Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Dióxido de carbono para proteger a las uvas del frío

Unos investigadores europeos han descubierto que el dióxido de carbono (CO2) protege a las uvas de mesa del daño provocado por el frío durante el almacenamiento en frío a largo plazo.
Dióxido de carbono para proteger a las uvas del frío
Las uvas de mesa son almacenadas normalmente a una temperatura de 0 ºC tras ser recolectadas con el fin de evitar la pérdida de agua de los frutos. En plantas sensibles al frío, los daños ocasionados por el frío pueden acontecer en parte debido a especies reactivas del oxígeno (ROS), que dañan las células y provocan el oscurecimiento de los frutos. Además, las plantas pueden volverse más susceptibles a patógenos fúngicos como el moho gris, que puede crecer a temperatura tan bajas como – 5 ºC.

Para hacer frente a esta situación, la uva de mesa responde al frío mediante la activación de proteínas y enzimas anticongelantes que protegen al fruto frente al daño por las ROS. Dado que exponer a las uvas de mesa a CO2 reduce el daño provocado por el frío, es posible que este gas desempeñe un papel en este mecanismo de respuesta al estrés por frío.

El proyecto financiado por la Unión Europea MOLCHARAVITIS (Study of the molecular mechanisms involved in the beneficial effect of high CO2 levels to preserve table grape quality during the storage at low temperature) tenía como objetivo determinar cómo protege el CO2 del daño provocado por la conservación a temperaturas bajas a las uvas de mesa.

Los investigadores trataron uvas de mesa con CO2 durante tres días a 0 ºC y analizaron los genes que se activaban durante este tiempo. Estos descubrieron niveles altos de unas proteínas denominadas factores de transcripción (TF), que activan genes implicados en la protección de los frutos frente al estrés por frío y a los patógenos.

Una de estas proteínas protectoras, la dehidrina, se activa normalmente por un TF denominado factor de unión al extremo C repetido (CBF), que se activa a su vez por CO2. Sin embargo, los investigadores descubrieron que en este caso la dehidrina no se activó por el CBF, sino por otra ruta inducida por frío.

Sin embargo, otro TF denominado factor de unión a elementos de respuesta a etileno (ERS), sí activaba una proteína que protege a las plantas frente a patógenos. Dado que se encontraron niveles más altos de ERS en plantas tratadas con CO2 que en plantas no tratadas, el CO2 podría ser responsable de activar este mecanismo de defensa frente a patógenos.

Comprender los mecanismos que subyacen a la respuesta de la uva de mesa a la conservación a temperaturas bajas es de gran utilidad para los viticultores. Dado que el dióxido de azufre está siendo prohibido como conservante de uvas recolectadas debido a los riesgos que entraña para la salud, el CO2 constituye una prometedora opción alternativa de tratamiento.

Información relacionada

Palabras clave

Dióxido de carbono, uvas, almacenamiento en frío, patógenos, bajas temperaturas, estrés por frío
Número de registro: 180891 / Última actualización el: 2016-03-17
Dominio: Tecnologías industriales
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba