Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

ERC

EMIS Resultado resumido

Referencia del proyecto: 227348
Financiado con arreglo a: FP7-IDEAS-ERC
País: Bélgica

El futuro de los monzones

Investigadores de un proyecto europeo se propusieron predecir cómo puede afectar el cambio climático al monzón de Asia oriental. El equipo comparó un evento prehistórico especialmente intenso con diferentes eventos de características semejantes e identificó los factores responsables de las diferencias.
El futuro de los monzones
El monzón de Asia oriental, que supone varios meses de intensas tormentas diarias, condiciona la ecología, la economía y la cultura de toda la región. El cambio climático afectará con toda probabilidad al monzón, aunque aún se desconoce de qué manera.

Los investigadores del proyecto financiado por la Unión Europea EMIS (An intense summer monsoon in a cool world, climate and East Asian monsoon during interglacials with a special emphasis on the interglacials 500,000 years ago and before) modelizaron los posibles cambios. Estos se centraron en un monzón específico que ocurrió durante el período interglaciar MIS-13, hace medio millón de años. El evento fue el más intenso del último millón de años, pero aún no se comprende muy bien. Al esclarecer la ocurrencia del interglaciar MIS-13 y comparándolo con otros períodos interglaciares, el equipo ayudó a predecir cambios futuros.

El monzón MIS-13 fue especialmente intenso debido a la existencia de un fuerte contraste térmico tierra-océano. La situación se debió a la combinación de una fuerte radiación solar y la capa de hielo euroasiática. Una masa de aire cálido tropical del Pacífico aumentó la frecuencia de las lluvias estivales en el sur de China, pero redujo las precipitaciones en el norte de China. La larga duración del interglaciar MIS-13 fue también un factor determinante de la intensidad del monzón.

Los investigadores compararon el sistema climático del interglaciar MIS-13 con otros períodos interglaciares. En este contexto, se descubrió que los gases de efecto invernadero controlaban el efecto de la temperatura media anual, tanto a escala global como en las tierras altas del sur. Sin embargo, la energía solar era la principal variable que afectaba a las precipitaciones monzónicas, la temperatura a latitudes más norteñas y al hielo marino.

El evento climático conocido como MBD (siglas en inglés de Mid-Brunhes Event) acontecido hace unos 430 000 años y los cambios de temperatura en aguas profundas podrían tener la clave para comprender el papel jugado por el dióxido de carbono atmosférico. El equipo descubrió que el MBE podría haber sido un conjunto de respuestas independientes a condiciones de alta insolación más que a un evento único. Los inviernos boreales y el hemisferio sur también parecen haber desempeñado un papel más importante en el calentamiento durante los interglaciares posteriores al MBE interglaciar que en los períodos anteriores al MBE.

La comparación de nueve períodos interglaciares mostró que MIS-11 y MIS-19 eran muy parecidos a MIS-1. Sin embargo, los períodos interglaciares más cálidos, MIS-5 y MIS-9, deben ser comparados con sumo cuidado con las condiciones presentes y futuras.

El trabajo del proyecto EMIS para esclarecer el período interglaciar MIS-13 ayudó a los investigadores a predecir los cambios probables en las condiciones presentes y futuras. Además, este trabajo favorece a los esfuerzos de prevención y mitigación del cambio climático.

Información relacionada

Palabras clave

Monzón, cambio climático, Asia oriental, EMIS, interglaciares, MIS-13
Número de registro: 183114 / Última actualización el: 2016-07-25
Dominio: Medio ambiente