Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

MICRORISK Resultado resumido

Project ID: 612580
Financiado con arreglo a: FP7-PEOPLE
País: Polonia

Ucrania se fija en la UE para elevar sus niveles de seguridad alimentaria

Un análisis de las cadenas de producción de alimentos de Ucrania ha dejado patentes los esfuerzos que realiza este país para mejorar la seguridad de sus alimentos y adaptar su normativa a la de la Unión Europea. Ello le permitirá exportar alimentos a la Unión e impulsar su economía.
Ucrania se fija en la UE para elevar sus niveles de seguridad alimentaria
La estricta legislación de la UE en esta materia puede beneficiar a los países vecinos extracomunitarios, además de contribuir a armonizar los requisitos de seguridad alimentaria. El proyecto MICRORISK (Research cooperation in assessment of microbiological hazard and risk in the food chain), financiado con fondos europeos, reunió a expertos de Francia, Polonia y Ucrania para lograr este objetivo.

El consorcio informó a las autoridades competentes de Ucrania sobre la legislación alimentaria de la UE para facilitar su aplicación y estudió la normativa en la materia vigente en tal país. Más concretamente, el equipo analizó la normativa de Ucrania en lo que respecta a la cadena de producción de alimentos y estudió posibles formas de incorporar la legislación de la UE a las prácticas de control microbiológico del país vecino. Según su estudio, en términos generales, la legislación de Ucrania cumple los criterios microbiológicos para los alimentos establecidos por la UE, incluidos parte de los parámetros, como el recuento total en placa o el contenido en coliformes y Staphylococcus aureus.

A continuación, el equipo de MICRORISK analizó las prácticas de evaluación de agentes de riesgo en las distintas fases de producción alimentaria y trató de aplicar los métodos empleados en la UE a la cadena de control microbiológico. Los resultados confirmaron que los socios de Ucrania empleaban los métodos de laboratorio que se utilizan en la UE para controlar el riesgo de contaminación microbiológica. No obstante, el equipo recomendó una serie de ajustes y técnicas empleadas en la UE para detectar Vibrio parahaemolyticus, Clostridium botulinum y toxinas botulínicas, así como la bacteria Escherichia coli y la enterotoxina estafilocócica.

Por otra parte, se compararon los datos de la UE y de Ucrania con respecto a la distribución de determinados patógenos alimentarios —como Salmonella, Campylobacter y Clostridium— que pueden proliferar en distintas fases de la cadena de producción. El análisis demostró que la fuente más importante de Campylobacter en la UE son las aves de corral, aunque no arrojó datos concluyentes sobre el origen de este patógeno en Ucrania.

MICRORISK introdujo en Ucrania principios y prácticas de evaluación de riesgos de la cadena alimentaria, contribuyendo así a la armonización de criterios, lo que redunda en beneficio de los consumidores y abre las puertas al comercio de alimentos. Los resultados de esta iniciativa serán de utilidad a los profesionales de la salud, la industria alimentaria y el comercio de alimentos de Ucrania.

Información relacionada

Palabras clave

Seguridad alimentaria, MICRORISK, riesgos microbiológicos, cadena alimentaria, patógenos
Número de registro: 190607 / Última actualización el: 2016-11-24
Dominio: Tecnologías industriales