Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

La libertad de cátedra como uno de los derechos humanos

Un estudio combinó diferentes cuestiones relativas a la protección constitucional y estatutaria de la libertad de cátedra con una valoración de las normativas y la tradición a este respecto de distintas facultades y departamentos. Esto proporcionó una evaluación comparativa de las medidas destinadas a preservar la libertad de cátedra en la Unión Europea y de la situación en la que se encuentra actualmente.
La libertad de cátedra como uno de los derechos humanos
La libertad de cátedra debería ser un componente clave de la economía del conocimiento europea, ámbito en el que las universidades desempeñan un papel fundamental. Existen organismos internacionales como la UNESCO que ponen sus miras en el correcto funcionamiento de las universidades como indicador para ponderar el cumplimiento de los derechos humanos a mayor escala.

Dado que la libertad de cátedra representa una cuestión sobre la que apenas se ha investigado en Europa, el proyecto financiado con fondos europeos SAFE (Safeguarding Academic Freedom in Europe) comenzó su labor evaluando el estado de protección jurídica (de iure) de este derecho en los países de la UE. La iniciativa también investigó si los países correspondientes han aceptado formalmente las principales obligaciones estipuladas en los tratados internacionales sobre derechos humanos. Tras esto, la labor se centró en determinar hasta qué punto las políticas, las convenciones y las culturas de estas naciones amparan de facto la libertad de cátedra. El grado de cumplimiento se contrastó con la recomendación de la UNESCO relativa a la condición del personal docente de la enseñanza superior de 1997.

A fin de evaluar la protección jurídica que salvaguarda la libertad de cátedra, se definieron y desarrollaron treinta y siete indicadores basados en las exigencias en materia de derechos humanos —tal y como se recogen en la citada recomendación—. Entre ellos se incluyen la libertad a la hora de enseñar e investigar, la autonomía de las instituciones de enseñanza superior y el autogobierno del personal docente y el alumnado en este nivel de enseñanza, así como la seguridad laboral. Los resultados revelan que la noción de autonomía institucional está siendo malinterpretada y que se está produciendo un deterioro en lo que respecta tanto al autogobierno como a la seguridad laboral.

Por su parte, para ponderar la protección de facto se ha confeccionado un sondeo centrado en los mecanismos prácticos que a tal efecto se aplican en los países europeos. Se ha realizado una prueba piloto de dicho sondeo en una universidad de Inglaterra. Además, éste ya se encuentra disponible en línea para que participe el personal docente de Europa. Mientras que en algunos países el nivel de participación es elevado, en otros resulta necesario incrementarlo.

Esto implica que, hasta la fecha, tan sólo ha sido posible analizar algunos datos y que el sondeo deberá repetirse hasta que se alcance un nivel de respuesta suficiente.

La información recabada se analiza conforme a métodos estadísticos reconocidos. Hasta el momento, el análisis ha revelado que la protección de facto de la libertad de cátedra también resulta insuficiente. En último término, las clasificaciones referentes a la protección de ambos tipos en los estados de Europa se combinarán para dar lugar a una clasificación general. Los hallazgos obtenidos por el proyecto SAFE serán publicados en breve en diversas revistas científicas de prestigio.

Los resultados favorecerán el debate a nivel internacional, nacional e institucional con el fin de adoptar medidas correctoras que permitan restaurar la libertad de cátedra. Esto a su vez aumentará el grado de protección de este derecho en Europa.

Información relacionada

Palabras clave

Libertad de cátedra, economía del conocimiento europea, UNESCO, derechos humanos, libertad de expresión, educación superior, autogobierno, seguridad laboral
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba