Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

MIDAS Resultado resumido

Project ID: 603418
Financiado con arreglo a: FP7-ENVIRONMENT
País: Reino Unido

Gestión de los efectos de la minería en el fondo marino

Desde siempre ha existido un interés por la explotación de los recursos de las profundidades marinas, desde la extracción de petróleo y gas hasta la más moderna producción de energía renovable. Ahora este interés se amplía a los depósitos metalíferos del fondo marino, los cuales suponen una fuente valiosa de materias primas metálicas.
Gestión de los efectos de la minería en el fondo marino
El proyecto financiado con fondos europeos MIDAS (Managing impacts of deep-sea resources exploitation), puesto en marcha en 2013, se propuso que la incipiente industria minera en el fondo marino, responsables políticos y la sociedad civil conociesen mejor los efectos de la minería en los ecosistemas demersales. En el consorcio participaron científicos pertenecientes a distintos campos —entre ellos la sociología—, expertos industriales y jurídicos, organizaciones no gubernamentales y pymes.

«El proyecto se dedicó principalmente a estudiar las consecuencias posibles de la extracción de nódulos de manganeso y sulfuros masivos del fondo marino (SMS), pero también trató sobre temas medioambientales relacionados con la explotación de los hidratos de gas metano y el potencial de los lodos del fondo marino en el Atlántico Norte como fuente de tierras raras», explicó el profesor Phillip Weaver, coordinador de MIDAS.

Se han obtenido grandes cantidades de datos nuevos en las treinta expediciones científicas de MIDAS a las zonas a estudio, a saber, la dorsal mesoatlántica, la Zona Clarion-Clipperton del Pacífico central, el mar Negro y las márgenes continentales de Noruega y Svalbard. El equipo al cargo estudió las consecuencias posibles de la minería, por ejemplo, el tamaño de las zonas a explotar, la dispersión y la influencia de los penachos de sedimentos en estas zonas y la toxicidad posible de los materiales extraídos o que se queden en suspensión.

El conocimiento de estas consecuencias permitirá a la comunidad científica entender las relaciones entre las poblaciones y el modo en el que la pérdida de biodiversidad influye en los mecanismos que rigen los ecosistemas. También permitirán a los científicos marinos determinar la resiliencia de los ecosistemas a las perturbaciones y su velocidad de recuperación. Una de las principales incógnitas a resolver guarda relación con la capacidad de los ecosistemas para recuperarse tras detener la actividad minera en una zona determinada.

En MIDAS se desarrolló una labor que fue más allá de la investigación científica, explicó el profesor Weaver. En sus propias palabras: «Nuestros socios industriales sirvieron de contacto con el sector empresarial, de donde recabamos opiniones sobre las situaciones de minería más probables. De este modo se pudo bosquejar un marco de gestión medioambiental que facilitase la minería responsable y en el que se tuviesen en cuenta aspectos medioambientales. Los resultados del proyecto no podían haber llegado en mejor momento, pues coinciden con el desarrollo por parte de la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos (ISA) de un código de minería para la explotación de los minerales de yacimientos situados en el fondo marino.

Uno de los descubrimientos más relevantes es que no se encontró ninguna correlación directa entre los cambios de temperatura y presión a mayor profundidad con la toxicidad potencial de las sustancias químicas que podrían liberar algunos tipos de minería en el fondo marino. Por consiguiente, es necesario realizar una labor científica intensiva en este campo al no poder aplicarse el conocimiento que se posee sobre los entornos de aguas someras.

La investigación realizada sobre los penachos de sedimentos mostró que estos pueden influir enormemente en los ecosistemas situados hasta decenas de kilómetros del emplazamiento minero. Este tema precisará de una inversión tecnológica que limite la generación de penachos durante la actividad minera y un cambio en la ley que garantice que las empresas se adhieren a las mejores prácticas.

«Los resultados de MIDAS ya se están empleando para redactar normativas que regulen esta modalidad en alza de minería», informó el profesor Weaver. «La ISA trabaja ahora en la redacción de estas normativas. También hemos transmitido nuestra preocupación sobre los penachos a quienes se dedican a fabricar equipos nuevos en Europa, con la intención de que se estudien tecnologías que reduzcan sus consecuencias. Es más, nuestro trabajo sobre toxicología indica qué investigaciones son necesarias antes de dar luz verde a la minería de sulfuros».

MIDAS ha realizado una aportación de importancia mediante la identificación de la magnitud y las consecuencias posibles de la minería en el fondo marino, información que ya está en poder de los organismos normativos pertinentes.

Palabras clave

Minería en el fondo marino, MIDAS, sulfuros masivos del fondo marino, tierras raras, normativa
Número de registro: 190652 / Última actualización el: 2016-12-07
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba