Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

COSMIC Resultado resumido

Referencia del proyecto: 299320
Financiado con arreglo a: FP7-PEOPLE
País: Austria

Moco y microbios

Un equipo de la Unión Europea ha estudiado la composición química y física de la capa de moco de los corales. Existen dos reinos de microbios que responden a las variaciones de una forma característica, mostrando relaciones evolutivas anteriormente desconocidas entre los grupos de corales.
Moco y microbios
El moco es importante para la interacción de los animales con su entorno. Esta sustancia también actúa sobre la inmunidad de los animales, tanto a modo de capa defensiva como de medio de obtención de nutrientes para los microorganismos protectores.

En el proyecto COSMIC (Coral surface microlayer: production and dynamics of mucus-associated microbial communities), financiado por la Unión Europea, se examinaron esas interacciones. Para poder estudiar esta cuestión a nivel fundamental, el proyecto se orientó hacia animales con una estructura muy sencilla. Los corales dependen del moco desde el punto de vista biológico, si bien las secreciones también favorecen a las comunidades de microorganismos simbióticos. El objetivo de este estudio en cinco partes era estudiar la composición química cambiante del moco y los efectos resultantes sobre las comunidades microbianas. Esta misma metodología de análisis químico permitiría revelar las relaciones evolutivas entre los corales.

Las capas de moco de la superficie de las especies de coral presentan diferencias físicas y químicas. La capa de moco de un único individuo de coral también puede variar de forma considerable, lo que seguramente indicaría una variación superficial de los procesos metabólicos. Existen bacterias específicas y organismos relacionados que aprovechan la variación de distintas maneras.

La variación de la composición del moco refleja las relaciones evolutivas entre los corales. Los grupos de coral se pueden separar según los principales tipos de azúcares que se encuentran en su respectivo moco.

Los resultados mostraron diferencias considerables entre los factores que afectan a la distribución de las bacterias y las arqueas. Las arqueas son un grupo antiguo de microbios simples con una similitud superficial a las bacterias pero con una composición química diferente. El hábitat por sí solo determinó la composición de las comunidades de arqueas, mientras que en las comunidades bacterianas influyeron además la especie de coral anfitriona, la ubicación y la distancia espacial.

De este modo, los investigadores concluyeron que los dos tipos de microbios se diferencian en el grado de renovación de la comunidad en los arrecifes y en la especificidad respecto al anfitrión. Así pues, bacterias y arqueas constituyen entidades ecológicas distintas que mantienen asociaciones diferenciadas con los corales. La disponibilidad de azufre en el agua marina también condiciona el intercambio entre microbios y corales.

Diversas comunidades microbianas contribuyen a mantener la salud de los corales por medio de cambios cíclicos. En concreto, los corales desprenden capas de moco viejo endurecido; esta respuesta mantiene los microbios beneficiosos al tiempo que elimina los potenciales patógenos. De esta forma, los microbios también contribuyen a la salud y resiliencia generales de los arrecifes de coral.

El proyecto COSMIC aportó nuevos conocimientos acerca de la relación entre los corales y los microbios. El trabajo realizado refleja la importancia que tienen los microbios del moco en todos los animales y podrían utilizarse en aplicaciones orientadas a la inmunidad y la nutrición en seres humanos.

Información relacionada

Palabras clave

Moco, dinámica, COSMIC, microbios, química, evolución
Número de registro: 182799 / Última actualización el: 2016-05-25
Dominio: Biología, Medicina