Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

3D-PITOTI — Resultado resumido

Project ID: 600545
Financiado con arreglo a: FP7-ICT
País: Reino Unido

Una nueva tecnología de escaneado permite reproducir arte rupestre en 3D

Para los legos en la materia, el arte prehistórico suele limitarse a las pinturas halladas en las cuevas. Sin embargo, los grabados rupestres constituyen otra forma de expresión artística visual al aire libre mucho más extendida y que se encuentra a merced de los fenómenos meteorológicos. El equipo de 3D-PITOTI se ha propuesto salvaguardar este patrimonio para las futuras generaciones. Desde 2013, desarrolla tecnologías de escaneado, procesamiento, reconstrucción y visualización en 3D de grabados rupestres.
Una nueva tecnología de escaneado permite reproducir arte rupestre en 3D
Los arqueólogos consideran los grabados rupestres un valioso testimonio del pensamiento prehistórico y protohistórico. Nuestros antepasados representaban aquello que era importante para su sociedad, y los grabados rupestres ofrecen una ventana a sus pensamientos: la seguridad del alimento, la amenaza de la violencia entre personas, los roles de hombres y mujeres. Como afirmó Giovanna Bellandi, asistente de investigación de la Universidad de Cambridge: «El grabado rupestre puede considerarse un lenguaje o medio de comunicación ancestral. No se trata de obras de arte como las entendemos hoy en día, sino de una forma de lenguaje utilizada por nuestros antepasados para transmitir determinadas ideas».

El grabado rupestre adopta formas muy diversas en diferentes regiones europeas: «Está estrechamente ligado al lugar al que pertenece», señaló Bellandi. «Deben tenerse en cuenta el área geográfica, el tipo de roca utilizada y, seguramente, también el contexto social. El grabado rupestre sigue rodeado de incógnitas que solo podrán esclarecerse gracias a un esfuerzo continuado de investigación mediante métodos innovadores».

El proyecto 3D-PITOTI (3D acquisition, processing and presentation of prehistoric European rock-art) se centra en Valcamonica, un valle situado en la Lombardía italiana y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en el que existen al menos cien mil grabados conocidos como «pitoti» y que solo son una muestra de los que se encuentran ocultos por toda la región, que podrían doblarlos en número. Los principales expertos científicos y técnicos especializados en Valcamonica unieron fuerzas para desarrollar una tecnología para captar, procesar y visualizar imágenes en 3D de uno de los conjuntos más notables de grabados rupestres de todo el mundo. Su objetivo común es acercar los pitoti a un público más amplio mediante una experiencia interactiva y entretenida.

«La mayoría de las imágenes de las que disponíamos hasta la fecha eran en dos dimensiones: fotografías o calcos de formas tridimensionales talladas en la roca», declaró la doctora Sue Cobb, de la Universidad de Nottingham, encargada de la coordinación del proyecto. «La tercera dimensión aporta información muy valiosa, por ejemplo, sobre la superposición de grabados, que nos permite deducir cronologías relativas». Craig Alexander, miembro del equipo, explicó que, aunque ya se habían empleado técnicas de reproducción tridimensional en este campo, nunca antes se habían utilizado para crear un registro digital: «Hace más de cuarenta años se realizaron modelos en escayola de los grabados de Valcamonica para poder reproducirlos y exponerlos en otros lugares. Los datos digitales no pesan y pueden transferirse rápidamente, por lo que nuestros modelos en 3D están al alcance de cualquiera que disponga de una buena conexión a Internet. Las nuevas tecnologías de fabricación aditiva permiten crear representaciones tangibles de los grabados sin necesidad de desplazarse al valle en el que se encuentran.

Un nuevo conjunto de herramientas

El equipo ha desarrollado una novedosa metodología de adquisición multiescala, procesamiento y visualización de grabados rupestres. Los socios idearon un sistema de escaneado que permite capturar imágenes con una precisión submilimétrica, así como técnicas de planificación de trayectoria de vuelo de vehículos aéreos no tripulados (VAT) que facilitan el reconocimiento de las áreas que rodean cada pitoti en una escala que va del centímetro al kilómetro.

Para la fase de procesamiento se desarrollaron técnicas de registro y combinación de grandes cantidades de imágenes escaneadas en 3D para crear un modelo multiescala coherente y tridimensional. Gracias a sofisticadas técnicas de segmentación y clasificación es posible realizar la identificación semiautomática de distintas tipologías de pitoti —antropomórficos, zoomórficos o arquitectónicos—, y las herramientas de visualización e interacción permiten estudiar estos vestigios prehistóricos en su entorno natural con varios dispositivos, como tabletas, ordenadores portátiles, gafas de realidad virtual o la avanzada plataforma de visualización en 3D «Pitoti Scientists' Lab», de la Universidad Bauhaus de Weimar.

«El software diseñado en el marco del proyecto resulta tremendamente útil, ya que integra las posibilidades que ofrece una base de datos convencional y permite organizar y almacenar la información, así como disponer de imágenes de los pitoti en su contexto tridimensional real, no en un mapa en dos dimensiones», declaró Paolo Medici, arqueólogo del Centro Camuno de Estudios Prehistóricos. «La base de datos se ha diseñado atendiendo a las necesidades de los arqueólogos, por lo que ofrece los instrumentos necesarios para llevar a cabo investigaciones avanzadas sobre grabados rupestres en el entorno digital».

Las ventajas del sistema 3D-PITOTI son muchas y diversas. La técnica analógica de reproducción de grabados rupestres utilizada habitualmente, consistente en realizar calcos sobre láminas de plástico, resulta muy laboriosa y requiere conocimientos avanzados. Esta nueva metodología, sin embargo, permite a los arqueólogos obtener imágenes de alta resolución, a distintas escalas y en menos tiempo, independientemente del número de grabados del que se trate. Combinando las distintas reconstrucciones, incluidas en una misma base de datos, los investigadores pueden estudiar el todo, además de las partes. «Con este proceso digital integral es posible comparar numerosos pitoti entre sí, y estos con grabados rupestres hallados en otros lugares . El hecho de poder gestionar grandes cantidades de datos facilita la tarea de identificar patrones en las manifestaciones artísticas que puedan ayudarnos a descifrar su significado», explicó Cobb. Esta extensa biblioteca digital de grabados, unida a la plataforma colaborativa de visualización 3D, marca un antes y un después en el estudio del arte rupestre.

Directo al campo de trabajo

El consorcio espera seguir perfeccionando y probando estas tecnologías a lo largo de los próximos meses. La Universidad Tecnológica de Graz y ArcTron 3D trabajan en un nuevo prototipo del escáner, y varios arqueólogos de la Universidad de Cambridge ya han manifestado su interés en adoptar estas tecnologías una vez finalice el proyecto.

Craig Alexander pretende utilizar técnicas como las de segmentación y clasificación para analizar imágenes aéreas y hallar nuevos yacimientos, tales como asentamientos neolíticos en Apulia. Por su parte, Liliana Janik espera incorporarlas a su equipo habitual de registro de grabados rupestres. Frederick Baker, estudioso de los pitoti, se plantea explorar el potencial cinematográfico: «Espero que el escáner se convierta en el elemento indispensable de todo equipo de trabajo de campo. Como cineasta, seguiré utilizando esta técnica de escaneado para crear películas basadas en imágenes y un nuevo lenguaje cinematográfico», concluyó.

Palabras clave

Arte prehistórico, arte rupestre, VAT, software de 3D, segmentación de imágenes
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba