Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

¿Un nuevo truco para el bosón de Higgs?

El Aparato Gran Colisionador de Hadrones Toroidal (ATLAS) ha proporcionado evidencias sólidas de que la partícula descubierta en 2012 se comportaba, todavía más, como un bosón de Higgs. Un grupo de físicos financiado por la Unión Europea desempeñó un papel líder a la hora de establecer que se descompone en leptones tau.
¿Un nuevo truco para el bosón de Higgs?
Para el equipo financiado por la Unión Europea, el descubrimiento del bosón de Higgs en los experimentos ATLAS y del solenoide de muones compacto de la Organización Europea de Investigación Nuclear (CERN) fue el principio de un camino para determinar qué era la nueva partícula. Una propiedad importante que trataron de determinar fue cómo se descompone.

La teoría predice que el bosón de Higgs dura solo un breve tiempo y se desintegra en varios tipos de partículas elementales. Hasta el momento se habían establecido correctamente sus desintegraciones en distintos bosones de gauge (partículas elementales que transportan fuerza). La otra familia de partículas, los fermiones, constituyen la materia.

De acuerdo con el modelo estándar de física de partículas, los fermiones (como las partículas tau, los electrones y los quarks) adquieren masa del mismo modo que los bosones, mediante el mecanismo Brout-Englert-Higgs. Por consiguiente, el bosón de Higgs se podría desintegrar directamente en bosones o fermiones.

Durante el proyecto ATLASHIGGS2TAUS (ATLAS Higgs to taus), los resultados del experimento ATLAS mostraron que el bosón de Higgs realmente no se descompone en leptones tau. Este hallazgo importante fue posible mediante un análisis cuidadoso de los datos generados por el funcionamiento del Gran Colisionador de Hadrones de 2010 a 2012.

Sin embargo, solo se podrá determinar si sigue habiendo compatibilidad o se necesita otro modelo teórico mediante nuevos datos. La nueva campaña de funcionamiento del Gran Colisionador de Hadrones empezó en 2015 y se espera que genere varias veces más datos que la primera campaña.

Los físicos de ATLASHIGGS2TAUS han contribuido al mantenimiento del software de reconstrucción de leptones tau que se utiliza para las mediciones del ATLAS, lo cual garantizó la continuación de los trabajos sin interrupciones. Todo el trabajo se realizó con la colaboración de ATLAS, una colaboración internacional de físicos de treinta y ocho países.

Información relacionada

Palabras clave

Bosón de Higgs, Gran Colisionador de Hadrones, leptones tau, fermiones, experimento ATLAS
Número de registro: 180955 / Última actualización el: 2016-04-05
Dominio: Tecnologías industriales
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba