Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

ERC

AFRICA-GHG Resultado resumido

Referencia del proyecto: 247349
Financiado con arreglo a: FP7-IDEAS-ERC
País: Italia

Los bosques africanos y su influencia en el presupuesto de los gases de efecto invernadero

Un grupo de investigadores de la Unión Europea estudió el tema de las emisiones de gases de efecto invernadero en los bosques ecuatoriales africanos. Su conclusión fue que, si bien estos bosques constituyen un sumidero de dióxido de carbono, también pueden actuar como fuente de otros gases de efecto invernadero. El problema se complica gravemente por los efectos de la tala de árboles y la roturación de terrenos.
Los bosques africanos y su influencia en el presupuesto de los gases de efecto invernadero
La ciencia es cada vez más consciente de la importancia de los bosques tropicales africanos en el proceso de cambio climático mundial, pero los pormenores no se han estudiado a fondo. Los bosques revisten una gran relevancia para la retención del carbono, mientras que la deforestación favorece la liberación de carbono.

El proyecto financiado con fondos europeos AFRICA-GHG (AFRICA-GHG: the role of African tropical forests on the greenhouse gases balance of the atmosphere) estudió los balances de distintos gases de efecto invernadero en relación con las dinámicas biogeoquímicas de los bosques. En concreto se estudió los flujos de agua y también de dióxido de carbono, óxido nitroso y metano, que son potentes gases de efecto invernadero. Realizando una comparación con selvas tropicales vírgenes, se estudiaron los efectos de la tala de árboles en cuanto a la liberación de gases. El equipo utilizó varias técnicas, como la covarianza de remolinos, la teledetección, LIDAR y mediciones muy precisas de las emisiones del suelo.

Los trabajos sacaron a relucir que, si bien África representa un pequeño sumidero de carbono (pues absorbe más carbono del que emite), las emisiones de metano y óxido nitroso hacen que en conjunto el continente constituya en realidad una fuente de gases de efecto invernadero.

Las selvas tropicales favorecen la retención de carbono. Este proceso no tiene lugar a través del crecimiento de los árboles, sino de la retención de carbono en el suelo y la lixiviación.

La tala de árboles provoca la degradación a largo plazo de la biomasa y biodiversidad forestales, mientras que la roturación de terrenos con fines agrícolas libera cantidades elevadas de dióxido de carbono y óxido nitroso. El equipo llegó a la conclusión de que la deforestación comporta la liberación de una cantidad de gases de efecto invernadero muy superior a la que pueden absorber los bosques donde no se ha producido tala de árboles.

Así, el proyecto ayudó a determinar el balance general de gases de efecto invernadero en los bosques vírgenes y objeto de talas. En definitiva, el trabajo realizado puso de manifiesto las consecuencias de la tala de árboles en África en lo que respecta a las emisiones de gases de efecto invernadero.

Información relacionada

Palabras clave

África, bosques, cambio climático, gases de efecto invernadero, flujos, biomasa
Número de registro: 188410 / Última actualización el: 2016-08-30
Dominio: Medio ambiente