Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

La complejidad de las cadenas de suministro

Un proyecto financiado con fondos de la UE indagó en la importancia de la complejidad de los procesos de la cadena de suministro (CS) y su gestión.
La complejidad de las cadenas de suministro
El proyecto SCCOMPLEXITY (Understanding and defining supply chain complexity: A mixed method approach for basic and applied research) examinó los distintos métodos de gestión de la complejidad de las CS para reducir costes, mejorar el servicio y proporcionar una ventaja competitiva sostenible. Las CS están formadas por redes de entidades implicadas en distintos puntos del flujo de productos, servicios, finanzas e información entre la fuente y los consumidores finales.

La gestión de las CS se ha convertido en una labor cada vez más compleja. Los ciclos de vida de los productos son más cortos y estos presentan una variedad y nivel de personalización cada vez mayores en respuesta a las exigencias de los consumidores, a lo que hay que añadir la dispersión geográfica de las entidades que componen las CS.

Todo ello se ha traducido en un aumento del número y la heterogeneidad de las interacciones entre productos, procesos y relaciones implicados en la CS y las incertidumbres y limitaciones que rodean a dichos factores, que conforman lo que se conoce como «complejidad de la cadena de suministro» (SCC).

Los investigadores llevaron a cabo una revisión bibliográfica minuciosa e interdisciplinaria y desarrollaron un modelo conceptual, teórico y de medición de la complejidad de la cadena de suministro.

SCCOPMLEXITY identificó los distintos componentes que contribuyen a la SCC, tales como proveedores, fábricas, clientes y otras entidades de la CS. Asimismo, los socios definieron los componentes de la complejidad de los proveedores, ejercicio este que dio lugar a tres conceptos: criticidad de proveedores, fiabilidad de proveedores y manejabilidad de proveedores.

A la luz de los resultados, parece conveniente medir la complejidad subjetiva de los proveedores además de la complejidad objetiva, en las que se basan otros estudios sobre la materia. Por definición, la complejidad viene dada por cambios no lineales e impredecibles en el sistema. La complejidad subjetiva puede contribuir en gran medida a la toma de decisiones, ya que incide en elementos que no siempre se reflejan —o no con la precisión necesaria— en los modelos puramente objetivos.

A resultas de SCCOPMLEXITY se pusieron en marcha siete proyectos de investigación e iniciativas conjuntas en los que participaron numerosas instituciones. Los hallazgos de esta investigación, y muy en particular las publicaciones sobre la complejidad de los proveedores, ayudarán a las empresas a ser más competitivas. Una empresa piloto ya se ha beneficiado de esta investigación, que le ha proporcionado una mayor capacidad para identificar a los proveedores esenciales y reducir el número de quejas de los clientes, así como una visión más clara de la complejidad.

Los artífices de esta iniciativa elaboraron además seis presentaciones, un manuscrito ya en fase de revisión y dos más que se encuentran aún en proceso, entre otras publicaciones.

Información relacionada

Palabras clave

Cadena de suministro, SCCOMPLEXITY, complejidad de los proveedores, complejidad objetiva
Número de registro: 182916 / Última actualización el: 2016-06-23
Dominio: Tecnologías industriales
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba