Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Nueva metodología para comprender mejor la compleja interacción entre el ser humano y el medio ambiente en regiones áridas

El desarrollo socioecológico de áreas marginales frecuentemente no se tiene en cuenta a la hora de tratar de obtener una mejor comprensión de las complejas interrelaciones existentes entre las poblaciones humanas y el medio ambiente. Una iniciativa europea arrojó luz sobre esta relación mediante el análisis de redes socioecológicas locales en regiones marginales.
Nueva metodología para comprender mejor la compleja interacción entre el ser humano y el medio ambiente en regiones áridas
Los abanicos aluviales, depósitos triangulares de grava, arena e incluso fracciones más pequeñas de sedimentos que se encuentran a menudo en los desiertos, se forman normalmente a medida que los cursos de agua interactúan con las montañas, las colinas o los cañones. Desde las comunidades agrícolas hasta las sociedades urbanas, el ser humano ha prosperado en estos hábitats tan diversos. Sin embargo, los métodos de estudio a nivel de macroescala tienen una capacidad limitada para proporcionar información detallada sobre las dinámicas locales y regionales que actúan en estos ambientes sobreexplotados.

Para abordar esta cuestión, los investigadores del proyecto financiado por la Unión Europa MISSED (Studying micro-scale socio-ecological development in marginal zones: An integrated methodology) se propusieron estudiar los abanicos fluviales localizados principalmente en las regiones áridas y los desiertos de Asia Central. El trabajo se centró en el delta de Murghab, en Turkmenistán.

El equipo de trabajo estableció tres objetivos de investigación: evaluar el grado en el que pueden ser identificados y analizados microambientes pasados y presentes; determinar el grado en el que pueden ser identificados aspectos variables y no uniformes del cambio socioecológico local en ambientes áridos continentales interiores; y comprender la coevolución local de prácticas antrópicas y medioambientales.

Para lograr estos objetivos, los investigadores de MISSED combinaron análisis de teledetección, geoarqueología y paleogeografía en el desarrollo de modelos socioecológicos. Para ello, se emplearon imágenes de satélite de alta resolución y modelos digitales del terreno para identificar potenciales regiones con microambientes locales. Esto condujo a un estudio geoarqueológico para identificar características subsuperficiales de suelo y sedimentos aluviales.

El novedoso método multidisciplinar empleado por el equipo del proyecto MISSED permitió examinar cambios en el paisaje a lo largo de un amplio periodo de tiempo y desarrollar un modelo socioecológico para el delta de Murghab.

Los resultados muestran que durante el Holoceno, los seres humanos ocuparon y explotaron parte del abanico fluvial del delta de Murghab y, concretamente, un paisaje muy diverso conformado por canales, humedales, takyrs y dunas.

Gracias al estudio de los sistemas aluviales y los deltas de los ríos, el proyecto MISSED proporcionó información novedosa sobre estas regiones marginales y cómo las poblaciones locales dieron forma al entorno natural a pesar de las continuas amenazas para el equilibrio socioecológico.

Información relacionada

Palabras clave

Abanicos fluviales, desarrollo socioecológico, MISSED, áreas marginales
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba