Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

FORTISSIMO — Resultado resumido

Project ID: 609029
Financiado con arreglo a: FP7-ICT
País: Reino Unido

Supercomputación más asequible para las pymes

La adquisición y el mantenimiento de un superordenador están fuera del alcance de la mayoría de las pymes, pero gracias al proyecto FORTISSIMO sí que pueden ya acceder de forma rentable y sencilla a servicios de computación de alto rendimiento con los que realizar simulaciones relevantes para su actividad.
Supercomputación más asequible para las pymes
El proyecto de cinco años FORTISSIMO (Enabling manufacturing SMEs to benefit from high-performance computing) forma parte de la estrategia de la Unión Europea para digitalizar la industria presentada por el Comisario Günther Oettinger en 2015.

FORTISSIMO es uno de los proyectos estrella de la iniciativa I4MS (ICT Innovation for Manufacturing SMEs) y ha crecido desde los cuarenta y cinco socios iniciales hasta ciento sesenta actuales procedentes de dieciséis países. Los socios representan la cadena de valor al completo e incluyen centros de supercomputación, distribuidores de TIC y pymes que desean ejecutar simulaciones. El proyecto se diseñó para facilitar a las empresas el acceso a software e infraestructuras de HPC que no podrían costearse y así aumentar la competitividad.

«Cientos de miles de pymes europeas podrán aprovechar esta iniciativa —declaró el coordinador del proyecto, el profesor Mark Parsons, del Centro de supercomputación EPCC de la Universidad de Edimburgo—. Resulta fundamental poner en marcha más de sesenta casos prácticos en los que se muestre el modo en el que los ordenadores de alto rendimiento pueden ahorrar varios miles de euros en costes de diseño y fabricación, mejorar los productos creados y aumentar los márgenes de beneficio considerablemente».

La adquisición y el mantenimiento de un superordenador pueden llegar a costar millones de euros. Además, una empresa pequeña puede que solo lo necesite para ejecutar una aplicación exhaustiva una o dos veces al año, situación que no hace rentable la adquisición de este tipo de infraestructuras. FORTISSIMO mostró que, con independencia de si la aplicación procede de los sectores de la automoción, el aeroespacial, el medioambiental o el procesamiento de metales, toda empresa que se valga de las simulaciones avanzadas de cualquiera de los centros de supercomputación de su red pagando por su empleo, ahorrará mucho más dinero que si instala su propia infraestructura.

FORTISSIMO, puesto en marcha en julio de 2013 y cuya segunda fase se mantendrá activa hasta octubre de 2018, recibió fondos europeos por valor de 26 millones de euros y ya ha generado resultados sorprendentes en varios sectores:

- El fabricante esloveno de aeronaves ligeras Pipistrel calculó que era diez veces más barato (270 000 euros de ahorro) utilizar la simulación de HPC en la nube ofrecida por ARCTUR, socio de FORTISSIMO, que adquirir sus propio sistema interno para emplearlo ocasionalmente. XLAB, también en Eslovenia y que contribuyó al proyecto con sus conocimientos sobre HPC, también se benefició de las actividades experimentales del proyecto y obtuvo conocimientos estratégicos con los que ampliar sus servicios y ganar clientes nuevos.

- Otra empresa satisfecha con los resultados del proyecto fue el productor de cable italiano Prysmian. El empleo de simulaciones tridimensionales en lugar de las bidimensionales que estaban a su alcance le permitió ahorrar 100 000 euros en cada diseño de cable y reducir el tiempo hasta la comercialización, ahorrar materiales y fabricar productos mejores. Se espera que todo ello aumente sus ingresos en el orden de varios millones de euros durante los próximos cinco años. El proveedor de HPC CINECA, un centro de supercomputación italiano, mejoró también su modelo de negocio orientándose más hacia el sector privado.

- El fabricante sueco de deportivos Koenigsegg, en colaboración con los socios de FORTISSIMO ICON, NTUA y CINECA, mejoró la aerodinámica de sus vehículos mediante modelizaciones matemáticas de dinámica de fluidos solo posibles en un superordenador. Esta estrategia permitió ahorrar un 30 % en costes de diseño, un 60 % en prototipos y 90 000 euros anuales en desarrollo, todo ello tras incluir los costes por uso de HPC.

Queda claro que el impacto de FORTISSIMO, tras ampliar su escala, podría ser enorme. Durante la segunda fase del proyecto se trabajará en la creación de un ecosistema comercial sostenible —un mercado para pymes y HPC— configurado como una empresa independiente de la financiación europea. Se podrían crear así cientos de puestos de trabajo, y no solo entre las pymes al poder aumentar sus ingresos y acceder a clientes nuevos gracias a los ahorros en costes de producción, la creación de productos mejores y más competitivos y la reducción del tiempo hasta la comercialización, sino también entre centros de HPC y distribuidores de TIC al poder adentrarse en mercados nuevos, abastecer la demanda de simulaciones y modelización, crear nuevos modelos de negocio y abrirse nuevos horizontes.

Información relacionada

Palabras clave

FORTISSIMO, computación de alto rendimiento, Pipistrel, pymes, I4MS, Koenigsegg, HPC, CINECA, Prysmian
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba