Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Los efectos del biocarbón en los ecosistemas naturales

Una de las medidas propuestas para aumentar el volumen de carbono almacenado en el suelo y, por tanto, mitigar el cambio climático es la utilización a gran escala del biocarbón. Aunque esta técnica permite obtener biocombustible y mejorar la calidad del suelo, y pese a los numerosos estudios sobre su uso en sistemas agrícolas, es poco lo que se sabe sobre sus efectos en sistemas naturales como las praderas.
Los efectos del biocarbón en los ecosistemas naturales
El biocarbón es un material similar al carbón que se obtiene calentando madera o residuos verdes hasta temperaturas de 350 °C o más en condiciones anaeróbicas. Este proceso, conocido como pirólisis, altera la composición química de la materia prima, reduciendo su biodegradabilidad y aumentando el tiempo que puede permanecer en el suelo antes de descomponerse.

Los artífices del proyecto BASE (Biochar application in a natural ecosystem), financiado con fondos europeos, emplearon técnicas de la física del suelo y la biología para determinar el impacto ecológico que tendría la aplicación de biocarbón a hábitats de pradera del norte de Europa. El estudio abarcó tanto el nivel genético como el paisajístico, lo que permitió a los investigadores obtener una imagen de conjunto muy precisa sobre los efectos del biocarbón en el suelo.

Para demostrar que no todos los biocarbones son iguales, el equipo empleó sofisticadas técnicas, como la tomografía de rayos X o el sondeo con isótopos estables y el análisis de ADN en forma de micromatrices de ADN. Sus propiedades físicas y químicas pueden variar considerablemente, lo que afecta a su comportamiento en contacto con el suelo.

Teóricamente, el biocarbón aumenta la capacidad de campo de los suelos arenosos. No obstante, se descubrió que el elaborado a partir de restos de corta de pastos no mejoraba de manera significativa las propiedades hidrológicas de los suelos franco-arenosos. Se empleó la técnica de microtomografía para mostrar que este material era altamente hidrofóbico, por lo que impedía que el agua penetrase en las porosidades de las partículas de biocarbón presentes en el suelo.

El consorcio realizó estudios adicionales que revelaron que los efectos del biocarbón en la productividad del suelo se debían con toda probabilidad a las propiedades fertilizantes de sus nutrientes, ya se tratase del potasio presente en la fracción de cenizas del biocarbón o del nitrógeno.

Esta acción fertilizante era menor que la de la materia prima con la que se había elaborado el biocarbón. Estos hallazgos ponen de relieve la necesidad de efectuar controles rigurosos a los experimentos relativos a los efectos de la aplicación de biocarbón al suelo.

Información relacionada

Palabras clave

Biocarbón, ecosistemas naturales, carbón, suelo, praderas, biodegradable
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba