Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

ERC

COGSYSTEMS Resultado resumido

Project ID: 250013
Financiado con arreglo a: FP7-IDEAS-ERC
País: Italia

El qué y el porqué de las acciones de los demás

La Unión Europea ha sufragado una iniciativa encaminada a desentrañar cómo interpreta el ser humano las acciones y la intenciones de los demás. Este estudio multidisciplinario ha arrojado luz sobre los déficits neurológicos y perceptivos de los niños con trastornos del espectro autista.
El qué y el porqué de las acciones de los demás
Las neuronas espejo, de las que no se tenía conocimiento hasta hace dos décadas, se activan cuando un animal actúa y cuando observa a otro realizar la misma acción. Este mecanismo también está presente en el ser humano, que manifiesta actividad en espejo durante los procesos de aprendizaje de nuevas destrezas, por lo que podría ser el nexo de unión entre la acción y la percepción y, por tanto, el instrumento que nos ayuda a interpretar las acciones de los demás. El proyecto COGSYSTEMS (Understanding actions and intentions of others), financiado con fondos europeos, analizó los fundamentos de esta teoría.

En el caso de los monos, las regiones de neuronas espejo se encuentran en la corteza premotora ventral. Con ayuda de innovadoras sondas multielectrodo, los investigadores observaron que las neuronas canónicas responden a los estímulos que se producen en el espacio personal, mientras que las neuronas espejo suelen activarse debido a estímulos en el espacio extrapersonal o peripersonal. Asimismo, las neuronas espejo de inactividad se activan cuando el mono no va a realizar ninguna acción. Por consiguiente, cuando se prohíbe una acción existe una representación de la misma.

En la red cortical se descubrieron neuronas de la corteza prefrontal que permiten al mono decidir qué acción llevar a cabo: «agarrar para comer» o «agarrar para colocar».

Los investigadores probaron la hipótesis de que este mecanismo en espejo es esencial para la organización cortical del ser humano y hallaron pruebas que la confirman. En lo que respecta a las acciones realizadas con las manos, la risa y la utilización de herramientas, los investigadores detectaron actividad gamma en el córtex. Según sus hallazgos, el observador recurre a su propio repertorio motor para identificar todas las acciones ejecutadas por otras personas.

Los estudios comparativos de niños autistas y sus hermanos y otros niños sin alteraciones del desarrollo revelaron deficiencias en la organización de los actos motores voluntarios. Cuando realizaron la Batería de Florida de pruebas de evaluación de la apraxia, los niños autistas obtuvieron las puntuaciones más bajas en todos los casos. Lo que más dificultades les planteaba era la imitación de gestos carentes de significado. Los investigadores hallaron una relación entre la capacidad de imitación de movimientos y el grado de autismo. Este déficit se debe con toda probabilidad a las dificultades para llevar a cabo transformaciones visomotoras, necesarias para la coordinación ojo-mano. La dificultad para reconocer el estilo y el significado de las acciones de los demás no mejora con la edad.

La incapacidad para interpretar las acciones de los demás constituye por tanto un importante marcador del autismo. Un diagnóstico temprano agiliza intervenciones como la orientación, la psicoterapia, la arteterapia o la terapia conductual. Dado que cada niño es un mundo, puede seleccionarse la combinación más adecuada para mejorar el pronóstico según el caso.

Información relacionada

Palabras clave

Intenciones, acciones, neuronas espejo, corteza premotora ventral, COGSYSTEMS
Número de registro: 188536 / Última actualización el: 2016-09-15
Dominio: Tecnologías industriales