Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

XLIM Resultado resumido

Project ID: 329195
Financiado con arreglo a: FP7-PEOPLE
País: Reino Unido

Copolímeros de bloque para construir transistores de alto rendimiento

La tecnología del futuro, abarcando desde las aplicaciones de energía hasta las electrónicas y biomédicas, será cada vez más sofisticada, a medida que las estructuras nanotecnológicas adquieran más complejidad. Un equipo de científicos de la Unión Europea utilizó una estrategia prometedora relacionada con la ciencia de los polímeros para producir estructuras complejas a escala nanométrica que se apliquen en las capas semiconductoras de dispositivos transistores.
Copolímeros de bloque para construir transistores de alto rendimiento
El uso de materiales de polímeros es una técnica innovadora y económica para producir estructuras de longitudes a escala nanométrica. La misma consiste simplemente en la mezcla en una solución adecuada. Con los copolímeros de bloque, es posible formar una sola cadena uniendo dos o más monómeros que son químicamente diferentes; después el sistema se autoensamblará a escala nanométrica. La capacidad de autoensamblado de forma controlada es la piedra angular de este procedimiento.

En el proyecto XLIM (Well-defined conjugated block copolymer nanofibers and their applications in photovoltaic devices) un equipo de científicos se propuso sintetizar copolímeros de bloque que contienen poli(3-hexiltiofeno) (P3HT) con el fin de preparar objetos a escala nanométrica funcional y complejos, mediante el procesamiento de soluciones de bajo coste. Cabe destacar que se observó que los bloques de polímero eran conductores, por lo que son adecuados para dispositivos electrónicos.

El equipo del proyecto utilizó una metodología sintética para producir copolímeros de bloque con dos segmentos conjugados diferentes. Cuando se autoensamblan, estos dos bloques con diferentes propiedades permitieron la formación de estructuras ordenadas en forma de micelas cilíndricas con un centro cristalino. Con el método de autoensamblado por cristalización, los científicos lograron un control eficaz de la longitud, que oscila entre unas decenas y más de ochocientos nanómetros.

Estas micelas cilíndricas se incorporaron en la capa semiconductora activa de los transistores de efecto de campo. Una observación llamativa fue que la longitud del cilindro influyó sobre la movilidad del portador de cargas y por lo tanto, sobre el rendimiento del transistor.

Los científicos variaron la estrategia para observar la síntesis de un copolímero de tres bloques.

Los polímeros semiconductores son especialmente importantes para la industria electrónica. Ajustando la longitud de los copolímeros se puede conseguir el autoensamblado de estos materiales en entramados complejos que pueden servir como patrones para el grabado de circuitos nanométricos en transistores. Este procedimiento puede servir para fabricar piezas para transistores cada vez más pequeñas y densas.

Información relacionada

Palabras clave

Copolímeros de bloque, estructuras a escala nanométrica, autoensamblado, transistores de efecto de campo
Número de registro: 181062 / Última actualización el: 2016-04-15
Dominio: Energía
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba