Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

ANGIOTOX Resultado resumido

Project ID: 251528
Financiado con arreglo a: FP7-PEOPLE
País: Irlanda

Hacer frente a los efectos secundarios de la terapia antiangiogénica

Las terapias provocan a menudo efectos secundarios no deseados. La identificación de estos efectos inespecíficos no deseados puede ayudar a minimizar la toxicidad y mejorar el resultado de las estrategias terapéuticas.
Hacer frente a los efectos secundarios de la terapia antiangiogénica
Una de las características distintivas del cáncer es la formación de nuevos vasos sanguíneos, un proceso conocido como angiogénesis. Por tanto, la inhibición de la angiogénesis constituye una estrategia terapéutica prometedora frente al cáncer y, en este sentido, una serie de fármacos antiangiogénicos clínicamente aprobados favorecen una reducción eficaz del crecimiento y la metástasis tumoral. Sin embargo, estos inhibidores también presentan diferentes efectos secundarios tóxicos sistémicos, limitando su efectividad cuando el tratamiento tiene que ser retirado o la concentración de la dosis tiene que ser reducida para aliviar los efectos tóxicos.

El objetivo del proyecto financiado con fondos europeos ANGIOTOX (Histopathologic and mechanistic assessment of angiogenesis inhibitor related toxicities: a cross-sectoral, multi-disciplinary approach) era comprender los mecanismos de la toxicidad relacionada con el tratamiento con inhibidores de la angiogénesis. En este contexto, se llevaron a cabo análisis histopatológicos, de imagen y de perfilado de biomarcadores en muestras preclínicas y clínicas.

Los investigadores trataron ratones experimentales con dosis clínicamente eficaces de inhibidores de la angiogénesis y llevaron a cabo un análisis histopatológico de sus tejidos, prestando especial atención a efectos cardiovasculares inespecíficos no deseados. Este método permitió recapitular con éxito la mayoría de los patrones de toxicidad más comunes observados en la práctica clínica, tales como la hipertensión y una función cardiovascular comprometida. Esta última era concomitante con alteraciones en el metabolismo cardíaco, que se ven reflejadas por un aumento de la absorción de glucosa y ácidos grasos. Además, estudios proteómicos corroboraron las principales alteraciones metabólicas que aparecen tras el tratamiento con inhibidores de la angiogénesis. En este sentido, un análisis histopatológico posterior reveló efectos en el tiroides, toxicidad cutánea y proteinuria leve tras el tratamiento.

Por último, los investigadores se propusieron identificar las dianas farmacológicas de los inhibidores antiangiogénicos. El análisis permitió identificar una serie de proteínas de señalización no diana importantes que estaban modificadas a causa del tratamiento y que podrían servir como biomarcadores para predecir la toxicidad.

En conjunto, las actividades del proyecto ANGIOTOX proporcionaron conocimientos de gran utilidad sobre las rutas de toxicidad relacionadas con inhibidores de la angiogénesis. La identificación de nuevos biomarcadores tempranos de seguridad y el desarrollo de nuevos métodos, como la técnica PET metabólica, ayudarán a identificar pacientes en riesgo de desarrollar efectos adversos mientras reciben terapia antiangiogénica.

Información relacionada

Palabras clave

Angiogénesis, toxicidad, cáncer, inhibidores, función cardiovascular, metabolismo
Número de registro: 182829 / Última actualización el: 2016-05-31
Dominio: Biología, Medicina