Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Intervenciones contra la morbilidad por diabetes

La epidemia de obesidad y diabetes avanza rápidamente, produciendo un aumento de las comorbilidades asociadas. Un equipo de científicos europeos investigó posibles intervenciones moleculares para la prevención de inflamaciones hepáticas en pacientes con enfermedades metabólicas.
Intervenciones contra la morbilidad por diabetes
Tan solo en Europa se gastan miles de millones de euros todos los años en el tratamiento clínico de enfermedades metabólicas. Se espera que de cara a 2030 la incidencia de la diabetes en Europa aumente en un 20 %. Una de las enfermedades más graves asociadas a la diabetes y la obesidad es la esteatohepatitis no alcohólica (EHNA), afección hepática que se asocia con esteatosis e inflamación.

La prevalencia de EHNAes alta y cada vez mayor en niños y adultos con sobrepeso y también en personas resistentes a la insulina de peso normal. La enfermedad benigna que antecede a EHNAes la enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHGNA) en la cual hay inflamación que conduce a fibrosis, cirrosis y finalmente insuficiencia hepática. Hoy día los mecanismos de la enfermedad se conocen mejor, pero las opciones terapéuticas para el tratamiento de EHNA aún son insuficientes.

Los científicos del proyecto financiado por la Unión Europea MANASH (Exploiting the MSP-AMPK pathway for amelioration of NASH) se propusieron desarrollar nuevas opciones terapéuticas para EHNA. Las actividades de investigación se centraron en la proteína quinasa activada por AMP (AMPK), un integrador importante de señales que regulan el equilibrio energético.

Las pruebas científicas confirman el papel fundamental que desempeña la AMPK en el metabolismo de los carbohidratos y lípidos y en la síntesis de proteínas y en el crecimiento celular. Otra función de la AMPK es disminuir la inflamación. En consecuencia, el consorcio de MANASH propuso activar la AMPK hepática como nueva opción terapéutica para el tratamiento de EHNA.

En el síndrome metabólico, la actividad de la AMPK disminuye y, por lo tanto, se propusieron diseñar activadores farmacológicos directos. MANASH se centró en la proteína estimulante de macrófagos (MSP), un factor sérico secretado por las células hepáticas que presenta propiedades antiinflamatorias en macrófagos por activación de la señalización de la AMPK.

Los científicos observaron que, en hepatocitos primarios, el tratamiento con MSP causó una activación importante de la señalización de la AMPK y el efecto continuó incluso en presencia de estímulos lipogénicos o inflamatorios. La MSP también disminuyó la producción de citoquinas proinflamatorias y aumentó las señales antiinflamatorias. Cuando trataron macrófagos que ya habían recibido previamente estímulos que imitan las características de EHNA, se observó una reducción importante de la expresión de genes proinflamatorios.

En conjunto, los resultados del estudio MANASH destacan la función de la MSP como intervención terapeútica para EHNA. No obstante, deben realizarse estudios in vivo a largo plazo para verificar la eficiencia y la seguridad de la MSP en aplicaciones clínicas.

Información relacionada

Palabras clave

Diabetes de tipo 2, obesidad, síndrome metabólico, hígado, inflamación, AMPK, MSP
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba