calefacción y refrigeración a escala de distrito.

POREEN impulsó la creación de redes de conocimiento. El programa de movilidad, que incluyó estancias prolongadas en ambas direcciones, ayudó a establecer la cooperación investigadora y a identificar oportunidades para fomentar la colaboración. Los intercambios también incluyeron numerosos encuentros, conferencias y otros eventos divulgativos.

El trabajo se materializó en varios artículos de investigación publicados en revistas arbitradas, un número especial monográfico e interdisciplinar en la revista International Journal of Ambient Energy, manuales y capítulos en obras mayores.

La labor de POREEN ha reforzado enormemente diferentes redes de investigación y ha estrechado los lazos entre sus investigadores y diversas empresas del sector de la energía renovable. Estos vínculos deberían garantizar un incremento en la capacidad y los resultados de investigación de los participantes en el futuro.

Información relacionada

Palabras clave

China, ingeniería, protección del medio ambiente, POREEN, energía renovable
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba