Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Neuronas del gusto con sentido del olfato

El gusto y el olfato son mecanismos sensoriales que actúan como guardianes para garantizar que solo se consumen alimentos seguros y en buen estado. Investigadores de un proyecto financiado por la Unión Europea han proporcionado información nueva sobre estos mecanismos empleando la mosca de la fruta, Drosophila melanogaster, como especie modelo.
Neuronas del gusto con sentido del olfato
Hasta hace poco, se creía que las neuronas gustativas o del sabor solo detectan moléculas sápidas como los azúcares, mientras que las neuronas olfativas únicamente pueden detectar moléculas volátiles. Sin embargo, el equipo del proyecto TASTEVOL (The taste of volatiles: perception of odors through taste organs in Drosophila melanogaster) demostró lo contrario empleando diferentes técnicas electrofisiológicas en este insecto modelo.

Los investigadores utilizaron un dispositivo con una configuración de dos electrodos en vez del método de registro electrofisiológico de punta comúnmente empleado, donde el electrodo contiene el estímulo y el electrolito. Dado que la mayoría de las moléculas odoríferas son insolubles en agua, separar la estimulación del registro eléctrico permitió obtener registros de las sensilas gustativas así como de las neuronas. Estos estimularon la punta de las sensilas con moléculas sápidas y con vapores de compuestos odoríferos volátiles como el ácido acético, la acetona, el octanol-1, el 1-octeno-3-ol y el propionato isoamilo.

Algunas de las neuronas gustativas demostraron ser sensibles a los vapores de compuestos volátiles, demostrando la sensibilidad de las neuronas del sabor a algunas sustancias odoríferas. Estos descubrimientos fueron complementados con los resultados de experimentos comportamentales donde moscas sin órganos olfativos eludían el ácido acético de la misma forma que moscas de tipo silvestre. Es más, moscas mutantes que carecen de sensilas gustativas no evitaban los vapores de ácido acético tras la eliminación de los órganos olfativos.

Un descubrimiento curioso fue el efecto de compuestos químicos aversivos sobre el apetito de las moscas. Los resultados demostraron que sustancias odoríferas como los vapores del ácido acético impedían que moscas sin el sentido del olfato detectaran sacarosa en solución.

Los resultados del proyecto tienen implicaciones importantes para comprender y predecir el comportamiento de insectos en el medio natural, con potenciales aplicaciones para el control de plagas. Es más, estos ponen en tela de juicio la hipótesis actual con respecto a la divergencia en la codificación de información en los sistemas olfativo y gustativo. Este hecho señala que la comunidad científica debe reconsiderar las ideas sostenidas actualmente sobre la evolución de los sistemas quimiosensoriales.

Información relacionada

Palabras clave

Gusto, sabor, neurona, olor, olfato, sensorial, Drosophila, sápido, volátil, electrofisiológico, ácido acético, compuestos químicos aversivos, control de plagas
Número de registro: 183137 / Última actualización el: 2016-08-03
Dominio: Biología, Medicina
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba