Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Portadores a base de zeína para compuestos bioactivos

Para las personas residentes en países desarrollados y en desarrollo, el bajo consumo de hierro y polifenoles vegetales supone un motivo de preocupación. Uno de los principales problemas es la alta reactividad de estos compuestos con otros alimentos, limitando así su biodisponibilidad y actividad.
Portadores a base de zeína para compuestos bioactivos
Un equipo de científicos financiado por la Unión Europea se propuso desarrollar sistemas de administración nanométricos para administrar compuestos bioactivos nutritivos y garantizar la máxima bioaccesibilidad.

La zeína es una proteína prolamina encontrada en el maíz que es insoluble en agua y puede formar nanoestructuras complejas para encapsular diferentes tipos de compuestos. Durante el proyecto INBODY (Composite nanoscale delivery systems for optimal in body and in product behavior), los científicos se propusieron desarrollar sistemas de administración de coloides complejos a base de zeína. El objetivo fue garantizar la protección del producto acelerando la digestión y mejorando la bioaccesibilidad de la carga útil. La carga útil en este caso son el hierro y los polifenoles como la curcumina.

Gracias al proyecto INBODY hubo muy importantes avances en la investigación de las partículas a base de zeína como portadores de diferentes tipos de cargas útiles. El trabajo del proyecto se centró en la extracción, encapsulación y administración de formas solubles de hierro y polifenoles solubles en agua como el galato de epigalocatequina (EGCG). Especialmente, se optimizó la producción de partículas de zeína, la estabilidad de las partículas y la eficiencia de la encapsulación a través del estudio de cinco compuestos fenólicos bioactivos diferentes.

Se obtuvieron muy buenos resultados en el caso de la encapsulación de EGCG con partículas de zeína. El uso de caseinato de sodio mejoró la eficiencia de la encapsulación pues los complejos de zeína formaron partículas nucleares con cortezas estructuradas. EGCG se ubicó principalmente en la cubierta de la partícula, mejorando así la bioaccesibilidad y la actividad. Una de las principales ventajas de este sistema de administración de zeína para EGCG podría ser su función como aditivo para la modulación de la velocidad de digestión de los lípidos.

A su vez, se desarrollaron partículas coloidales compuestas utilizando zeína y etilcelulosa. Así, fue posible encapsular con más eficiencia a los polifenoles curcumina y hierro.

Gracias a las actividades del proyecto se ha avanzado mucho en el conocimiento del ensamblado de los sistemas de partículas a base de zeína y de las condiciones óptimas para la administración de la carga útil. Ello debería contribuir a mejorar la funcionalización y el enriquecimiento de los alimentos y a menos casos de carencia de nutrientes en la población.

Información relacionada

Palabras clave

Zeína, bioactivo, hierro, polifenol, nanoescala, sistema de administración, curcumina, EGCG
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba