Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

SCECI Resultado resumido

Referencia del proyecto: 327538
Financiado con arreglo a: FP7-PEOPLE
País: España

Emociones e identidad: perspectivas médicas, sociales y culturales

¿De qué forma se plasman las emociones —entendidas desde la perspectiva médica— en el cine y los telefilmes? ¿Cómo se extrapolan y se materializan a modo de investigaciones desde el prisma de las ciencias sociales? ¿Cuáles son los conceptos de emoción e identidad cultural que han transmitido las producciones audiovisuales desde los años cincuenta?
Emociones e identidad: perspectivas médicas, sociales y culturales
El proyecto financiado con fondos europeos SCECI (Scientific Concepts of Emotion and Cultural Identities) aboga por la necesidad de adoptar un enfoque multidisciplinar para comprender los conceptos contemporáneos de ego, identidad emocional y cambio social. La iniciativa parte de tres hipótesis: que la noción de emoción según se concibe en medicina y psicología sustenta en gran medida los conceptos de ego e identidad, por un lado, que el cine y los telefilmes se han convertido en el medio predominante por el que se expresan y transmiten los conceptos culturales, por otro, así como que las ciencias sociales conceptualizan el cambio cultural a partir de un plano teórico. Partiendo de estas premisas, el proyecto combina las perspectivas de tres disciplinas. En primer lugar, se centra en la forma en que se conceptualizan las emociones en el ámbito de la investigación médica. También estudia la materialización de estos conceptos en las obras especializadas pertenecientes al campo de las ciencias sociales. Por último, analiza el modo en que las concepciones científicas de emoción se ven reflejadas en las producciones audiovisuales.

El proyecto comenzó su labor aclarando la terminología relacionada con las emociones y puso sus miras en los tres conceptos clave que se emplean con más asiduidad en las investigaciones médicas y psicológicas para categorizarlas, a saber, emociones básicas, estrés y miedo. Estas categorías han demostrado su eficacia a la hora de abordar las emociones desde enfoques transdisciplinares dado que arrojan luz sobre los órdenes emocionales y el cambio cultural. Un ejemplo sería el concepto de estrés que, cuando pasó de formar parte del ámbito de la fisiología en los años cincuenta a incorporarse con posterioridad a los campos de la psicología y la sociología, vio alterado su significado y se convirtió en una expresión general con la que designar cualquier malestar emocional asociado a los males de la sociedad. El estrés, el estrés relacionado con trastornos y los cambios en sus atribuciones etiológicas sirvieron para caracterizar los rasgos emocionales de los seres humanos. Dicha caracterización llega a los ciudadanos a través del cine, que refleja y pone de manifiesto los cambios sociales.

El estudio de la evolución, la expresión y el uso que se hace de los conceptos de emociones básicas y miedo en el ámbito médico-psicológico y en los medios audiovisuales revela la controversia existente entre distintas perspectivas sobre la noción de universalidad de las emociones, una premisa que se asume en las producciones audiovisuales pero que se rebate en la esfera de las ciencias sociales. Por último, el miedo pone de relieve las múltiples facetas inherentes a las emociones en sus vertientes individual y social y en diferentes situaciones. Asimismo, el miedo es un recurso útil para atraer la atención del espectador de telefilmes. Por su parte, en las películas puede actuar como indicador y como detonador de modificaciones en los valores y regímenes emocionales. A este respecto, la ficción criminal supone un género clave que además ha sido convenientemente analizado y que será objeto de estudios ulteriores.

Curiosamente, el proyecto llegó a la conclusión de que, aunque ver películas y telefilmes representa una de las prácticas que, en la actualidad, contribuyen a conformar la identidad cultural y que ofrecen modelos de patrones emocionales con los que es posible empatizar, la interacción social directa y las creencias religiosas parecen influir en mayor medida sobre la conducta individual y las emociones de lo que lo hace el cine. Cabe destacar que resulta necesario seguir investigando el papel de las producciones audiovisuales en lo referente a configurar las convicciones culturales, la identidad y los valores emocionales.

Información relacionada

Palabras clave

Emoción, identidad cultural, medicina, psicología, ciencias sociales, cine, televisión
Número de registro: 182713 / Última actualización el: 2016-05-18
Dominio: Tecnologías industriales