Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Un estudio del suelo ayuda a combatir el cambio climático

Un proyecto financiado por la Unión Europea que estudia el carbono orgánico edáfico (SOC) a escala del perfil edáfico (pedón) está ayudando a mitigar el impacto del cambio climático.
Un estudio del suelo ayuda a combatir el cambio climático
El diseño de programas de captura y almacenamiento de carbono para aumentar y asegurar las reservas nacionales de carbono requiere una mejor comprensión de la distribución del carbono en el suelo. Esto incluye cuantificar la calidad y la estabilidad del carbono orgánico edáfico (SOC) que es capturado.

El objetivo del proyecto CSECURE (Assessment of soil carbon security using emerging techniques in hyperspectral imaging, X-ray florescence and pedometrics) era determinar el papel de la organización del SOC a pequeña escala espacial en el horizonte superior del suelo con respecto a la seguridad del almacenamiento de carbono abiótico a largo plazo.

Los socios del proyecto desarrollaron una nueva técnica para medir el SOC en suelos combinando el empleo de una técnica de imagen hiperespectral y un escáner de fluorescencia de rayos X (XRF) en el laboratorio. La generación de datos de gran calidad y resolución a escala del perfil edáfico permite estudiar de forma detallada las dinámicas del suelo.

En primer lugar, los investigadores emplearon una técnica de imagen hiperespectral, que proporciona información creando un espectro de radiación en la región del infrarrojo cercano visible (vis-NIR) mediante el análisis píxel por píxel de la imagen obtenida. Después, estos se valieron de técnicas quimiométricas para modelizar los datos espectrales junto con medidas de referencia a macro escala de la propiedad química de interés, en este caso, el SOC. Finalmente, se empleó el modelo predictivo para predecir la concentración de SOC en cada píxel de la imagen hiperespectral con el objetivo de crear un mapa de alta resolución de la concentración de SOC.

Los mapas que caracterizan la distribución espacial de SOC a través del perfil edáfico están permitiendo una mejor comprensión de la gestión agrícola necesaria para capturar el SOC de manera eficaz. La nueva herramienta para evaluar la concentración de SOC a escala del perfil edáfico complementa la nueva disciplina científica de la morfometría digital del suelo, que puede definirse como la aplicación de herramientas y técnicas para medir, cartografiar y cuantificar las propiedades del suelo.

El proyecto CSECURE permitirá estudiar de manera simultánea y con una mayor precisión múltiples parámetros edáficos, incluyendo el SOC y la geoquímica del suelo, para determinar el vínculo entre el SOC y la gestión del suelo. Estos descubrimientos tendrán una repercusión directa a la hora de garantizar el uso sostenible del suelo y hacer frente al cambio climático, ya que ayudarán a definir mejores prácticas de gestión agrícola en aras de lograr una captura de SOC cuantificable.

El trabajo de CSECURE sentará las bases para los programas gubernamentales de captura de SOC destinados a reducir las concentraciones actuales de dióxido de carbono en la atmósfera. Es más, los efectos secundarios positivos de una mejor calidad global del suelo garantizarán la seguridad de los suelos a largo plazo.

Información relacionada

Palabras clave

Carbono orgánico edáfico, CSECURE, cambio climático, captura de carbono, técnica de imagen hiperespectral, escáner de fluorescencia de rayos X, pedometría, quimiometría, morfometría digital del suelo, geoquímica del suelo
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba