Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

Smart@Fire — Resultado resumido

Project ID: 317898
Financiado con arreglo a: FP7-ICT
País: Bélgica
Dominio: Seguridad

Una contratación precomercial más eficaz podría salvar vidas de bomberos

Aprovechar mejor las posibilidades de la contratación precomercial (CPC) y evitar la muerte de bomberos durante el desempeño de su trabajo son dos retos que pueden tener más en común de lo que pensamos. Un proyecto financiado por la UE se ha propuesto abordar ambos problemas al mismo tiempo con una CPC orientada al desarrollo de sistemas de protección individual inteligentes dirigidos a los cuerpos de bomberos de toda Europa.
Una contratación precomercial más eficaz podría salvar vidas de bomberos
Considerada por la Comisión Europea como una herramienta importante para estimular la innovación en Europa, la CPC también seduce a las empresas. Según la Procurement Innovation Platform (Plataforma para la innovación en las adquisiciones), una de cada veinte empresas ha participado en la contratación pública de soluciones innovadoras desde 2011. Pero, ¿qué sabemos exactamente acerca de la eficacia de la CPC? ¿Qué tipo de enfoques funcionan y cuáles no?

«Si decide iniciar una CPC, primero hay que saber con certeza la demanda del mercado», afirma Steven Cleeren, perteneciente a VLAIO y coordinador del proyecto SMART@FIRE. «No tiene mucho sentido adquirir una solución innovadora que no satisfaga las necesidades de los usuarios finales, y por eso un caso concreto, el de los trajes ignífugos, nos permite llegar hasta el quid de la cuestión de usar la CPC para apoyar la innovación».

Prendas inteligentes para trabajar con más seguridad

La necesidad de aumentar la seguridad de los bomberos es algo que admiten muchos gobiernos y organizaciones. Tecnologías «inteligentes» como los sensores, el GPS y los sistemas de visualización y transferencia de datos podrían ser elementos fundamentales de este proceso, pero el mercado no ha sido capaz hasta ahora de dar respuesta a esta necesidad. A pesar de los avances recientes en los equipos de protección individual, más de cien bomberos europeos mueren cada año en incendios. Esto se debe en parte a que la utilización de equipos cada vez más seguros ha hecho que los bomberos se sientan más confiados y menos cautelosos con respecto a los peligros que les rodean.

Según Cleeren, para superar este obstáculo es necesario que clientes potenciales, como los cuerpos de bomberos, se impliquen en la CPC y animen a los proveedores a emprender un proceso de I+D. Esta es justamente la razón por la que dio comienzo el proyecto SMART@FIRE. «Está claro que solo mediante nuevas formas de aplicar la tecnología y la innovación se puede ofrecer una solución a los desafíos de la seguridad pública e individual en un mundo cada vez más complejo y peligroso sometido a crecientes restricciones presupuestarias», afirma.

El equipo del proyecto SMART@FIRE pasó la primera fase del proyecto evaluando 961 cuerpos de bomberos para identificar las necesidades y las posibilidades de innovación. Posteriormente, inició una CPC para desarrollar prototipos con el apoyo financiero de la UE. Las tecnologías resultantes permiten recopilar datos sensoriales, biométricos y de localización y reenviarlos a un mando superior.

«Dos proveedores están en las etapas finales de desarrollo, prueba y entrega de los prototipos de un traje de protección "inteligente" para bomberos», afirma Cleeren. «No podemos revelar demasiada información al respecto porque, en esta etapa del proceso, muchos detalles están aún sujetos a acuerdos de confidencialidad. Sin embargo, los trajes se pondrán a prueba en un entorno controlado en noviembre en un centro especializado en la formación de bomberos del sur de Francia. Llegado el momento, presenciaremos de primera mano el rendimiento de las nuevas tecnologías en condiciones lo más parecidas a la realidad». Una vez hecho esto, el equipo será capaz de ofrecer al mercado una solución lista para usar completamente desarrollada y probada.

Lecciones aprendidas para las CPC en el futuro

Además de los sistemas inteligentes en sí, el equipo ha aprendido valiosas lecciones sobre cómo poner en práctica con éxito una CPC. «Por ejemplo, la CPC supone que se compartan los riesgos y los beneficios de desarrollar una solución innovadora, pero también se comparte el propio proceso de desarrollo. Esto significa que quien adquiere la solución ha de contar con cierto grado de flexibilidad. Mientras que las empresas privadas que invierten en I+D e innovación suelen estar acostumbradas a ajustar su curso de acción, las organizaciones públicas a menudo tienen dificultades para adaptarse a la realidad», afirma Cleeren.

El equipo del proyecto presentará sus resultados y todos los conocimientos sobre CPC que han reunido en el congreso de clausura que tendrá lugar en diciembre de 2016.

Información relacionada

Palabras clave

SMART@FIRE, equipos inteligentes, bomberos, incendio, material inteligente, PCP, CPC, contratación precomercial, sensores
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba