Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

SpaceDebECM Resultado resumido

Project ID: 302270
Financiado con arreglo a: FP7-PEOPLE
País: Italia

La seguridad espacial no es accidental

A medida que se acumulan los desechos espaciales también aumentan las probabilidades de que se produzcan colisiones. Un equipo de investigadores ha recibido fondos de la Unión Europea para crear escenarios de simulación de colisiones con distintas condiciones de partida a fin de identificar qué parámetros orbitales afectan más a las probabilidades de colisión.
La seguridad espacial no es accidental
Se estima que alrededor de la Tierra orbitan más de quinientos mil objetos de más de 1 cm y más de diez millones de objetos de más de 1 mm. Debido a su reducido tamaño, los escudos de la Estación Espacial Internacional (ISS) no pueden detenerlos, por lo que pueden interferir en las operaciones de las naves en órbita.

Con las tecnologías de radar actuales no es posible detectar los residuos más pequeños, y aunque la evolución de estas lo hiciese posible en el futuro, la cantidad de datos sobre todas las partículas que podrían colisionar haría imposible realizar un estudio individual de su evolución orbital.

Los investigadores responsables del proyecto financiado con fondos europeos SPACEDEBECM (Space debris evolution, collision risk, and mitigation) propusieron otra estrategia, basada en la medición de la densidad de estos fragmentos. Este nuevo enfoque permitiría utilizar métodos analíticos para estudiar la evolución a largo plazo de los residuos espaciales.

Asimismo, se creó un modelo del conjunto de desperdicios espaciales en distintas regiones orbitales para describir la evolución de su densidad. La densidad se definió mediante distintas técnicas algebraicas diferenciales y para calcular la evolución orbital a largo plazo el equipo recurrió a los métodos semianalíticos que incorpora la herramienta PlanODyn.

Este nuevo modelo analiza los fragmentos como si fuesen un fluido, lo que permite medir el movimiento de gran cantidad de residuos minúsculos mucho más rápido que con las técnicas convencionales. Los mapas de densidad resultantes sirvieron para detectar órbitas «sumidero» y evaluar el riesgo de colisión de las naves que orbitan alrededor de la Tierra.

De este estudio se desprende que la nube de pequeños desechos que se genera cuando un artefacto en órbita se desintegra aumenta el riesgo de colisión de otras naves aledañas. En este sentido, los restos del satélite DMSP-F13 del Programa de Satélites Meteorológicos de Defensa, que explotó el 3 de febrero de 2015, podrían colisionar con los satélites de órbitas heliosincrónicas y polares.

El modelo de densidad también se utilizó para caracterizar el lanzamiento, la evolución y el rendimiento de extensas constelaciones de un nuevo tipo de satélites denominados CubeSats. Los investigadores analizaron distintas opciones para limpiar las órbitas de puntos de Lagrange ya utilizadas o muy elípticas en las que se prevé llevar a cabo misiones.

En el espacio que rodea a la Tierra flotan multitud de desechos procedentes en su mayoría de la desintegración de artefactos operativos o abandonados. El proyecto SPACEDEBECM ofrece nuevas claves sobre las dinámicas de los residuos espaciales más pequeños y su contribución al riesgo de colisión en el entorno espacial de la Tierra.

Información relacionada

Palabras clave

Seguridad espacial, residuos espaciales, órbita, tecnología de radar, SPACEDEBECM, riesgo de colisión
Número de registro: 182784 / Última actualización el: 2016-05-24
Dominio: Energía