Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

La fisiopatología de la depresión

Unos científicos europeos investigaron nuevos parámetros relacionados con la depresión con el fin de generar conocimientos sobre la etiología de esta enfermedad. Sus hallazgos han allanado el camino para diseñar fármacos novedosos con los que tratar esta patología.
La fisiopatología de la depresión
Pese a que se han efectuado grandes esfuerzos de investigación, estos apenas han fructificado en nuevos tratamientos para la depresión, una dolencia que sigue representando una de las principales causas de discapacidad crónica. Los fármacos que ofrecen mejores resultados clínicos son aquellos que potencian el efecto de la serotonina, un neurotransmisor cerebral cuya síntesis resulta escasa cuando existe depresión. No obstante, estos medicamentos no son eficaces en un gran número de casos, tardan en hacer efecto o producen efectos secundarios.

Para solucionar esta problemática, los científicos del proyecto financiado con fondos europeos MECPST-IPD (Identification of inflammation pathways involved in the predisposition to decreased neurogenesis and depression) se centraron en la fisiopatología de la depresión, abordando la dolencia como una enfermedad compleja en la que entran en liza múltiples factores. Así, los científicos estudiaron la inflamación y el estrés como elementos relacionados con la depresión.

A fin de elaborar modelos de inflamación en ratones, el equipo inoculó un lipopolisacárido que induce la inflamación en ejemplares recién nacidos. Los investigadores sometieron a estos ratones proclives a la inflamación a un estrés crónico moderado provocado por elementos impredecibles y monitorizaron su respuesta. Asimismo, los científicos se sirvieron de fármacos específicos para alterar el proceso de neurogénesis en ejemplares adultos con el propósito de definir su papel en el desarrollo y la recuperación de la depresión.

Los ratones sometidos a los tres factores fisiopatológicos presentaron las tasas más bajas de aumento de peso y un mayor nivel de ansiedad. En líneas generales, los resultados relativos al comportamiento de dichos ejemplares reflejaron un aumento en la activación del sistema dopaminérgico. Gracias a estudiar los mecanismos que subyacen a estos descubrimientos, el equipo demostró que provocar inflamación durante la primera etapa de la vida de los ratones altera la dinámica que determina el ciclo vital completo de estos ejemplares. A su vez, reducir la neurogénesis en ratones adultos era suficiente para inducir un fenotipo depresivo y para incrementar la respuesta al estrés asociada a un déficit en la capacidad para el procesamiento emocional.

En conjunto, los hallazgos derivados del estudio de MECPST-IPD ponen de relieve el papel que desempeñan la inflamación y la neurogénesis en la fisiopatología de la depresión, reflejan la naturaleza multifactorial de la enfermedad y sugieren que, para tratarla, podría ser necesario emplear fármacos que actúen sobre los diversos aspectos de la dolencia.

Información relacionada

Palabras clave

Fisiopatología, depresión, fármacos, inflamación, estrés, neurogénesis
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba