Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Almacenamiento y viabilidad de las semillas

Un equipo de investigadores europeos estudió las estrategias empleadas por las plantas para hacer frente a la desecación. Los resultados de los estudios metabólicos permitieron estimar la viabilidad de semillas almacenadas y alertar sobre el riesgo de pérdida de viabilidad.
Almacenamiento y viabilidad de las semillas
Los líquenes y muchas semillas sobreviven durante largos periodos de dormancia mediante la tolerancia a la desecación. Aunque aún no se conocen muy bien los mecanismos responsables de este proceso, el sector de los bancos de semillas se beneficiaría de la capacidad de estimar por cuánto tiempo podrían permanecer las semillas deshidratadas.

Los investigadores del proyecto financiado por la Unión Europea MELISSA (Measurement of lichen and seed-survival through non-invasive assessment of metabolic activity) desarrollaron nuevas técnicas para lograr este objetivo. El equipo fue capaz de evaluar la viabilidad celular de tejidos vegetales tolerantes a la desecación y corroborar esta información con cambios en los metabolitos celulares. El trabajo también permitió identificar los mecanismos metabólicos y biofísicos responsables de la tolerancia a la desecación.

Durante el primer año, el trabajo se centró principalmente en líquenes, mientras que el estudio de semillas ocupó la mayor parte de los esfuerzos durante el segundo año.

Los investigadores de MELISSA desarrollaron una cámara que permite el control de las condiciones ambientales internas y que fue empleada para registrar las firmas térmicas durante la rehidratación de líquenes y semillas. Estos también desarrollaron técnicas para el envejecimiento artificial. Las técnicas fueron desarrolladas para líquenes, aunque fueron empleadas en semillas.

El equipo fue capaz de diagnosticar de forma no invasiva la viabilidad de tejidos vegetales empleando un método basado en la evaluación de las firmas térmicas durante la absorción de agua. Además, se desarrolló un método para monitorizar compuestos orgánicos volátiles emitidos por las semillas o líquenes durante el envejecimiento.

Los investigadores también estudiaron la movilidad molecular en líquenes, demostrando la ausencia de reacciones enzimática durante el estado vítreo de la deshidratación severa.

Las actividades de MELISSSA ayudaron a mejorar el funcionamiento de los bancos de semillas, hecho que tiene repercusiones de gran calado tanto en la agricultura como en la conservación. Asimismo, las técnicas desarrolladas permitieron alertar sobre el riesgo de pérdida de viabilidad en semillas almacenadas.

Información relacionada

Palabras clave

Liquen, semilla, supervivencia, MELISSA, desecación, metabolismo
Número de registro: 190683 / Última actualización el: 2016-12-08
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba