Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

El cambio climático y la diversidad genética de la fauna

Los cambios en el clima y en el uso del suelo son las principales amenazas para la biodiversidad de Europa. Una iniciativa financiada por la Unión Europea ha indagado en la influencia que ejercen las alteraciones climáticas y la variabilidad de los hábitats en la diversidad genética de las poblaciones de aves cantoras, así como en su adaptación evolutiva.
El cambio climático y la diversidad genética de la fauna
Se sabe poco sobre los efectos del cambio climático y la diversidad (o heterogeneidad) de los hábitats en la conformación de las poblaciones naturales de animales vertebrados. Sin embargo, cuando concurren ambos factores, influyen en el flujo de genes, la estructura genética y la adaptación evolutiva.

La composición genética de las poblaciones en un entorno heterogéneo es una cuestión fundamental para los expertos en biología de poblaciones y los ecólogos, máxime si se pretende estudiar las diferencias fenotípicas entre poblaciones en un territorio pequeño.

El proyecto DISPERSEADAPTSURVIVE (Roles of genetics and environmental variability in animal population resilience: Empirical testing in a changing world) indagó en los principales factores que determinan la genética de las poblaciones y la historia vital del herrerillo común (Cyanistes careules).

A lo largo de los últimos cuarenta años, durante la estación de cría se ha hecho un seguimiento de la población de herrerillo común que vive en cajas-nido en distintos hábitats mediterráneos del sur de Francia y de Córcega. El consorcio siguió dos nuevas líneas de investigación encuadradas en un sistema basado en la utilización de herramientas genómicas e imágenes obtenidas por teledetección vía satélite. El objetivo era cuantificar la diversidad genómica y medioambiental.

Para estudiar las poblaciones de herrerillos comunes silvestres con fenotipo diferenciado y lugares de cría muy diversificados, el equipo recurrió a la secuenciación de ADN asociado a sitios de restricción (RAD-Seq). Con esta técnica se pretendía determinar la estructura genética de la población, especialmente en lo que respecta a su tipo de hábitat.

Asimismo, el equipo exploró la posibilidad de utilizar imágenes obtenidas por teledetección vía satélite para estudiar con mayor precisión la diversidad de hábitats en el territorio objeto de estudio. Por otra parte, demostró su utilidad cuando no existen datos terrestres, y examinó los cambios que se habían producido a lo largo del tiempo en las especies perennes y caducifolias de roble, esenciales para el éxito reproductivo de los herrerillos comunes.

A la luz de los resultados, la variación genética depende de la distancia geográfica y del tipo de hábitat, esto es, de si se trata de robledales de hoja caduca o perenne. Estos datos, junto con los obtenidos mediante teledetección, sientan las bases de nuevos estudios sobre los procesos ecológicos y evolutivos que subyacen a los patrones observados de aislamiento de los ecosistemas.

Información relacionada

Palabras clave

Cambio climático, diversidad genética, variación de hábitats, adaptación evolutiva, herrerillo común
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba